En directo
    España
    URL corto
    España activa el estado de alarma por el coronavirus (207)
    0 60
    Síguenos en

    Desbloquear el móvil. Abrir Tinder. Deslizar y deslizar, mientras pasan fotos que dejan poco a la imaginación o que hacen pensar más de la cuenta. Llega el 'match'. Hablar, conocer y, finalmente, si se da el caso, quedar. Una rutina con final abierto que se había convertido en normal para muchas personas, pero que el coronavirus ha trastocado.

     Y es que la cuarentena, ha llevado al encierro de la población en sus domicilios. A su vez, esto ha acabado con el flujo de citas surgidas de aplicaciones como Tinder, OkCupid, Grindr o Badoo.

    Y, ante la imposibilidad de conocerse físicamente, el mundo del amor en línea comenzó a tambalearse. Así, durante el inicio de la crisis sanitaria, la empresa Match, responsable de Tinder y OkCupid, sufrió una caída del 25% en el valor de sus acciones.

    Sin embargo, todas están pidiendo a sus usuarios que se queden en casa. Tinder "sabe que sus miembros se conocen en persona", pero ruegan que no acudan a ninguna cita y que cumplan la cuarentena. Grindr invita a "mantener la distancia social", mientras que OkCupid espera que "las relaciones no salgan del teléfono". En la misma línea, la fundadora de Bumble, Whitney Wolfe Herd,  que en una carta pública dijo: "Por favor, tengan solo citas virtuales por ahora".

    Una situación complicada a la que se han tenido de adaptar, ya que su público, por lo general, también ha cambiado sus hábitos. La videollamada, antes extraña para pedir una cita, se ha convertido en uno de los servicios que más ha crecido. Algunas aplicaciones como Bumble ya lo ofrecían desde verano.

    Es más, los desarrolladores de la popular app destacaban que esta es "la manera más segura de tener citas", ya que evita que los usuarios tengan que dar su número de teléfono. Además, Badoo, Facebook Dating­­—no disponible aún en Europa—, Loovo y Grindr cuentan con la posibilidad de realizarlas. Otras como Zeepel, WHO, Filter Off, Livu, Azar y Wingerly se centran exclusivamente en el vídeo como forma de conectar a las personas que deciden utilizarlas.

    Por su parte, The League las limita. Y es que la aplicación solo permite tener una ronda semanal de tres citas cortas en vídeo de dos minutos con usuarios con los que ha habido un match. Un sistema similar a Plenty of Fish, que incluye un modo de citas rápidas en vídeo de 90 segundos con el que los usuarios pueden seguir en contacto después. Más allá llega Coffee Meets Bage. La aplicación propone citas virtuales para 10 o 15 usuarios a la vez, en una videollamada moderada por un representante de la compañía. Un participante interesado en otro puede enviar un correo electrónico al representante; si ocurre un flechazo entre dos personas, el representante las conecta.

    El vídeo se ha convertido en una de las principales ventanas de amor online. Así, según datos de la app Lovoo proporcionados a Europa Press, las charlas de vídeo crecen un 25% respecto a las cifras anteriores a la declaración de pandemia.

    Crece el flujo de mensajes

    No obstante, el vídeo no es la única novedad aparecida por la cuarentena. Una de las aplicaciones más populares es Tinder, que ha optado por lanzar de forma gratuita la función Tinder Passport, habitualmente solo disponible en cuentas de pago. Con esta, los usuarios de la app podrán contactar hasta el 30 de abril con cualquier persona del mundo y no solo con gente que esté a su alrededor.

    Un 'regalo' a sus usuarios, mucho más activos en estos momentos que hace unos meses. La necesidad de interactuar con otras personas y las horas muertas han convertido a estas aplicaciones en auténticos pasatiempos. Según Tinder, en España e Italia, las conversaciones han aumentado un 25% desde mediados de marzo y su duración lo ha hecho entre un 10% y un 30% respecto a febrero.

    Esto mismo señala Badoo, otro de los gigantes del mundo de las citas virtuales. El uso de su servicio de videollamada ha crecido un 9%, mientras que los mensajes han aumentado un 12% en España. Este mayor intercambio de palabras está encabezado por las mujeres, que utilizan la aplicación un 25% más, frente al 12% de los hombres. Unas conversaciones que también son más largas entre los usuarios que han hecho match, en concreto, un 22%, según los datos ofrecidos por la plataforma.

    Unas aplicaciones que, a pesar de su inicial bajada en bolsa, están sacando provecho a la cuarentena, que, aunque ha eliminado la primera cita, ha permitido que la población esté más pendiente del móvil. Sitios en los que se puede leer frases como "Soy un partidazo, tengo papel higiénico" o en los que "Quédate en casa" y "Lávate las manos" se han convertido en los imperativos predilectos de las biografías de sus usuarios. Ahora, hay citas en pijama, a cara descubierta. El coronavirus, que se inmiscuye en todo, ha cambiado la forma de ligar.

    Tema:
    España activa el estado de alarma por el coronavirus (207)
    Etiquetas:
    Tinder, ligar, citas, aplicación, coronavirus, pandemia de coronavirus, coronavirus en España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook