En directo
    España
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    Las conexiones marítimas entre España e Italia siguen operativas. Procedente de Palermo, el crucero MSC Grandiosa llegó el 10 de marzo a Palma con casi 3.000 pasajeros a bordo. Pese al mensaje de tranquilidad de las autoridades locales, salta a la vista el carácter extraordinario del desembarco en un momento en que el coronavirus avanza implacable.

    Desde organizaciones contrarias al turismo mastodóntico (como el que suponen los grandes cruceros) se exige "claridad y responsabilidad" ante una situación de emergencia que ya suma más de 3.000 contagios y 84 muertes en España. Esta preocupación, compartida por buena parte de la población de las islas Baleares, la expresa la Plataforma Contra los Megacruceros, inquieta por la llegada de turistas procedentes de Italia. "Resulta muy difícil explicar por qué las autoridades están permitiendo el desembarco de pasajeros procedentes de este país", afirmó mediante un comunicado.

    La nave atracó en el puerto de Palma, en la isla de Mallorca, ante el estupor de una sociedad cada vez más alarmada por la rápida extensión de los contagios por coronavirus en España. El país ha cortado la comunicación aérea con Italia, no así la vía por mar. Lo confirmó la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) y la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA).

    Los cerca de 3.000 pasajeros del MSC Grandiosa bajaron a tierra luego de someterse a un control de temperatura por parte del personal médico del barco, que navega sin haber alcanzado su capacidad máxima (5.714 personas). La delegada del Gobierno de España en el archipiélago balear, Aina Calvo, confirmó la existencia de control médico a bordo de la nave y alego que "la Autoridad Portuaria es la responsable de controlar la situación". En esta línea, el alcalde de Palma, José Hila, del PSOE, subrayó el control epidemiológico de los barcos que arriban al puerto.

    Se da la circunstancia de que Palma de Mallorca no es un punto habitual de la ruta de este crucero, sino su "puerto de refugio" cuando no hace escala en sus destinos habituales. El buque, que ya había visitado la isla el pasado 4 de marzo, cargó a continuación pasaje en Barcelona y puso rumbo hacia Marsella antes de partir para Génova, donde embarcó el día 7. El día 9 salió desde Palermo hacia Palma.

    Mientras tanto, se ha producido la primera víctima mortal en las islas de una persona contagiada del virus SARS-CoV-2. Se trata de una mujer de 59 años con patologías previas que permanecía ingresada en el Hospital Universitario Son Espases. La cifra de contagiados en las islas Baleares asciende a 22 personas en total. 

    Etiquetas:
    crucero, las Islas Baleares, pandemia de coronavirus, epidemia, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook