En directo
    España
    URL corto
    Por
    España activa el estado de alarma por el coronavirus (162)
    0 12
    Síguenos en

    Desde el 14 de marzo, fecha que se decretó el estado de alarma en España, todas las tiendas del Grupo Inditex echaron el cierre. Eso quiere decir que ni Zara, Stradivarius, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Uterqüe y muchas otras volverán abrir hasta nuevo aviso.

    La multinacional textil es la única empresa española en el listado de las 100 mayores del mundo. A principios de este año, veíamos cómo la empresa presumía de su éxito empresarial publicando el buen arranque de 2020 con una cotización en bolsa que rozaba los 32 euros por acción. Desde la propagación del coronavirus, su cotización se ha desplomado casi a la mitad, rondando los 19 euros por acción.

    España es el país que más compra sus productos. A pesar de la enorme globalización de la multinacional, el mercado nacional ocupa el 15,6% de sus ventas. No obstante, el impacto del coronavirus en China y los primeros efectos en Italia, ahora se empiezan a notar en la economía española. Según ha informado Inditex, la medida tomada tras el decreto del estado de alarma supone el cierre de más de 1.500 tiendas en España.

    Los dependientes de sus tiendas fueron enviados a casa el viernes 13 por la tarde sin ninguna explicación. Uno de los dependientes de Zara explica que la preocupación por mantener sus puestos de trabajo tras el confinamiento es una realidad latente: "No nos han dicho nada. No sabemos cuándo vamos a incorporarnos al trabajo ni si cobraremos estos días. Mi futuro está incierto". Sus empleados tampoco saben si serán despedidos o no cuando acabe el estado de alarma:

    "Sé que a los que eran temporales y les terminaba el contrato este mes, no les van a renovar y seguramente a los que estamos fijos nos echen también a la calle", afirma el empleado de Zara.

    Aunque la compañía todavía no ha hecho declaraciones al respecto, la situación en el comercio es la misma que ocurre en otros sectores que ya están recurriendo a aplicar Expedientes de Reducción Temporal de Empleo (ERTE), como recientemente ha hecho la empresa de alimentación Burger King. El ERTE implica un despedido temporal, es decir, la salida del trabajador de la empresa es limitada en el tiempo y se puede producir por un descenso persistente de los ingresos dentro de la compañía. Tras un período, el trabajador vuelve a su puesto de trabajo exceptuando los que tienen contratos temporales.

    Sin embargo, a pesar de estar cerrada la central de Inditex en Arteixo (Galicia), desde el almacén de Madrid se siguen enviando pedidos a domicilio. Así lo ha confirmado una circular enviada por los trabajadores de Zara, donde critican la situación del personal de almacén que trabaja hasta la madrugada:

    Inditex pierde más de 21.300 millones

    Amancio Ortega, el dueño de Inditex, no es solo el hombre más rico de España, también es el sexto más rico del mundo. Pero desde que comenzó el brote de coronavirus, su patrimonio ha empezado a sufrir las consecuencias.

    Ortega ya ha perdido más de 21.325 millones de euros en la bolsa. Además, aparte de ser dueño de Inditex, es el mayor accionista a título individual de Enagás (Empresa Nacional del Gas) y sus acciones en ambas compañías se han desplomado un 35%. Si al final de este trimestre —el primero del ejercicio fiscal 2020— se reducen las ventas, este hecho se convertiría en algo histórico porque nunca han empeorado tanto los datos en comparaciones interanuales desde que se conocen registros.

    Tema:
    España activa el estado de alarma por el coronavirus (162)
    Etiquetas:
    despidos, empleo, coronavirus en España, España, Zara, Inditex
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook