En directo
    España
    URL corto
    Por
    196
    Síguenos en

    En España son más de 18.000 niñas en situación de riesgo, según el informe de la Fundación Wassu-UAB de Barcelona. Cataluña, Comunidad de Madrid y Andalucía entre comunidades más vulnerables.

    En España viven cerca de 70.000 mujeres procedentes de países donde se practica la mutilación genital femenina (MGF). De ellas, 18.000 son menores de 14 años y corren el riesgo de ser víctimas de ablación cuando viajan a sus lugares de origen, según refleja el mapa de mutilación genital femenina elaborado por la Fundación Wassu-UAB de Barcelona.

    La mutilación genital femenina es una práctica tradicional con fuertes raíces socioculturales, definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como "todos los procedimientos que, de forma intencional y por motivos no médicos, alteran o lesionan los órganos genitales femeninos". Se realiza por costumbre cultural o religiosa en una treintena de países repartidos por Asia, Oriente Medio y África —aunque 26 estados africanos ya la han prohibido— con el objetivo de que la mujer no pueda sentir placer y permanezca fiel a su pareja.

    Al ser una práctica cultural muy arraigada, suele acompañar a los movimientos migratorios en diferentes países como España. Cataluña es la comunidad autónoma donde reside más población femenina de estos orígenes (30,8%), seguida de la Comunidad de Madrid (12,9%) y Andalucía (11,3%).

    Se suele practicar en áreas rurales con elementos no esterilizados y rudimentarios como cuchillas de afeitar, latas, cristales o cualquier otro instrumento cortante. Para aliviar, luego se aplican hierbas, leche, ceniza, etc. Entre las principales consecuencias destacan las hemorragias graves y los problemas urinarios; la aparición de quistes, infecciones, complicaciones del parto y el aumento del riesgo de muerte del recién nacido.

    En España, la MGF constituye un delito de lesiones en el Código Penal, de acuerdo con la reforma introducida en la Ley Orgánica 11/2003, de 29 de septiembre, de medidas concretas en materia de seguridad ciudadana, violencia doméstica e integración social de los extranjeros, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE). 

    Concretamente, el art. 149 del Código Penal dice: "El que causare a otro una mutilación genital en cualquiera de sus manifestaciones será castigado con la pena de prisión de 6 a 12 años. Si la víctima fuera menor o incapaz, será aplicable la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento por tiempo de 4 a 10 años, si el juez lo estima adecuado al interés del menor o incapaz".

    Aunque no se han encontrado estudios posteriores a 2016, los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que alrededor de 200 millones de mujeres y niñas han sido objeto de la MGF en los 30 países de África, Oriente Medio y Asia donde se realiza principalmente esta práctica.

    La juventud del cambio

    Las adolescentes de entre 15 y 19 años de los países en los que la mutilación genital femenina es frecuente, son menos partidarias de continuarla que las mujeres de 45 a 49 años. Según expone la OMS en su nota de prensa publicada hoy, la juventud puede desempeñar un papel fundamental en la erradicación de esta práctica. Desatar el poder de la juventud significa invertir en movimientos encabezados por jóvenes para defender la igualdad de género, el fin de la violencia contra las mujeres y las niñas, y la eliminación de las prácticas nocivas.

    Además, el año pasado, en la Cumbre de Nairobi sobre la CIPD25 (Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo), los Gobiernos, la sociedad civil, las organizaciones confesionales y las empresas privadas renovaron su compromiso de poner fin a la violencia por razón de género y a las prácticas nocivas —como la mutilación genital femenina— en un plazo de diez años, el mismo que se ha dado para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

    Por otro lado, el próximo mes de marzo se cumplen 25 años de la Plataforma de Acción de Beijing, un compromiso mundial para promover los derechos de la mujer en 12 ámbitos fundamentales, incluida la eliminación de todas las prácticas nocivas contra las niñas y las mujeres.

    Etiquetas:
    España, mutilación, ablación
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook