En directo
    España
    URL corto
    14412
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Gobierno de España dice no desear un escenario de enfrentamiento comercial con EEUU, pero pide a la Comisión Europea adoptar una posición de "firmeza" y estar dispuesta a contestar si la Administración estadounidense mantiene los aranceles contra productos europeos.

    "No queremos entrar en esa guerra, pero si nos obligan nos tendremos que defender con todas nuestras armas", dijo el ministro español de Agricultura, Luis Planas, en una entrevista concedida este 4 de octubre a la Cadena SER.

    En esa entrevista, Planas calificó como "absolutamente inaceptables" la imposición de aranceles a productos españoles anunciada por Estados Unidos.

    "Nos parece inaceptable que el sector agroalimentario español pueda sufrir consecuencias comerciales por un conflicto que tiene que ver con el sector aeronáutico", dijo este 4 de octubre en rueda de prensa el ministro de Agricultura de España, Luis Planas.

    En primer lugar, señaló que no le parecen adecuados porque estos aranceles afectan principalmente a productos agroalimentarios, cuando la excusa para su imposición tiene que ver con un contencioso de la industria aeronáutica.

    "Ni los productores de aceite de oliva ni los bodegueros se merecen estas sanciones", señaló.

    El ministro español manifestó su rechazo a las sanciones, pero subrayó que no entrarán en vigor hasta el 18 de octubre, por lo que "aún existe margen de negociación para llegar a un acuerdo".

    Antes de eso, el día 14, la Comisión Europea se reunirá con representantes estadounidenses para tratar la cuestión.

    En esa reunión, España pide al Ejecutivo comunitario "mantener una postura de firmeza para defender a nuestros productos y nuestros productores".

    "El Gobierno de España no desea un conflicto comercial entre EEUU y la UE, pero nuestra posición es bien clara y firme: si alguien inicia un conflicto debe ser responsable del mismo, y nosotros vamos a pedir a Bruselas la máxima firmeza en la defensa de nuestros intereses", apuntó Planas.

    Además de señalar la controversia de Boeing como posible vía para forzar a EEUU a retirar los aranceles, Planas también señaló que durante las últimas décadas la Comisión Europea "guardó el cajón la posibilidad de emprender represalias comerciales" después de que los mecanismos de arbitraje le otorgaran esa posibilidad en múltiples ocasiones.

    Según Planas, la Unión Europea "no aplicó esas retorsiones" porque el club comunitario cree en el valor del "comercio multilateral" y porque quería preservar una buena relación con unos de sus socios preferentes, pero el ministro español insistió en que su aplicación sigue siendo plausible.

    Asimismo, destacó que el próximo día 14 de octubre se producirá una reunión en Ginebra (Suiza) entre la parte estadounidense y la Comisión Europea.

    Desde el Gobierno de España pedirán a Bruselas que acuda a esa reunión con el objetivo de conseguir una anulación total de los aranceles anunciados.

    Por el momento, Planas subraya que la controversia se encuentra en una "fase de negociación", pero advierte de que España pedirá contramedidas a la Unión Europea si finalmente no se alcanza ningún acuerdo con la parte estadounidense.

    "Hasta el día 14 estamos en fase de negociación. Si se falla en esa fase, España abogará por buscar contramedidas para responder a EEUU y para compensar a los sectores afectados", concretó.

    Contramedidas por 4.000 millones de euros

    El Gobierno de España pedirá a la Comisión Europea recuperar una decisión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) del año 2004 para adoptar contramedidas por valor de 4.000 millones de euros contra EEUU si la administración estadounidense mantiene el paquete de aranceles anunciado esta semana contra países europeos.

    "En el ámbito comercial, de confirmarse los aranceles, el gobierno pedirá a la Comisión Europea la adopción de acciones inmediatas de respuesta frente a las subidas arancelarias sobre la base del caso DS108 referido a las subvenciones del Foreign Sales Corporations (FSC)", reza un comunicado emitido por el Gobierno español.

    En ese escrito, Madrid recuerda que en el año 2004 la OMC "otorgó a la UE el derecho de imponer contramedidas por valor de más de cuatro mil millones de euros que nunca fueron aplicadas en toda su extensión".

    Ahora la administración española pone sobre la mesa la posibilidad de rescatar esas contramedidas, aunque Madrid insiste en que su principal deseo es acordar la retirada de aranceles con Washington.

    "El gobierno reitera la voluntad de negociar entre EEUU y la UE para llegar a un acuerdo que evite la imposición de medidas perjudiciales para ambas partes. Los conflictos comerciales, además de ser cortoplacistas, no benefician a nadie y perjudican tanto a productores como a consumidores", reza el comunicado emitido por el Gobierno español.

    "Sin embargo, si la Administración estadounidense rechaza la voluntad de diálogo ofrecida por España y por la Unión Europea, el gobierno español reaccionará de forma inmediata con firmeza y claridad para defender los intereses de nuestros ciudadanos y empresas", prosigue la declaración oficial.

    Estados Unidos avanzó el 2 de octubre su intención de interponer una serie de aranceles por valor de 7.500 millones de dólares a países de la Unión Europea a partir del 18 de octubre.

    Esta decisión fue adoptada después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) dictaminara que la concesión de ayudas por parte de Gobiernos europeos a la compañía aeroespacial Airbus, produjo un agravio competitivo a la industria estadounidense.

    Las sanciones consistirán en la imposición de aranceles del 10% a las aeronaves civiles que la Unión Europea vende a EEUU y en impuestos del 25% a distintos productos alimentarios procedentes del club comunitario, algo que afecta especialmente a España, Francia, Alemania y el Reino Unido.

    Según la lista preliminar ofrecida por la administración estadounidense, las sanciones afectarán principalmente a vinos, licores y aceites, pero también a productos lácteos,  porcinos y a frutas como melocotones, peras y cítricos, entre otros.

    Según estimaciones de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), estos nuevos aranceles afectarán a un volumen de exportaciones agrícolas españolas cercano a los 1.000 millones de euros.

    Protección del sector

    Además de proponer a Bruselas la adopción de represalias si los aranceles finalmente salen adelante, España solicitará al Ejecutivo Comunitario de "manera inmediata" la toma de una serie de medidas para proteger a los sectores más afectados.

    En primer lugar, España pedirá la movilización de recursos financieros comunitarios en el marco de la gestión de crisis del sector agrícola, todo ello con el objetivo de "poder atender las medidas necesarias para mitigar los efectos que puedan tener los aranceles".

    Del mismo modo, también se solicitará la activación de un mecanismo de ayuda para el almacenamiento privado de aceite de oliva y la activación de medidas en el marco de la Política Agraria Común para la promoción de los productos afectados en terceros países.

    España se comprometió además a realizar un refuerzo de la promoción internacional de los sectores afectados.

    En el comunicado emitido, España destaca que "carece de sentido" crear un agravio a los sectores agroalimentarios por un conflicto aeronáutico.

    "Carece de todo sentido que un conflicto sobre la financiación de la construcción de aeronaves civiles derive en una guerra comercial extendida al sector agroalimentario que no es buena para los ciudadanos, especialmente los europeos, y tampoco para los norteamericanos, pero que sobre todo es injusta para nuestros productores afectados, de aceite de oliva, de aceituna, de vino, de porcino o de cítricos”, señala el comunicado.

    Ante esta sensación de injusticia, el Gobierno español promete "intensificar la respuesta" y el "apoyo" a los sectores afectados.

    Etiquetas:
    guerra comercial, aranceles, EEUU, UE, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook