En directo
    España
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    Creada el 28 de mayo de 1785 para ayudar a distinguir los pabellones de los buques españoles en el mar, la enseña ha experimentado algunos cambios, sobre todo en el siglo XX. Las razones de su diseño son varias y algunas cargadas de lógica.

    El 21 de mayo se cumplieron 177 años de la adopción de la enseña rojigualda como bandera oficial de España. Corría el año 1873 y ocurrió mediante un Real Decreto firmado por la reina Isabel II.

    Pero su creación aconteció 58 años antes. Fue el 28 de mayo de 1785 cuando Carlos III resolvió cambiar el color de los pabellones que ondeaban en las naves españolas, pues sus tonalidades eran muy similares a los estandartes de las distintas ramas borbónicas que reinaban en Francia, Nápoles, Toscana, Parma y Sicilia, y generaban confusión. Es decir, se cumplen 235 años del diseño primigenio de la actual bandera de España. Pero este diseño ha sufrido leves modificaciones hasta llegar al actual, sobre todo en lo que a sus escudos se refiere.

    La razón del gualda y el encarnado

    El ministro de Marina de Carlos III, Antonio Valdés, presentó varios diseños para que el monarca eligiera y poder así acabar con la confusión que a veces reinaba en los mares.

    "Para evitar los inconvenientes y perjuicios que ha hecho ver la experiencia puede ocasionar la bandera nacional de que usa mi Armada Naval y demás embarcaciones españolas, equivocándose a largas distancias o con vientos calmosos con las de otras naciones, he resuelto que en adelante usen mis buques de guerra de bandera dividida a lo largo en tres listas, de las cuales la alta y la baxa [sic] sean encarnadas y del ancho cada una de la cuarta parte del total, y la de en medio amarilla…", consignaba Carlos III en el Decreto Real.

    Sin embargo, no fue hasta 1843 cuando la bandera con dos bandas rojas y una central amarilla se impuso a todas las unidades militares, pues el texto legal de 1785 aludido permitía que los buques mercantes utilizasen pabellones con cinco fajas alternas, tres amarillas y dos rojas. La presencia de la bandera rojigualda se generalizó progresivamente y en 1908 se estableció la obligatoriedad de que ondeara en todos los edificios públicos con motivo de festividades nacionales.

    Simbología y variaciones

    Tradicionalmente se ha considerado que los colores de la bandera de España simbolizan el oro del imperio y la sangre vertida en su defensa. Otra versión es que Carlos III tuvo en cuenta los colores predominantes en los escudos de Castilla, Aragón y Navarra. Y también hay una explicación muy simple y lógica: el rojo y el amarillo se divisan con facilidad en el mar incluso a larga distancia, dado el contraste con los azules del agua y el cielo.

    La gran variación en la enseña oficial del país se produjo entre 1931 y 1939, cuando el advenimiento de la II República situó el color morado en la franja inferior en sustitución del rojo. No hubo modificación cromática durante la I República, pues en 1873 sólo se suprimieron los escudos reales. La dictadura franquista de 1939-1975 instaló como escudo el águila imperial de los Reyes Católicos acompañada de un yugo y unas flechas, sufriendo pequeñas variaciones entre 1945 y 1977. El escudo actual se aprobó en 1981 y la Constitución de 1978 establece que el ancho de las franjas rojas debe ser el doble que la amarilla.

    Etiquetas:
    escudo, decreto, diseño, diseño original, aniversario, Armada de España, Casa Real, bandera
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook