En directo
    España
    URL corto
    España prorroga el estado de alarma por el coronavirus (165)
    0 30
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — Tras tres semanas de confinamiento España empieza a observar un importante descenso en el número reproductivo básico del COVID-19, que ya se sitúa por debajo de uno en la mayor parte del territorio, lo que implica que cada portador del virus lo transmite a menos de una persona.

    Las autoridades lo consideran clave para frenar la expansión de la enfermedad.

    "El número de contagios que una persona con el virus transmite tiene que bajar sustancialmente por debajo de uno, y en algunos de los informes que hemos conocido estos últimos días esto se produce ya en 15 de las 17 comunidades autónomas", dijo en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

    En concreto, según datos ofrecidos por el Centro Nacional de Epidemiología, el ritmo reproductivo de España se sitúa actualmente en 0,98. Esto supone un descenso notable respecto al ritmo reproductivo de hace seis semanas, que era de cinco.

    Pedro Sánchez, presidente interino del Gobierno de España
    © AP Photo / Paul White
    En las distintas comparecencias ofrecidas este 6 de abril, los responsables gubernamentales y sanitarios se felicitaron por la disminución del ritmo de transmisiones, algo que achacaron sobre todo a las medidas de confinamiento dictadas desde el 14 de marzo.

    "Es muy buen indicador epidemiológico, estos días claramente está bajando", señaló en una comparecencia pública la directora adjunta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, María José Sierra.

    Además de la disminución de este indicador, los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad el 6 de abril también indican un descenso en las tasas de crecimiento del número de infectados.

    En concreto, el último balance oficial muestra que en las últimas 24 horas se registraron 4.273 nuevas transmisiones, dejando un total de 135.032 personas contagiadas.

    Esto implica que la tasa de nuevos contagios creció este 6 de abril algo más de un 3%, un ritmo muy inferior al registrado por ejemplo entre el 9 y el 15 de marzo —antes de decretarse el estado de alarma— cuando las transmisiones crecían a un 30%.

    De hecho, la tasa de contagios descendió de forma regular desde el pasado 21 de marzo, una jornada en la que se situó en el 25%.

    Por otra parte, el número de fallecimientos este lunes 6 de abril se situó en 673 personas, lo que eleva a 13.055 las muertes registradas.

    Pese a que esta cifra sitúa a España como el segundo país con más fallecimientos por coronavirus del mundo, también en este apartado se empiezan a ver pequeños síntomas de ralentización, ya que en los últimos cuatro días hubo de forma consecutiva un descenso en la cifra de muertes desde las 950 registradas el 2 de abril.

    "Estos datos que hemos conocido hoy siguen confirmando la tendencia de estabilización y ralentización", insistió en rueda de prensa el ministro de Sanidad.

    En ese sentido, el ministro señaló que incluso se están empezando a elaborar planes para desescalar el confinamiento a partir de Semana Santa, aunque subrayó que el objetivo a corto plazo es "consolidar la ralentización en cuanto al número de nuevos casos".

    Tema:
    España prorroga el estado de alarma por el coronavirus (165)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus en España, coronavirus, España, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook