En directo
    España
    URL corto
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    0 41
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, alertó a la población sobre la posibilidad una segunda oleada de contagios de COVID-19, un riesgo que a su modo de ver se puede minimizar si se siguen las recomendaciones sanitarias durante el periodo de desconfinamiento.

    "No es descartable una segunda oleada de contagios, pero si se mantienen las medidas recomendadas de distanciamiento social, de higiene de manos y uso de mascarillas en el transporte público, se puede evitar un rebrote", dijo Illa en una rueda de prensa tras la reunión semanal del Consejo de Ministros.

    En esa comparecencia, el titular de Sanidad volvió a valorar positivamente la evolución de la epidemia en España, que en las últimas 24 horas registró 176 muertes y 426 nuevos contagios, muy lejos de los picos de 950 fallecidos y 9.222 transmisiones alcanzados a principios de abril.

    Sin embargo, la incidencia acumulada —26.920 fallecidos y 228.030 contagios confirmados por pruebas de laboratorio— es un constante recordatorio sobre el daño que podría provocar un rebrote.

    "No podemos olvidar todo esto en una semana. Una cosa es que vayamos progresivamente de camino a la normalidad gracias a las medidas de transmisión tan restrictivas que hemos adoptado, pero no podemos olvidar todo tan rápido", señaló el ministro.

    En ese sentido, Illa destacó especialmente lo sucedido en las últimas jornadas en la ciudad china de Wuhan, Singapur y Corea del Sur, lugares que a pesar de contener el virus siguen detectando nuevos focos de contagio.

    "Lo más importante para evitar esto es tener un buen sistema de detección precoz, junto a un mecanismo correspondiente de vigilancia, lo que coloquialmente se conoce como rastreadores", añadió.

    Por todo ello, el ministro eludió las críticas por no permitir que todo el país entrara el 11 de mayo en la fase 1 de la desescalada, en la que se permite una mayor actividad comercial y laboral.

    El Gobierno denegó la entrada en esa fase para los territorios más afectados como Madrid y Cataluña, pero también para la Comunidad Valenciana, Castilla y León y partes de Andalucía o Castilla-La Mancha.

    Ante a las quejas de los territorios que se quedaron fuera —sobre todo de Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana, que pidieron oficialmente pasar a la nueva fase—, Illa respondió recordando que la amenaza de un rebrote es real, por lo que "no debemos perder ni la prudencia, ni el respeto al virus".

    Tema:
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    Etiquetas:
    COVID-19, coronavirus en Europa, coronavirus, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook