En directo
    España
    URL corto
    Toda España avanza en el proceso de desconfinamiento (185)
    0 40
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — A partir de este 25 de mayo las regiones de Madrid y Barcelona comienzan una nueva fase de libertades tras meses de estricto confinamiento por el COVID-19, en la que se permiten los encuentros entre familiares y amigos y la apertura de terrazas de bares y restaurantes.

    Las dos áreas metropolitanas se suman con retraso a la denominada fase 1 del proceso de desescalada coordinado por el Gobierno de España, junto con varias provincias de la región de Castilla y León que también inician este 25 de mayo el alivio de restricciones.

    Por otro lado, cerca de la mitad de los españoles entran en la fase 2, con novedades como la supresión de franjas horarias para salir de casa, la apertura de playas y piscinas y el permiso para abrir a todas las superficies comerciales.

    "Toda España está hoy en fase 1 y prácticamente la mitad en fase 2. Poco a poco lo estamos consiguiendo y eso ha sido gracias al esfuerzo colectivo. Entre todos, entre todas, venceremos al virus", dijo en un mensaje en las redes sociales el ministro de Sanidad español, Salvador Illa.

    Pese a la relajación de las prohibiciones, Sanidad insta a los ciudadanos a mantener una distancia de dos metros con personas desconocidas y seguir los requerimientos de higiene, como el lavado de manos y el uso de mascarilla fuera del domicilio.

    Una de las principales novedades en Madrid es la reapertura de los grandes parques de toda la región, que permanecían cerrados desde que se activó el estado de alarma en España el pasado 14 de marzo.

    Los madrileños podrán pasear o hacer deporte por estas zonas verdes, aunque permanecerán cerradas las zonas infantiles y deportivas.

    Por su parte, Barcelona entra en fase 1 convertida en la única ciudad confinada de todo el país, lo que significa que sus 1,6 millones de ciudadanos no podrán salir de los límites de la ciudad pese al alivio de las medidas.

    Tampoco podrán entrar en la capital catalana los habitantes del resto de ciudades del área metropolitana por decisión del Gobierno de Cataluña, y pese a las quejas de los gobiernos de estas localidades, que viven conectadas a Barcelona tanto física como económicamente.

    Algunas de las actividades que desde este 25 de mayo se retoman en las dos mayores ciudades de España son los paseos y reuniones en grupos de hasta 10 personas, guardando las medidas de higiene y seguridad pertinentes.

    También se permite la celebración de velatorios con entre 10 y 15 personas y la asistencia a lugares de culto, como iglesias y mezquitas, con un tercio del aforo habitual.

    Además, pueden abrir las terrazas de bares y restaurantes con la mitad de mesas, todos los comercios de menos de 400 metros cuadrados y los mercados al aire libre, y los hoteles y establecimientos turísticos, con zonas comunes restringidas.

    En la fase 2, a la que acceden 22 millones de personas (el 47% de la población del país) de varias regiones españolas, las reuniones se amplían a 15 personas y vuelven a abrir playas y piscinas.

    Todos los cines, teatros y otros espacios pueden reanudar su actividad con restricciones de aforo, al igual que comercios, bares y restaurantes.

    Tema:
    Toda España avanza en el proceso de desconfinamiento (185)
    Etiquetas:
    Barcelona, Madrid, COVID-19, pandemia de coronavirus, coronavirus en Europa, coronavirus, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook