En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 141
    Síguenos en

    La aparición de un nuevo escudo que modifica el emblema oficial de la Junta de Andalucía con la inclusión de una corona real despierta la polémica. El gobierno del PP afirma que es solo un símbolo de la presidencia, complementario al oficial. La oposición denuncia la ilegalidad de alterar las enseñas oficiales sin pasar por el Parlamento.

    Andalucía vive días convulsos cuando parece que lo peor de la pandemia ha pasado en el sur de España. La tasa de crecimiento de COVID-19 se amansa hasta un 0,13% según datos del Ministerio de Sanidad. No obstante, las aguas se revuelven en otro ámbito, el político, pero esta vez con connotaciones históricas.

    El pasado domingo, el Presidente de la comunidad más poblada de España, el popular Juan Manuel Moreno, comparecía ante la prensa con algo que no pasó desapercibido en su puesta en escena.

    Nuevo escudo del Presidente de la Junta de Andalucía
    © Foto : Junta de Andalucía
    Nuevo escudo del Presidente de la Junta de Andalucía

    Un nuevo sello que, a simple vista, ofrece una composición más circular al tradicional emblema de Hércules de Andalucía. Otros aspectos han resultado más polémicos, como la integración de una corona de laureles en la parte inferior y una corona real en la superior.

    Seguramente, cualquiera se sorprenderá de que la ciudadanía andaluza, a través de instituciones civiles, representantes políticos o en redes sociales, se vea confrontada por un aspecto como la representación de un escudo, justo cuando nos batimos el cobre con el más grave reto social y económico que conocemos en siglos. Pero este debate, como suele pasar, enfrenta a derechas e izquierdas o monárquicos y republicanos.

    Ante el revuelo, fuentes de presidencia recuerdan a Sputnik que simplemente se ha creado un sello representativo para el presidente de la Junta, que lleva usando desde febrero, recalcando que "nadie ha cambiado nada, el escudo andaluz sigue igual". Simplemente, según la Junta, se ha añadido otro nuevo.

    No obstante, desde la bancada de la oposición, PSOE y Adelante Andalucía han solicitado que se retire este nuevo símbolo. La expresidenta andaluza, la socialista Susana Díaz, lamentó el momento de proyección del nuevo emblema: "La Junta no debe estar para hacer escudos y, más allá de incumplir la ley, me parece un poco frívolo, no doy crédito".

    Más a la izquierda, Teresa Rodríguez recordaba que "el escudo andaluz no tiene corona porque Andalucía no es un reino, sino un pueblo".

    ​Mientras que desde el gobierno restan relevancia a estas acometidas, que a menudo tachan de ilegal el nuevo escudo, señalan a la legitimidad de su nueva propuesta visual y protocolaria. No obstante, el escudo de Hércules y la bandera andaluza están protegidos por el Estatuto de Autonomía andaluz, en su Ley 3/1982, de 21 de diciembre, y el artículo 3 del Estatuto, y deben ser usados en actos oficiales.

    Las banderas con el escudo de Andalucía
    Las banderas con el escudo de Andalucía

    La cuestión de fondo es que, como afirma la Junta, no han sustituido ningún símbolo, simplemente añadido otro a modo de emblema o logotipo. Hasta qué punto esto rompe la legalidad deberá decidirlo la justicia. Algunos grupos sindicales como el SAT presentarán una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por la vulneración de la ley, también parte de la ciudadanía, a través de chance.org, se ha movilizado con más de 25 mil firmas en apenas dos días.

    Pero la cuestión, más allá de este debate entre no oficial o ilegal, es ¿por qué escuece tanto?

    En época democrática, ha habido varios añadidos a los símbolos andaluces, el PSOE usó también una corona real en las las medallas de Andalucía, creó además una icónica abstracción que evocaba a un paraguas modernista con el que inundó todo lo que hacía.

    El logo anterior de la Junta de Andalucia (1997)
    © Foto : Junta de Andalucia
    El logo anterior de la Junta de Andalucia (1997)

    Recientemente el nuevo gobierno se apresuró a cambiar ese símbolo, largamente vinculado al socialismo, por uno nuevo en forma de A.

    ​El diablo, como se suele decir, está en los detalles

    Los símbolos de Andalucía, la bandera y el escudo de Blas Infante fueron aprobados en la Asamblea de Ronda de 1918. La propia Fundación Blas Infante, que se encarga de mantener vivo el legado del "Padre de la Patria Andaluza", ha declarado su tristeza y estupor por la nueva insignia que desvirtúa y desnaturaliza el emblema andaluz con laureles y una corona.

    La Fundación denuncia la banalización por los gobiernos andaluces de la simbología heredada de Blas Infante y muestra su "rechazo a esta medida y solicita que sea anulada", concluye en comunicado oficial.

    Para abordar los detalles hay que sumergirse en el estudio de la simbología de banderas y escudos. José Manuel Erbez, secretario de la Sociedad Española de Vexilología, analiza el símbolo andaluz, que "para muchos no es considerado un escudo, sino un emblema por no tener esa forma geométrica. Cuando Blas Infante, republicano confeso lo diseñó, quiso desvincularse de la tradición nobiliaria asociada a la heráldica, alejándose de lo monárquico o de la nobleza".

    El monumento de Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza
    El monumento de Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza

    El análisis de los escudos les otorga un carácter más ceremonioso, tradicional y atemporal, en contraposición a otros iconos "o logotipos más temporales y sujetos a criterios estéticos", explica Erbez.

    Otro estudioso de la doctrina, Xavier García, recalca que el escudo andaluz no tiene calificación de heráldica y no encuentra conflicto entre la creación de un escudo para el presidente de la Junta de Andalucía, alternativo al de la propia Junta. Sobre los nuevos añadidos, también desconoce las motivaciones del uso del laurel y la corona monárquica.

    "Habría que preguntar a la fuente oficial el porqué del uso de ese timbre propio de reyes y reinos. El presidente de la Junta de Andalucía no es una cosa ni la otra". El laurel, analiza Erbez, simboliza la victoria desde la época de la Grecia clásica y la corona Real, "entiendo que es recalcar la fidelidad de Andalucía a la Monarquía, lo cual entiendo como una traición al espíritu original de Blas Infante".

    Por si alguien se le escapa el matiz, Blas Infante, un notario de orígenes humildes en la Andalucía nobiliaria de terratenientes, fue fusilado durante el golpe de estado militar que precedió a la Guerra Civil el 11 de agosto de 1936. Antimonárquico, no incluyó en su confección del escudo una corona, ni tampoco un diseño geométrico típico de un escudo nobiliario. 

    En cualquier caso, los expertos señalan que es habitual la evolución de escudos y heráldicas a lo largo de la historia. La propia bandera de España ha ondeado tanto como cambiado de color a tenor del poder político vigente. La Historia del siglo XX nos ha dejado múltiples casos, desde la oficialización de los nazis de la cruz gamada como bandera nacional.

    También a nivel local, Erbez recuerda también cómo Canillas de Aceituno y Sedella, municipios malagueños, quitaron de su escudo la cadena al cuello del último rey moro del reino nazarí de Granada, Boabdil: "Entiendo que hay que adaptarse a los nuevos tiempos y erradicar ciertas figuras, eso no es infrecuente".

    Etiquetas:
    escudo, Andalucía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook