Widgets Magazine
En directo
    Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España en funciones

    España celebra la sesión de investidura de Pedro Sánchez

    © REUTERS / Sergio Perez
    España
    URL corto
    La incertidumbre en torno a la investidura de Pedro Sánchez (43)
    0 32

    El 22 y 23 de julio, el candidato del PSOE y presidente en funciones de España, Pedro Sánchez, comparecerá ante el Congreso de los Diputados para presentar su programa de gobierno y solicitar el voto de apoyo por parte de los demás diputados.

    Sigue con Sputnik la transmisión en vivo desde el Congreso de los Diputados.

    El debate comenzó pasadas las 12.00 (hora local) con el discurso del candidato a la presidencia, Pedro Sánchez.

    Sin embargo, a pesar de que ya comenzó el debate, el acuerdo entre el PSOE y Podemos para conformar un Gobierno de coalición todavía no se ha producido, y según confirmaron a Sputnik fuentes de ambos partidos "en estos momentos no está el pacto cerrado".

    Después del discurso de Sánchez habrá una pausa para comer y por la tarde se reanudará la sesión y se celebrarán las intervenciones de los portavoces de los demás partidos, de mayor a menor representación.

    El 23 de julio se espera la primera votación, que puede dar inicio al proceso del nombramiento del presidente en caso de que el candidato logre la mayoría absoluta.

    Para salir elegido Sánchez necesita el apoyo de la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados (176), pero actualmente sólo tiene garantizados los 123 votos del PSOE y uno del Partido Regionalista Cántabro.

    La investidura de Sánchez depende del éxito de las negociaciones que el PSOE mantiene activas con la coalición izquierdista Unidas Podemos (42 escaños).

    El apoyo de Unidas Podemos a la candidatura de Sánchez no garantizaría el éxito de la investidura, aunque sí le allanaría el camino para sumar otros apoyos entre distintas formaciones regionalistas e independentistas, que ya manifestaron su intención de facilitar la formación de Gobierno si hay acuerdo entre esos dos partidos.

    ​En caso de no conseguir mayoría absoluta en la primera votación, la votación deberá repetirse 48 horas más tarde, el 25 de julio.

    En esa segunda votación el candidato no necesita mayoría absoluta, sino que basta con una mayoría simple en la que el número de síes y abstenciones sea mayor que el de votos en contra.

    Si esa segunda votación también resulta infructuosa, el rey de España realizará una nueva ronda de consultas entre los partidos políticos para decidir si vuelve a proponer un candidato a la investidura o si, por el contrario, convoca unas nuevas elecciones

    Si dos meses después del primer intento de investir a Sánchez el Congreso de los Diputados sigue sin haber sido capaz de nombrar a un presidente para la nueva legislatura se procederá a una repetición electoral, tal y como establece la Constitución Española para esa contingencia.

    El programa progresista de Sánchez

    Pedro Sánchez expuso ante el Congreso de los Diputados su programa, basado en seis ejes desde los que construir un país "progresista, ecologista y feminista".

    "Hace 40 años se inició la primera gran transformación de nuestro país. En esta legislatura les propongo que abordemos la segunda gran transformación abordando seis grandes ejes", expuso Sánchez ante la cámara.

    El primero de los ejes de acción propuestos por el candidato a la presidencia tiene que ver con la lucha por "el empleo digno y la sostenibilidad del sistema público de pensiones".

    En su exposición, Sánchez destacó la necesidad de reducir el desempleo estructural en un país con una tasa de paro del 14,7% y, además, abogó por la puesta en marcha de planes para poner freno a la precariedad en un escenario como el actual, en el que 14 de cada 100 empleados son considerados como "trabajadores pobres".

    El segundo eje tiene que ver con una renovación tecnológica para abordar la "revolución digital", tanto a nivel económico y laboral como formativo, con propuestas para evitar las "nuevas formas de elusión fiscal" por parte de las multinacionales y, sobre todo, "proteger al ciudadano ante los monopolios tecnológicos" y garantizar su "protección de datos".

    Además, Sánchez destacó que los constantes cambios tecnológicos hacen que los ciudadanos necesiten formarse de forma continua independientemente de su edad o experiencia laboral, por lo que propuso convertir a España "en el primer país en reconocer el derecho a la educación a lo largo de toda la vida".

    El tercer eje del programa tiene que ver con la lucha contra la "emergencia climática", en la que Sánchez propone "situar a España como líder en la lucha contra el cambio climático, convirtiendo este gran desafío en una gran oportunidad de prosperidad y progreso seguro para el conjunto de la sociedad española".

    El cuarto punto tiene que ver con la búsqueda de "igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres".

    En este punto, Sánchez destacó que, en caso de formar Gobierno, su actuación se centrará en luchar contra la "lacra" de la "violencia machista" y, además, en la puesta en marcha de medidas para reducir la brecha salarial.

    El quinto eje del programa expuesto por Sánchez se centró en la lucha contra "la desigualdad social" para que los frutos del crecimiento económico "lleguen a toda la sociedad y no solo a unos pocos privilegiados".

    "Debemos huir de la complacencia, porque si algo hemos aprendido en la última década es que no basta con crecer, sino que es necesario que se haga de forma sólida y que los frutos de ese crecimiento sirvan para reducir las lacerantes desigualdades de la sociedad española", afirmó.

    Finalmente, el sexto eje del programa de Sánchez tiene que ver con la política exterior, en la que el candidato a la presidencia del Gobierno apuesta por "fortalecer Europa" mediante más integración política y económica.

    "Los seis retos expuestos debemos afrontarlos con urgencia, si no queremos que España pierda el tren del progreso", añadió Sánchez.

    Intentos de culminar un acuerdo con Podemos

    Además, Pedro Sánchez invitó a sus socios potenciales de Unidos Podemos a buscar "puntos de encuentro" para desbloquear su investidura.

    "Nos corresponde trabajar para culminar un acuerdo y después tenemos la responsabilidad de sacar adelante todo aquello que nos une", dijo Sánchez.

    Al término de ese discurso, Sánchez se dirigió directamente a la bancada de la coalición izquierdista Unidas Podemos, a los que llamó a avanzar en las negociaciones para facilitar la formación de Gobierno pese a las dificultades experimentadas las últimas semanas.

    "Estamos comprobando que no es sencillo alcanzar un punto de encuentro, pero nada que merezca la pena es fácil", añadió.

    En ese sentido, Sánchez subrayó que ambas partes coinciden en la búsqueda de "un progreso ecológicamente sostenible" y en "la redistribución justa de ese progreso",

    "Muchas personas han puesto ilusión en que uniéramos nuestras fuerzas, nuestra sensibilidad, nuestra inteligencia y nuestra experiencia para mejorar la vida de la gente y la historia de España", recordó Sánchez antes de apuntillar que esa llamada debe ser atendida.

    Referencias a Cataluña

    Pedro Sánchez eludió las referencias al conflicto político en Cataluña durante el discurso ofrecido ante el Congreso de los Diputados.

    Durante dos horas de discurso, Sánchez evitó hablar del conflicto catalán y se limitó a defender "una España unida y diversa" en el contexto de la Unión Europea, donde "levantar fronteras internas" supone "ir contra la historia".

    La falta de referencias a Cataluña fue duramente criticada por el resto de grupos parlamentarios, que a lo largo de la tarde tendrán la oportunidad de responder a Sánchez en sede parlamentaria.

    Inés Arrimadas, portavoz de la formación liberal Ciudadanos —la tercera fuerza política por número de escaños— afirmó que "lo único importante del discurso es lo que Sánchez no ha querido decir".

    "No ha querido hablar de uno de los principales retos de este país, que es el desafío separatista", añadió.

    En un sentido similar se expresó Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de la formación ultraderechista Vox, que acusó a Sánchez de eludir "el principal problema que azota a España" para no descontentar a los partidos independentistas, cuyos votos podrían ser cruciales para sacar adelante la investidura.

    Sin embargo, la falta de referencias a Cataluña también fue criticada por los partidos independentistas.

    El portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña, Gabriel Rufián, calificó de "irresponsable y negligente no tratar el principal conflicto político que tiene sobre la mesa".

    Del mismo modo, Rufián también criticó que, durante dos horas de discurso, Sánchez solo interpeló en una ocasión a la coalición Unidas Podemos, sus potenciales socios de investidura.

    Gastos militares

    Asimismo, Pedro Sánchez apuesta por seguir aumentando la inversión militar hasta cumplir los objetivos establecidos por la OTAN.

    "Aumentaremos de forma progresiva el presupuesto de defensa para cumplir nuestros compromisos", dijo Sánchez.

    España dedicará en 2019 un 0,92% de su PIB a Defensa, lo que implica un gasto de 11.505 millones de euros.

    De esta manera, España se sitúa como el penúltimo país de la alianza atlántica que menos porcentaje de PIB dedica a Defensa.

    En ese sentido, España se encuentra lejos de cumplir con el compromiso de elevar el gasto en hasta el 2% del PIB para el año 2024, tal y como acordaron los socios de la OTAN en la cumbre de Gales.

    En su discurso de investidura, Pedro Sánchez reiteró su compromiso en política exterior con los órganos multilaterales en los que participa España.

    Además de la promesa para cumplir el gasto exigido por la OTAN, Sánchez manifestó su compromiso con los proyectos para el desarrollo de una defensa común europea.

    En cuanto a la Unión Europa, Sánchez reafirmó su apuesta por una "mayor integración" tanto política y económica, además de por la puesta en marcha de planes para reforzar la "dimensión social" del club comunitario.

    En lo referente a la política exterior genuinamente española, Sánchez también defendió que, de ser elegido, Latinoamérica será un punto "nuclear" de su agenda.

    En concreto, Sánchez se mostró convencido de que los lazos culturales entre España y Latinoamérica sitúan a Madrid en una posición de privilegio para fortalecer las relaciones y buscar un aumento de los intercambios comerciales entre ambas partes.

    Tema:
    La incertidumbre en torno a la investidura de Pedro Sánchez (43)
    Etiquetas:
    toma de posesión, PSOE, Pedro Sánchez, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik