En directo
    España
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — Los partidos independentistas que forman la mayoría del Parlamento catalán exhibieron su desavenencia sobre la continuidad del presidente Quim Torra como diputado de la cámara, algo que podría poner en juego la continuidad del Gobierno de coalición independentista en Cataluña.

    "El presidente del Parlamento tiene una oportunidad para recuperar la unidad del independentismo, le pedimos que suspenda el pleno y que nos reunamos para encontrar una solución", sostuvo el líder de la formación de Junts per Catalunya (JxCat), Albert Batet, en una intervención durante el pleno de la Cámara.

    El grupo parlamentario de JxCat se dirigió así al presidente de la Cámara, Roger Torrent, a su vez miembro de Esquerra Republicana (ERC), la formación que gobierna en coalición con los de Quim Torra en la Generalitat catalana.

    La mesa de la Cámara presidida por Torrent (ERC) aceptó retirar al presidente de su escaño pese a la propuesta de JxCat de desobedecer el veredicto de la Junta Electoral Central (JEC) español de inhabilitar a Torra como diputado.

    Mientras Junts per Catalunya apostaba por desobedecer la resolución de la JEC avalada por el Tribunal Supremo español y mantener la participación de Torra en los plenos de la Cámara, desde ERC priorizaron proteger las votaciones parlamentarias de cualquier represalia judicial.

    Esta decisión provocó una evidente fractura en el seno político del independentismo catalán, que exhibió sus diferencias durante esta sesión del Parlamento.

    "¿No haremos nada? ¿Nos someteremos a la obediencia constitucional? No compartimos esta decisión" afeó a sus socios de Gobierno el máximo representante parlamentario de JxCat, que apeló a la "responsabilidad" del presidente de la Cámara para "encontrar una solución".

    "Nuestro grupo parlamentario ha sido muy explícito, se tienen que defender los derechos políticos del Presidente Torra", afirmó Albert Batet.

    Desde ERC se mostraron de acuerdo con que el presidente "debe ser diputado" pero consideraron que "no se puede poner en juego" la "soberanía" del Parlamento, así como la validez de las votaciones del pleno.

    "No podemos entregar al Parlamento para dar respuesta a una situación injusta. (...) ¿Qué futuro tiene esta legislatura si no se pueden aprobar los presupuestos, o el decreto ley de vivienda?" respondió a sus socios el portavoz de ERC, Sergi Sabrià.

    El portavoz republicano calificó de "desobediencia simbólica" la voluntad de JxCat de desoír los veredictos sobre la inhabilitación de Torra como diputado y emplazó al independentismo a respetarlos sin perjudicar su Presidencia.

    "Queremos el liderazgo del presidente Torra, pero para conseguir la República tenemos que actuar con inteligencia, nosotros somos sus aliados y no sus enemigos", trasladó Sabrià al presidente y a los diputados de JxCat.

    La otra formación independentista en el Parlamento, Candidatura d'Unitat Popular (CUP), apoyó mantener a Torra como diputado y pidió que esta situación no se convierta "una batalla electoral" entre JxCat y ERC.

    Por su parte, los grupos de la oposición insistieron en que Torra no debería ser ni diputado ni presidente, y consideraron que la legislatura dirigida por los independentistas está agotada y terminará con una convocatoria de elecciones.

    Así lo expresaron también los diputados del Partit Socialista de Catalunya (PSC), escisión catalana del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, que optaron por respetar la presidencia de Torra pero apartarle de su escaño.

    El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, apuntó a la división entre los partidos independentistas y aseguró: "Eso no aguanta más. Ustedes no están en condiciones de seguir gobernando".

    Etiquetas:
    Quim Torra, protestas, política, España, independentistas, Cataluña
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook