18:25 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Barcelona, España

    Barcelona se erige como modelo internacional de ciudad inteligente y sostenible

    CC BY 2.0 / Jorge Franganillo / Montjuïc
    España
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — La transformación hacia una ciudad inteligente y sostenible es una estrategia prioritaria para administraciones, empresas locales y ciudadanos de Barcelona, que a través de innovadores proyectos erigen a esta ciudad española como un referente mundial de las denominadas "smart cities".

    "La innovación tecnológica y la revolución digital pueden ayudarnos a afrontar los grandes retos que tenemos como ciudad, para dar respuesta a problemas de sostenibilidad, acceso a la vivienda, envejecimiento de la población o inclusión social", explica a Sputnik el encargado de la comisión de Innovación Digital, Administración Electrónica y Buen Gobierno del Ayuntamiento de Barcelona, Michael Donaldson.

    Desde hace más de una década, los diferentes gobiernos de la ciudad apuestan por la aplicación de nuevos métodos tecnológicos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, a través de la creación de una ciudad "inteligente".

    Uno de los proyectos pioneros en este ámbito fue la instalación de sensores en el espacio público para recabar datos de los aspectos más físicos de una urbe, como son la contaminación, el ruido, la movilidad y el estado de las calles.

    "Esta sensorización nos da conocimiento de lo que está pasando en el espacio urbano, nos aporta inteligencia sobre la ciudad y nos ayuda a actuar de forma más eficaz", asegura Donaldson.

    Nuevos proyectos

    Con el paso de los años, se implementaron exitosos proyectos como el sistema de alquiler de bicicletas Bicing, la remodelación de la red de autobuses, la conexión pública a internet o la comercializadora pública de energía eléctrica que abastece a 20.000 usuarios.

    Una de las apuestas más recientes es el proyecto Ciudadanos Inteligentes, que busca sumar el conocimiento que se obtiene de la ciudad por métodos tecnológicos a la inteligencia que pueden aportar sus habitantes.

    "Es la ciudadanía quien vive, trabaja, sueña y sufre los problemas de vivir en una gran ciudad", destaca Donaldson, cuyo departamento municipal estuvo presente en la última edición del congreso Smart City Expo World, la mayor cita mundial de "ciudades inteligentes" con sede en Barcelona desde 2011.

    Dos de los proyectos premiados en la edición de 2019, que rompió récords con más de 24.000 asistentes, fueron iniciativas de empresas locales que ponen la tecnología al servicio de la ciudadanía.

    Uno de estos proyectos es una aplicación para combatir la soledad y proporcionar servicios de primera necesidad a las personas mayores, mientras que el otro es un proyecto piloto que consiste en la instalación de paneles solares en el pavimento.

    Una ciudad inteligente

    Según un informe reciente del Gobierno de Cataluña, el sector de las smart cities en esta región genera ya el 4% del PIB, con más de 400 empresas activas de las cuales el 89% concentra su actividad en la capital catalana.

    "Barcelona se ha convertido en una ciudad referente en el campo de las ciudades inteligentes, porque acoge su mayor evento mundial y además está presente en todas las grandes conferencias y eventos del sector" explica Esteve Almirall, director del Centro para la Innovación de Ciudades de la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (ESADE).

    Según Almirall, tanto la administración como el sector privado cuentan con "un portafolio de proyectos singulares y muy interesantes" en materia de eficiencia, movilidad sostenible, igualdad ciudadana y autogestión tecnológica, aspectos en los que Barcelona destaca a nivel mundial.

    "Estos proyectos reflejan la voluntad de los ciudadanos, que al final son quienes eligen a los políticos porque quieren una ciudad más igualitaria, verde o innovadora. Se debe captar su atención y sus ideas, es parte del futuro", asegura este experto en innovación en el sector público.

    Con objetivos similares a los de Barcelona se encuentran capitales europeas como Ámsterdam, Copenhague y Viena, todas "ciudades medias que buscan un crecimiento en igualdad y en calidad de vida", según Almirall.

    A pesar de los avances, los expertos coinciden en que la ciudad española tiene "temas pendientes" que son difíciles de abordar, como el uso compartido de coches o el acceso a la vivienda, uno de los problemas más graves para los barceloneses.

    Los últimos proyectos desarrollados en Barcelona se centran en las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuya apuesta más firme es por la lucha contra la emergencia climática.

    Una nueva flota de autobuses eléctricos o la implantación de una zona de bajas emisiones que prohibirá la entrada a los vehículos más contaminantes a partir de enero de 2020 son algunas de las iniciativas estrella que protagoniza la ciudad.

    "Hemos ido buscando el equilibrio y corrigiendo las externalidades negativas para conseguir una ciudad sostenible, y estos proyectos son un claro ejemplo de la voluntad de Barcelona de inclinar la balanza hacia la sostenibilidad", concluye Donaldson.
    Etiquetas:
    ecología, medioambiente, Barcelona, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik