En directo
    España
    URL corto
    0 150
    Síguenos en

    El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dado este 3 de marzo la razón a los consumidores con hipotecas referenciadas al índice IRPH.

    El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dado este 3 de marzo la razón a los consumidores con hipotecas referenciadas al índice IRPH. El TJUE ha sentenciado que los jueces españoles deben controlar si se comercializaron de forma abusiva, lo que permitiría exigir compensar a los afectados cuando sea el caso.

    La banca, según esta sentencia, podría tener que hacer frente a una factura de hasta 44.000 millones de euros. También de acuerdo a esta sentencia, los jueces españoles deberán explicar si los bancos informaron con trasparencia a sus clientes la contratación del IRPH.

    El IRPH es un índice legal que promedia los intereses de préstamos hipotecario. Hay al menos un millón de familias afectadas por este tipo de préstamos, en su mayoría adoptados entre 2005 y 2009. Los clientes denunciaron que la inclusión de este índice iba a ser favorable, pero terminó encareciendo las cuotas de las hipotecas entre 200 y 300 euros al mes. 

    Las principales entidades bancarias denunciadas han sido Caixabank (que tiene en juego 6.700 millones de euros), el banco Santander (con 4.300 millones de euros) y BBVA (con 3.100 milllones de euros). Los jueces españoles deberán asegurarse del "carácter claro y comprensible" de los contratos que utilicen el IRPH. Si consideran que estas cláusulas son abusivas, podrán anularlas y sustituirlas por un índice legal aplicable de manera supletoria, como el Euribor.

    Caso por caso

    Como consecuencia, la decisión implicará que la justicia nacional deberá ir caso por caso. Un fallo que da un respiro a los bancos, que se enfrentaban a un escenario mucho peor: la posible anulación total del índice. De momento, el fallo ha provopcado que las entidades más expuestas celebren el resultado en bolsa: CaixaBank se disparaba hasta un 7% y Bankia un 3,5%, con todo el sector en positivo. En juego tenían entre 3.000 y 44.000 millones de euros. 

    Ahora, los jueces españoles deberán comprobar si las cláusulas permitían que "un consumidor medio, normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz" estuviera "en condiciones de comprender el funcionamiento concreto del modo de cálculo" y sus consecuencias económicas. En caso de que se decida la nulidad de la cláusula, si esto conllevara la anulación del contrato en su totalidad, el TJUE plantea que los jueces españoles lo sustituyan por un índice legal para evitar dejar al consumidor expuestos a consecuencias especialmente perjudiciales. El índice más común para la sustitución sería el Euribor.

    El IRPH se utiliza para un 10% de las hipotecas, mientras que el resto se referencia con el Euribor, una opción mucho menos costosa. En estos momentos, el IRPH ronda el 1,81% mientras que el Euribor se coloca en tipos negativos, en torno al -0,25% . Para el consumidor, el empleo del IRPH en lugar del euríbor supone un coste superior de entre 18.000 y 21.000 euros por hipoteca, según cálculos del juzgado 8 de primera instancia de Barcelona, que es el que introdujo esta cuestión ante el Tribunal de Justicia de la UE.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook