En directo
    España
    URL corto
    Por
    España activa el estado de alarma por el coronavirus (205)
    0 60
    Síguenos en

    En España, 8,9 millones de sus habitantes tienen más de 65 años. Casi un 20% de la población, que hoy se enfrenta a la pandemia del coronavirus y al estado de alarma decretado por el Gobierno.

    Hasta hace una semana, a las personas mayores de España se las solía ver en los parques tomando un poco el sol, en el supermercado a primera hora del día aprovechando para comprar los alimentos más frescos, conversando con vecinos en las puertas de los edificios o tomando un café con amigos o familiares al final de la tarde.

    El coronavirus SARS-CoV-2
    © REUTERS / NEXU Science Communication
    Ahora, después del estado de alarma decretado por el Gobierno debido a la crisis del coronavirus, no pueden salir a la calle. Deben permanecer en casa cumpliendo estrictamente la cuarentena. Son la población más vulnerable en esta crisis sanitaria, que solo en España ha provocado la muerte de más de 300 ciudadanos, en su mayoría personas de avanzada edad, y unos 8.000 infectados.

    Un encierro que Silvia Sierra, trabajadora social de 41 años que lleva 17 con miembros de la tercera edad, vio tan peligroso como el propio contagio.

    "La soledad, como lo han demostrado varias investigaciones, entraña riesgos en el estado de salud: te provoca baja autoestima, depresión, angustia", apunta Sierra, directora de la Asociación Benéfica Geriátrica (ABG).

    Hace dos años, Sierra, junto a un grupo de voluntarios de la ABG, emprendió el proyecto A tu lado, cuyo objetivo principal era acompañar a los mayores en situación de soledad. Les visitaban en casa, les acompañaban al médico, a tramitar sus gestiones administrativas o simplemente a dar un paseo por el parque. Todos estos planes tuvieron que reinventarse con la llegada del coronavirus a España, el pasado 31 de enero. 

    "Cuando les comentamos a los mayores que teníamos que suspender los contactos, para ellos fue un poco duro, pero lo comprendieron. Estamos hablando de personas que tienen una capacidad de resiliencia muy grande. Son personas que han vivido momentos muy duros, han vivido una guerra, una posguerra, así que lo han entendido perfectamente", apunta Sierra.

    Para garantizar que estos adultos mayores no perdieran sus vínculos sociales y las ganas de seguir adelante, desde la ABG sustituyeron el proyecto A tu lado por Stop Soledad, cuyos voluntarios se encargan en estos momentos de acompañar vía telefónica a los adultos mayores, en lugar de presencialmente.

    "No podemos verlos, pero sí podemos escucharnos y compartir por teléfono, por videoconferencias con algunos. Al menos, una llamada los calma, les tranquiliza saber que al otro lado hay personas apoyándoles, pendiente de ellos. A veces, lo que uno quiere es no sentirse solo y una llamada basta".

    La llamada

    Dolores es una de las adultas mayores que atienden en el proyecto Stop Soledad. Al tercer repique, responde. Así cuenta cómo lleva su cuarentena:

    "Es un poco triste. Yo tengo voluntarios que ahora no pueden venir, pero me llaman. Hablo mucho con ellos, pero los echo de menos, claro. Es muy triste esto que está pasando. Esto parece como un sueño. Como no lo he vivido nunca, pues para mí es como una película, una cosa rara. Ves el panorama y te sientes un poco mal. Pero esto va a pasar, se va a arreglar, va a ir todo bien ".

    Dolores tiene 73 años. Soltera y sin hijos, vive sola desde que su madre murió hace cinco años.

    Para obtener sus alimentos, depende de los repartidores que le llevan la comida a domicilio.

    "Yo tengo hermanos, pero cada uno anda con sus obligaciones. Ellos de vez en cuando venían, comíamos juntos, pero ya no pueden, como tampoco puedo yo ver a mis amigas. De vez en cuando iba a visitarlas a sus casas o ellas venían. Ya no", lamenta.

    A pesar del encierro y la soledad, a Dolores hay dos cosas que aún la animan: las llamadas de sus acompañantes voluntarios y los homenajes que todas las noches a las ocho de la noche se le rinde a los trabajadores sanitarios que se enfrentan al coronavirus.

    "Anoche, como vivo cerca del Hospital La Paz, salimos todos asomados a la ventana aplaudiendo a los sanitarios que están trabajando para que todo salga bien. Es muy emocionante. Ya llevamos dos días aplaudiéndolos. Esta noche volveremos. Lo seguiremos haciendo", afirma.

    Las autoridades insisten en la necesidad de atender y proteger a los ancianos.

    El pasado 13 de marzo, el presidente de España, Pedro Sánchez, hizo un llamado especial a la disciplina social y a la responsabilidad para proteger a los abuelos, los ahora más vulnerables.

    "En la crisis económica de 2008 nos salvaron nuestros mayores. Abuelos y abuelas que fueron la tabla de salvación para muchas familias. De sus pensiones salió el dinero para llenar nuestras despensas. Su techo fue muchas veces el techo que cobijó a toda la familia. Nuestros mayores nos dieron algo más que ayuda, nos dieron un gran ejemplo. En esta crisis son ellos los que más necesitan nuestra ayuda", expresó.

    Si bien existe mucha alarma entre la población por el incremento de contagiados y víctimas fatales, para Sierra, esta emergencia sanitaria podría permitirle a la humanidad replantearse nuevas formas vivir y relacionarse.

    "Nunca hemos parado. Y si el mundo nos ha hecho parar es por algo. Es para tomar conciencia de que somos seres humanos, de que tenemos que velar también por los demás. Esto nos ha hecho más sensibles y más solidarios. Yo, en el día a día, me estoy encontrando con palabras y personas maravillosas, con gente que nos llama y nos dice que quiere colaborar, mayores que me llaman para decirme que aunque no nos veamos nos queremos y seguimos estando al lado. Creo que ahora nos tocará vivir un momento de reflexión para poder cambiar el mundo y esto nos lleve a ser mejores personas".

    Tema:
    España activa el estado de alarma por el coronavirus (205)
    Etiquetas:
    Madrid, España, coronavirus, pandemia de coronavirus, soledad, cuarentena, abuelos, coronavirus en España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook