Widgets Magazine
18:39 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Las elecciones en España (archivo)

    "Las cartas están servidas para unas nuevas elecciones en España"

    © REUTERS / Jon Nazca
    España
    URL corto
    235
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La actual situación de bloqueo político en España viene determinada por un "agotamiento del impulso de las movilizaciones del 15M" y un "retorno al bipartidismo" que dificultan la posibilidad de acuerdo entre el PSOE y la coalición Unidas Podemos para evitar una repetición electoral, afirma en una entrevista con Sputnik el politólogo Manolo Monereo.

    "Las cartas están servidas para que vayamos a unas nuevas elecciones en el mes de noviembre", señala Monereo, que en la pasada legislatura (2016-2018) fue diputado por Unidas Podemos (UP), formación de la que ahora se encuentra desvinculado a nivel orgánico.

    El análisis de Monereo incide en que el actual ciclo político en España está determinado por "un agotamiento del impulso del 15M" que lleva necesariamente a un retroceso de las fuerzas políticas más jóvenes y a "un refuerzo del bipartidismo" que encarnan Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y PP.

    Ante esta situación —prosigue— resulta improbable que PSOE y UP alcancen un acuerdo para desbloquear la legislatura, sobre todo porque los socialistas son conscientes de que con el desfallecimiento del legado del 15M tienen una gran oportunidad para restituirse como la "fuerza hegemónica de la izquierda" si finalmente el país va a unas nuevas elecciones.

    El 15M, también llamado movimiento de "los indignados", fue un ciclo de movilizaciones que al calor de la crisis económica, desde el 15 de mayo de 2011 —de ahí su nombre—, intentó promover en España una democracia más participativa, creando el germen del que después surgiría la formación izquierdista Podemos, fundada en 2014.

    En opinión de Monereo, el impulso del 15M está prácticamente agotado, lo que se refleja en los sucesivos retrocesos sufridos por Podemos en las últimas citas electorales.

    "A medida que ese impulso se fue agotando, las fuerzas vivas del sistema —que no son solamente el Partido Popular y el PSOE, sino también los grandes medios de comunicación y otros actores del régimen— fueron avanzando y acotando los márgenes de lo que se puede cambiar en España", señala.

    La victoria del PSOE de Pedro Sánchez en las elecciones del pasado mes de mayo son a su modo de ver un síntoma de ese refuerzo del bipartidismo, que aprendió a convivir con formaciones políticas más jóvenes pero siempre desde una posición de superioridad.

    Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, y Pablo Iglesias, líder de Podemos
    © AFP 2019 / Pierre-Philippe Marcou
    Pese a su victoria en las elecciones de mayo, Pedro Sánchez todavía no consiguió formar Gobierno.

    En el mes de julio se sometió a una sesión de investidura que resultó fallida tras el fracaso de un proceso de negociación con Unidas Podemos para conformar un Gobierno de coalición.

    "El problema de fondo de Unidas Podemos es que nunca hubo condiciones reales para un acuerdo con el PSOE, para un acuerdo igualitario. Este Partido Socialista tiene una vocación de dominio y monopolio de la izquierda, creen que el pluralismo de izquierda es un mal a evitar", señala Monereo.

    Este politólogo y exdiputado considera que las negociaciones para formar un Gobierno de coalición fueron "una trampa" del PSOE a Unidas Podemos.

    Ahora, algo más de un mes después de la investidura fallida, el PSOE retiró la oferta de un Gobierno de coalición y se limita a invitar a Unidas Podemos a permitir a Sánchez la formación de un Gobierno monocolor socialista bajo un acuerdo programático.

    Ambos partidos disponen hasta el 23 de septiembre para evitar un escenario de repetición de elecciones, que según las encuestas serían favorables para el PSOE y perjudiciales para Unidas Podemos.

    "El PSOE ha visto una oportunidad para reducir el peso electoral de Unidas Podemos y fortalecer su posición (…) desde esa perspectiva yo creo que vamos a unas elecciones generales en noviembre", señala Monereo.

    Ante este escenario, Monereo cree que a Unidas Podemos sólo le queda la posibilidad de "elegir entre el menor de los males".

    Es decir, Unidas Podemos debe elegir entre "regalar la mayoría al PSOE para la investidura de Sánchez como ya hizo en la moción de censura de 2018" o "ir a unas elecciones en la que además de perder terreno respecto al PSOE corres el riesgo de que todo pueda dar un vuelco y acabe gobernando la derecha".

    "Las elecciones las carga el diablo", apostilla Monereo.

    En caso de ser Pablo Iglesias (el líder de Unidas Podemos), Monereo apostaría por permitir que el PSOE formase Gobierno, lo que serviría "para demostrar que no tienes vocación de poder sino de cambiar el país".

    Del mismo modo, Monereo cree que esa salida permitiría a Unidas Podemos un mayor margen de maniobra porque "podrían apoyar en el Parlamento aquellas medidas de Sánchez que les parezcan bien y rechazar las que no les gusten", generando un escenario que propicio para intentar un rearme ante el retroceso electoral sufrido los últimos años.

    Pese a todo lo expuesto, este experto se muestra escéptico sobre la posibilidad de que Unidas Podemos acepte este escenario y, del mismo modo, no ve posible que el PSOE recupere la oferta para formar un Gobierno de coalición, por lo que insiste en que "las cartas están servidas para unas nuevas elecciones".

    Etiquetas:
    política interna, elecciones, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik