En directo
    España
    URL corto
    1124
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — El expresidente catalán Carles Puigdemont estudia regresar a España escudándose en su inmunidad como eurodiputado avalada por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), algo que el catedrático español de Derecho Constitucional Xavier Arbós desaconseja.

    "Yo le recomendaría a Puigdemont que no volviera si quiere quedar en libertad. Si le ofreciera un consejo, por prudencia, le diría que no ponga un pie en España", comentó a Sputnik este catedrático de la Universidad de Barcelona.

    El 19 de diciembre, una sentencia de la justicia europea declaró que el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras debió ser excarcelado y considerado inmune tras su elección como eurodiputado en los comicios del pasado mes de mayo.

    Junqueras obtiene reconocimiento pero no la excarcelación

    Esta decisión representa "un reconocimiento" para Junqueras, que en ese momento se encontraba en prisión provisional por orden del Tribunal Supremo español, pero no incide en su situación procesal actual, ya que está condenado a 13 años de cárcel por sentencia firme.

    Aunque el veredicto no garantiza ni reclama la libertad de Junqueras, sí que supone un "apoyo" a posibles recursos que podría presentar ante instancias superiores, como el Tribunal Constitucional o el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, según el jurista.

    "En otro sentido, si se considera que el Supremo ha restringido sus derechos de participación política, significa que [este tribunal] no habría dado a Junqueras un juicio justo", añade Arbós, lo que abriría las puertas a que el político reclamara a España una compensación.

    Aunque el TJUE no da al Supremo una directriz concreta sobre cómo debe aplicar su sentencia, el catedrático contempla como una de las principales posibilidades que se devuelva a Junqueras la retribución que le correspondió en los últimos seis meses por su condición de eurodiputado.

    "El Supremo podría tener así una manera de aplicar la sentencia, ya que esta no le concreta demasiado lo que tiene que hacer", observa Arbós.

    Por ahora, el primer paso del Supremo antes de decidir qué efecto da al veredicto europeo es pedir un suplicatorio al Parlamento Europeo para que retire las prerrogativas de Junqueras, lo que no implica que quede en libertad mientras este se tramita.

    "No es una consecuencia inmediata porque la propia sentencia admite que una persona inmune puede ser mantenida en prisión hasta que reclame al Parlamento europeo el levantamiento de la inmunidad", aclara el catedrático.

    Puigdemont se enfrenta a posible prisión si regresa

    Para el líder independentista con quien Junqueras compartió Gobierno "las cosas cambian, y cambian mucho", destaca el experto, por un factor determinante: Puigdemont huyó a Bélgica antes de ser juzgado en España.

    En este sentido, lo más probable es que el Parlamento Europeo tome en consideración la doctrina que se desprende de la resolución sobre Junqueras y facilite que el político se convierta en europarlamentario.

    Tras conocer la sentencia, Puigdemont se personó en la sede de la Eurocámara en Bruselas, donde obtuvo una acreditación provisional e inició los trámites para poder ocupar su escaño en el próximo pleno del 13 de enero.

    En esta situación Puigdemont tiene la posibilidad de viajar por la Unión Europea, lo que incluye España, pero Arbós advierte que hay matices que dificultarían el regreso del líder independentista.

    En el caso español se discute el alcance de la inmunidad, que algunos consideran que protege contra cualquier privación de libertad, y si fuera así, Puigdemont podría entrar en España sin que lo pudieran detener.

    "Pero hay otra versión que es que la inmunidad en el caso español no protege ante las órdenes de detención judiciales, por lo que Puigdemont podría ser detenido si entrara en España", comenta Arbós, que disuadiría al líder catalán de volver al país si quiere evitar la prisión.

    En ambos casos, sería necesario que el Tribunal Supremo pidiera antes al Parlamento Europeo levantar la inmunidad del expresidente catalán.

    Se dificulta la extradición de los políticos catalanes

    Esta sentencia "con toda probabilidad dificultará" que Puigdemont sea entregado a España en cumplimiento de la orden europea de detención y entrega (OEDE) que pesa sobre el expresidente, según el catedrático.

    El juez de Bruselas que delibera sobre este caso suspendió su decisión final hasta el 3 de febrero para esperar a la sentencia del TJUE, lo que significa que "si Bélgica entiende que hay inmunidad desde que fue diputado, lo más probable es que el juez diga que la orden no se puede ejecutar hasta que se levante la inmunidad".

    Por este motivo, la euroorden quedaría sin efecto hasta que el Parlamento Europeo se pronuncie sobre la situación del expresidente catalán.

    Este dictamen se extiende al exmiembro del Gobierno de Cataluña y eurodiputado electo, Toni Comín, y también a la exconsejera catalana Clara Ponsatí, que reside en Escocia por el mismo motivo que sus antiguos compañeros de gobierno.

    El caso de Ponsatí no se dará hasta que se haga efectivo el Brexit y el Reino Unido salga de la Unión Europea, momento en el que se redistribuirán los escaños del Parlamento Europeo que ahora pertenecen a diputados británicos.

    Según los cálculos, uno de estos asientos corresponderá a la política catalana, que estuvo en las listas de las elecciones europeas, y pasará a encontrarse en la misma situación que sus compañeros.

    Etiquetas:
    inmunidad, sentencia, TJUE, libertad, España, Carles Puigdemont
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik