En directo
    España
    URL corto
    0 24
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El líder del conservador Partido Popular, Pablo Casado, afirmó que la decisión del Tribunal Supremo español de mantener la inhabilitación como diputado autonómico del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, obliga al Gobierno de España a dejar de reconocer su legitimidad para ostentar el cargo.

    "Torra ya no es diputado autonómico y por tanto no puede seguir siendo presidente de la Generalitat", dijo Casado en una comparecencia ante los medios de comunicación.

    El Tribunal Supremo de España rechazó este 23 de enero el recurso presentado por Quim Torra contra la decisión de la Junta Electoral de España (JEC) que le inhabilitó como diputado del Parlamento de Cataluña por una causa de "inelegibilidad sobrevenida" tras ser condenado por desobediencia.

    ​El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) condenó al líder independentista a año y medio de inhabilitación por negarse a retirar simbología independentista de edificios públicos en periodo preelectoral. La condena está recurrida en el Tribunal Supremo, por lo que todavía no es firme.

    Sin embargo, la decisión de la JEC abrió un debate sobre si la retirada de la credencial implica el cese de Torra como presidente catalán, ya que el Estatuto de Cataluña establece que el jefe del Ejecutivo autonómico debe ser elegido entre los miembros del Parlamento regional.

    No obstante, la norma no especifica si el presidente debe ser diputado durante toda la legislatura o si basta con que lo sea en el momento de su investidura, por lo que al menos de momento, mientras la condena no sea firme, la decisión de mantenerle o no como presidente recae en el Parlamento de Cataluña, que ya le reiteró su apoyo recientemente.

    Sin embargo, Pablo Casado pidió este 23 de enero al Gobierno de España dejar de reconocer a Quim Torra como presidente catalán.

    "No puede seguir ni un día más ejerciendo como presidente de la Generalitat", apuntó el líder del Partido Popular antes de afirmar que "la sentencia del Tribunal Supremo [aunque en realidad se trata de un auto en el que se deniegan cautelares] es de extrema gravedad".

    En opinión de Casado, el hecho de que Torra siga ejerciendo como presidente catalán supone una "usurpación de funciones" contra la que el Partido Popular presentará acciones legales.

    Del mismo modo, Casado amenazó con denunciar al presidente del Parlamento catalán por un delito de "desobediencia" al entender que está desoyendo al Supremo al no cesar a Torra como diputado.

    ​Esas amenazas se hicieron extensibles al propio Gobierno de España, al que Casado considera culpable de un delito de "prevaricación" por seguir reconociendo a Torra.

    Las críticas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por seguir reconociendo a Torra también llegaron desde el partido ultraderechista Vox —tercera fuerza política del país— y desde la formación liberal Ciudadanos.

    "Alguien que está atentando contra la unidad de la nación y que atenta contra todas las libertades y derechos de los españoles no debe ostentar un cargo público", dijo Rocío Monasterio, una destacada dirigente de Vox en Madrid.

    Por su parte, Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, afirmó que "Sánchez va a ser el último en enterarse y asumir que Torra está inhabilitado".

    Etiquetas:
    inhabilitación, Quim Torra, Pablo Casado
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook