En directo
    España
    URL corto
    1140
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El presidente del Gobierno español, el socialdemócrata Pedro Sánchez, recibió en el Palacio de la Moncloa al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, con quien pudo constatar la existencia de diferencias que impedirán el establecimiento de vías de colaboración para dar una mayor estabilidad a la legislatura.

    "No hemos encontrado en Casado la actitud de colaboración que la situación de España requiere", dijo al término del encuentro la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

    Además, la Moncloa emitió un comunicado en el que se lamenta que "a pesar de su responsabilidad como principal partido de la oposición" el Partido Popular no se muestre dispuesto a colaborar en asuntos para los que se necesitan consensos parlamentarios, como la elaboración de los presupuestos generales o la renovación de los órganos judiciales

    Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, y Pablo Iglesias, líder de Podemos
    © AFP 2020 / Pierre-Philippe Marcou
    Por su parte, Pablo Casado negó estar instalado en una posición de bloqueo y contestó a la Moncloa afirmando que él tiene la "mano tendida" para alcanzar acuerdos con el Gobierno siempre y cuando Sánchez cambie algunas líneas fundamentales de su gestión.

    "El Partido Popular sigue con la mano tendida para llegar a pactos fundamentales para que él no tenga que depender de los independentistas, de los batasunos y ni siquiera en cierta medida de las personas más radicales del Gobierno", dijo Casado.

    En concreto, Casado invitó a Sánchez a cambiar su política económica —reflejada en un cuadro macroeconómico en el que se intuye una intención por dejar atrás la austeridad— y, sobre todo, a renunciar a la creación de una mesa de diálogo con el Gobierno catalán.

    Estas dos líneas son ejes centrales del programa con el que Sánchez consiguió ser investido a principios de año, por lo que la petición de Casado, más que tender la mano a una posible colaboración, supone una enmienda a la totalidad con la que se evidencia el divorcio entre oposición y Gobierno.

    "La pelota está en el tejado de Sánchez, él puede elegir entre los que quieren empobrecer a los españoles o intentar llegar a acuerdos con aquellos que proponemos un compromiso por España", insistió Casado.

    El fracaso del encuentro entre Sánchez y Casado tendrá como primera consecuencia previsible el enquistamiento de reformas pendientes en la renovación de órganos como:

    • el Consejo General del Poder Judicial
    • la Radio Televisión Española
    • el Tribunal de Cuentas
    • el Defensor del Pueblo

    Tras constatar la falta de entendimiento, el Gobierno acusó a Casado de tener estas instituciones como "rehenes" para intentar imponer sus políticas desde la oposición.

    "Hoy el señor Casado ha dejado claro que o se hacen sus políticas o España no puede contar con el Partido Popular. Deben salir del bloqueo y hacer una oposición leal", escribió Pedro Sánchez en Twitter varias horas después de la reunión.

    ​En su mensaje, pese al fracaso de la reunión, Sánchez insistió en que "España necesita del acuerdo entre diferentes para abordar las urgencias de la ciudadanía" y se mostró convencido de que "el diálogo es el camino".

    Etiquetas:
    Pablo Casado, divorcio, conflicto, estabilidad, PSOE, Partido Popular de España, España, Pedro Sánchez
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook