Widgets Magazine
00:29 GMT +323 Octubre 2019
En directo
    Inundación en Mallorca, España (archivo)

    España dedica 774 millones de euros a paliar efectos de las últimas catástrofes naturales

    © AP Photo / Joan Llado
    España
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Gobierno de España aprobó un paquete de 774 millones de euros para reparar los daños causados desde el mes de julio por catástrofes naturales, como los incendios forestales o los recientes episodios de gota fría.

    "El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto Ley que recoge medidas extraordinarias de diversa índole, que supone más de 774 millones euros para zonas afectadas por diversas catástrofes naturales producidas en los últimos meses", informó en rueda de prensa el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

    El paquete de medidas incluye la concesión de ayudas directas a particulares y empresas por un montante de 557 millones de euros, pero también otra serie de actuaciones como sufragar gastos de la administración relacionados con las catástrofes (130 millones) o la concesión de beneficios fiscales y otras bonificaciones a afectados por valor de 86 millones de euros.

    Estas ayudas tratarán de paliar los efectos de los episodios de Dana —depresión aislada en niveles altos, también llamada gota fría— sufridos por España en los últimos meses.

    El primero de esos episodios cruzó la Península Ibérica de oeste a este entre los días 26 y 27 de agosto, dejando fuertes lluvias en Madrid, Aragón, Extremadura, la Rioja, Castila-La Mancha, Andalucía, Valencia y Cataluña.

    A este episodio, que dejó graves daños materiales, le siguió otro aún peor en el mes de septiembre.

    El pasado 9 de septiembre otro episodio de gota fría llegó al país y en los días posteriores se fue desplazando hacia el sureste peninsular, donde dejó lluvias que superaron los 400 litros por metro cuadrado en menos de 48 horas, las precipitaciones más intensas de las que se tienen datos en España en los últimos 140 años.

    Este segundo episodio afectó especialmente a la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía, donde hasta siete personas perdieron la vida en sucesos relacionados con la gota fría.

    Además de las pérdidas mortales, la gota fría causó inundaciones en múltiples ciudades y municipios, haciendo que una gran cantidad de vecinos (por el momento indeterminada) sufrieran graves daños en sus casas y negocios.

    Del mismo modo, las inundaciones también provocaron la paralización de sistemas ferroviarios, cierres de aeropuertos y numerosos daños en la agricultura, ganadería e industria.

    En plena crisis, la ciudad de Orihuela (en la provincia de Alicante) quedó completamente aislada después de que un desbordamiento del río Segura dejara inaccesibles todas las vías de acceso a la ciudad.

    "Las medidas buscan que los ciudadanos afectados puedan recuperar la normalidad cuanto antes y puedan mirar el futuro con tranquilidad", dijo Grande-Marlaska.

    El Gobierno aprovechó este 20 de septiembre la ocasión para reconocer la labor de los servicios de emergencias y de los militares desplegados en las zonas afectadas, donde se practicaron múltiples operaciones de rescate.

    Todavía hoy se encuentran activos trabajos por parte de los cuerpos de bomberos para intentar limpiar las zonas afectadas y evitar estancamientos de agua que pueden convertirse en focos de infección o arruinar cosechas.

    El paquete de medidas del Gobierno incluye también ayudas económicas para los afectados por los incendios forestales ocurridos desde el mes de junio en Cataluña (donde ardieron unas 6.000 hectáreas en la provincias de Tarragona y Lleida), en Gran Canaria (9.200 hectáreas) y en el sur de Toledo y norte de Madrid (otras 3.000 hectáreas).

    En adición, el Real Decreto aprobado por el Gobierno también atenderá inundaciones ocurridas a lo largo del verano en Navarra y Galicia.

    La portavoz del Gobierno español, Isabel Celaá, relacionó las múltiples catástrofes ambientales acontecidas en España en los últimos meses con el cambio climático.

    "La naturaleza sigue su curso milenario, pero hemos de reconocer que el ser humano está tomando decisiones equivocadas que incrementan el efecto dañino de los fenómenos naturales", señaló.

    En su opinión, el relato de lo ocurrido en España estos meses es "esclarecedor" y apunta a que el mundo afronta una creciente proliferación de las "emergencias climáticas".

    Etiquetas:
    víctimas, inundación, consecuencias, catástrofe natural, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik