En directo
    España
    URL corto
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (206)
    0 12
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Gobierno de España tiene previsto rechazar la petición formulada por la Comunidad de Madrid para pasar a la nueva fase de desescalada del confinamiento al considerar que la región todavía no está preparada para relajar las medidas contra el COVID-19.

    "Los números son evidentes", dijo el vicepresidente tercero del Gobierno, Pablo Iglesias, en una entrevista con la emisora Radiocable.

    Aunque la decisión depende del Ministerio de Sanidad, las declaraciones de Iglesias dan una pista sobre la oposición del Gobierno a relajar el confinamiento en Madrid.

    Según los datos reportados por las autoridades regionales, Madrid cumple con los criterios cuantitativos fijados en el plan de desescalada del Gobierno para pasar a la fase 1 de desconfinamiento, que introduce una serie de relajaciones para permitir una mayor actividad comercial y reuniones de hasta diez personas.

    Estos criterios fijan que para entrar la nueva fase se debe "tener capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días entre 1,5 y 2 camas de Cuidados Intensivos por cada 10.000 habitantes" y "entre 37 y 40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes".

    Sin embargo, el Gobierno central también analizará en ese proceso de autorización otras cuestiones como la disponibilidad de recursos de protección, la capacidad de rastrear nuevos contagios o la incidencia acumulada del virus en el territorio.

    Por ejemplo, más allá de lo cuantitativo, los sindicatos médicos denuncian que Madrid cumple con el número de camas gracias a un refuerzo extraordinario para luchar contra el virus, que a su vez es operativo gracias a un refuerzo temporal de la plantilla sanitaria, pero por el momento no hay planes para renovar a los médicos contratados durante la crisis.

    De acuerdo con los datos del Ministerio de Sanidad, Madrid acumula 64.333 casos de coronavirus, con un balance total de 8.552 fallecidos. En ambos apartados, la incidencia en Madrid supone cerca de un tercio del impacto del virus en el conjunto de España.

    Pese a ser el territorio con una mayor afectación, Madrid pidió entrar en la nueva fase de desescalada a partir del 11 de mayo, algo que contrasta con la decisión de la segunda región más golpeada por el virus, Cataluña, que se inclina por mantener a sus áreas más pobladas en la etapa 0 de desconfinamiento.

    "No hace falta ser un gran experto para llegar a la conclusión de que esos territorios vayan con ritmos más lentos", dijo este 8 de mayo Pablo Iglesias.

    El vicepresidente del Gobierno fue más lejos e incluso acusó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, la conservadora Isabel Díaz Ayuso, de utilizar la petición de cambio de fase para "hacer propaganda con algo tan serio como salvar vidas".

    La propia Ayuso admitió públicamente que su propuesta para relajar el confinamiento responde más a criterios económicos que sanitarios.

    "Para que hubiera contagios cero debería haber movimientos cero, y eso es la ruina, porque Madrid tiene que seguir caminando", dijo en declaraciones a la televisión pública española y acotó que "la salud es lo primero, pero hay que conjugar que podamos activarnos".

    La postura de Ayuso ha sido un gran foco de polémica en las últimas horas.

    El 6 de mayo por la mañana, unas horas antes de pedir permiso al Gobierno central para relajar el confinamiento, Ayuso había manifestado públicamente dudas sobre la capacidad de la región para entrar en esa nueva etapa.

    La decisión de lanzar a la región a la desescalada generó además un cisma en su equipo de Gobierno.

    La directora general de salud pública de Madrid presentó su dimisión el 7 de mayo por discrepancias sobre esta decisión, provocando que la petición de pasar a la nueva etapa fuese enviada al Ministerio de Sanidad a última hora de la noche y sin firma, ya que ella era la responsable del trámite.

    Según publica el diario El Mundo, el propio consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid —máximo responsable político del área— pidió al Gobierno regional esperar "al menos una semana" antes de lanzarse a la desescalada.

    A lo largo de este 8 de mayo el Gobierno central anunciará qué territorios tienen finalmente permiso para profundizar el confinamiento.

    A falta de la decisión oficial, las palabras del vicepresidente Iglesias y diversas informaciones filtradas a la prensa anticipan que previsiblemente Madrid no recibirá el permiso pese a la solicitud de sus autoridades regionales.

    Tema:
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (206)
    Etiquetas:
    COVID-19, coronavirus, pandemia de coronavirus, Madrid, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook