En directo
    España
    URL corto
    0 23
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — La policía cargó contra grupos de manifestantes que participaban en las protestas independentistas en el exterior del estadio del Camp Nou con motivo del partido entre el FC Barcelona y el Real Madrid.

    Los altercados volvieron a Barcelona tras semanas de calma en las calles y a pesar del fuerte dispositivo policial establecido para garantizar la seguridad de las asistentes al 'clásico' de fútbol que se disputó este 18 de diciembre.

    Algunos de los concentrados intentaron formar barricadas y quemaron contenedores en las calles que rodean el estadio deportivo, donde se concentraron más de 5.000 personas horas antes del encuentro futbolístico.

    El fuerte cordón policial actuó para dispersar a los manifestantes mediante cargas y disparos de balas de 'foam', en respuesta también a los lanzamientos de objetos efectuados contra los agentes.

    En total 3.000 efectivos de los Mossos d'Esquadra del Gobierno catalán y la seguridad privada contratada por el FC Barcelona desplegaron un amplio dispositivo para garantizar la seguridad de los asistentes y el normal transcurso de la jornada deportiva.

    En todos los accesos al estadio los agentes realizaron exhaustivos controles para requisar cualquier objeto no permitido en el recinto.

    Antes de finalizar el encuentro, se avisó a los asistentes que no podrían salir por las puertas situadas al sur del campo, en la Travessera de Les Corts, donde se estaban produciendo los altercados.

    "Por motivos de seguridad pedimos a los espectadores del clásico que están en el Camp Nou que, una vez finalice el partido, abandonen el estadio para la zona norte Joan XXIII dirección Diagonal. Los accesos de la zona sur (Travessera de Les Corts) están cerrados" anunció la policía catalana a través de las redes sociales.
    Etiquetas:
    Camp Nou, policía, España, Real Madrid, FC Barcelona
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik