En directo
    España
    URL corto
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    0 104
    Síguenos en

    Desde hace un mes y medio, España atraviesa una crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus. Una de las consecuencias ha sido el colapso de los centros médicos o la falta de pruebas para detectar el COVID-19. Con la 'desescalada' anunciada, empiezan a verse posibles soluciones.

    La letanía se ha escuchado de nuevo en el Congreso de los Diputados. Este 29 de abril, mientras el Gobierno presentaba su plan de desescalada de la pandemia y las fases para alcanzar "una nueva normalidad", algunos grupos políticos han vuelto sobre uno de los temas más mencionados durante el Estado de Alarma: la falta de pruebas de COVID-19.

    Esta carencia impide saber de forma más completa los casos positivos por coronavirus (ahora solo se registran aquellos que realizan la prueba de forma individual o en hospitales) y cuáles son las posibilidades de contagio. Dos variables esenciales a la hora de superar esta crisis sanitaria. Por eso, un grupo de 11 empresas españolas se ha organizado bajo la coordinación de la Asociación Española de Bioempresas (AseBio) para tratar de solucionar el problema de desabastecimiento.

    "Podríamos fabricar más de un millón de test a la semana", indican a Sputnik desde el Departamento de Comunicación de AseBio, "y tendríamos pruebas para toda España". La idea surgió hace unos días y la campaña se lanzó el pasado día 27 de abril. Desde entonces, los contactos con el ejecutivo han avanzado y el próximo lunes, 4 de mayo, se reunirán para ver si es posible llevar a cabo una acción conjunta.

    Si la relación sigue adelante, las 11 empresas (que facturan en total unos 91 millones al año) se comprometen a duplicar su fabricación tanto de pruebas PCR, que proporcionan el diagnóstico del SARS-CoV-2, como serológicas, que detectan la respuesta inmunológica al patógeno.

    "Nos proponemos impulsar el diagnóstico de la COVID-19 y poner en valor las capacidades de producción del sector en nuestro país, que suma 745.500 test PCR semanales, y que podría doblarse con una planificación mensual, siempre que existiese el compromiso de compra por parte del Sistema Nacional de Salud", esgrimen desde AseBio.

    A esta producción, agregan, se le suma la de "kits de extracción", con 194.000 unidades semanales. Una cifra "que podría triplicarse". "Además, hay que añadir otros 690.000 test de anticuerpos semanales (serólógicos) que podrían convertirse en más de un millón con una estrategia de medio plazo", exponen. "El acceso a este material es clave para poner en marcha las medidas de desescalada del confinamiento", agregan, esperando que "estos test de diagnóstico están validados por el Instituto de Salud Carlos III en los próximos días".

    Belén Barreiro, vicepresidenta de AseBio y una de las principales impulsoras de la iniciativa, cree que el trabajo "en colaboración y de manera transparente" con la Administración Pública es "fundamental". "Así se lo hemos trasladado al Ministerio de Ciencia e Innovación. Solo de esta manera se podrán maximizar nuestras capacidades y dar respuesta a las necesidades actuales, pero también a futuras oleadas de la COVID-19 que puedan volver a golpearnos", apunta.

    "Desde AseBio queremos poner en valor la capacidad propia de las empresas españolas en la producción de soluciones de diagnóstico frente a emergencias sanitarias como ésta", ha resaltado Barreiro, enumerando algunas de las compañías que forman parte del comité, como AMS Biopharma Laboratory, Ascires Sistemas Genómicos o Progenie Molecular. Y ha insistido: "Es fundamental que estas capacidades sean tenidas en cuenta en los planes y estrategias que aborden los retos que España tiene por delante en relación con la epidemia, tanto en el plan de desescalada como en planes frente a futuras oleadas".

    ​Ion Arocena y Ana Polanco, director general y presidenta de la Asebio, han remitido a Sputnik al citado departamento de comunicación. Arocena, en declaraciones con el diario El Mundo, aseguraba que "se podría triplicar el número de test que se hacen en España" pero que el Gobierno "no los pide".

    "Hace falta un plan del Gobierno y que nos hagan partícipes. Que se nos dé una idea de lo que el sistema va a necesitar en los próximos meses y se establezca una hoja de ruta que nos dé confianza".

    "Las empresas de fabricación y desarrollo de tecnología de diagnóstico para el COVID-19 queremos tener la interlocución con el Gobierno para poder atender la demanda y aportar soluciones", sostenía Arocena. En AseBio responden que las conversaciones están en curso, aunque aún no se haya resuelto nada y que simplemente quieren publicitarlo mediáticamente.

    El pasado 21 de abril, el Gobierno informó públicamente que lleva gastados al menos 350 millones de euros en material sanitario. Hasta entonces no había identificado a las empresas intermediarias a las que se lo ha comprado. Y lo anunció en la Plataforma de Contratación del Sector Público, como le había pedido que hiciera la Junta Consultiva de Contratación Pública, dependiente del Ministerio de Hacienda.

    Lo hizo después de comprar 640.000 test defectuosos de antígeno a la empresa china BioEasy. Sanidad tuvo que devolverlos. Interpharma, la empresa intermediaria, emitió por su parte un comunicado explicando lo sucedido y afirmando que el dinero que pagó Sanidad (un adelanto de siete millones de euros) ya ha sido devuelto.

    Tema:
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus en España, coronavirus de Wuhan, coronavirus, Ministerio de Sanidad de España, sanidad, gobierno, España, empresas, tests
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook