Widgets Magazine
En directo
    Manuel Valls,  ex primer ministro francés y concejal en la alcaldía de Barcelona (archivo)

    Manuel Valls carga contra Ciudadanos y mantiene su puesto como concejal de Barcelona

    © REUTERS / Charles Platiau
    España
    URL corto
    0 21

    MADRID (Sputnik) — El ex primer ministro francés y concejal en la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, fue muy crítico con Ciudadanos, la formación con la que hasta ahora colaboraba en España.

    "Cuando hace un año me instalé en Barcelona, Ciudadanos era un partido liberal, progresista, europeísta y centrado, pero poco a poco el partido con el que compartí muchas cosas se convirtió en algo diferente. Ahora prefiere pactar con una formación iliberal, reaccionaria y anti-europea", afirmó en referencia a la formación de ultraderecha Vox.

    Ante esta situación, continuó diciendo que "la estrategia del 'cuanto peor, mejor' es equivocada y dejan huérfanas a todas las personas que confiaron. La tensión y el conflicto sin proponer una alternativa no conducen a nada más que al conflicto", afirmó en referencia a la formación de Albert Rivera.

    El concejal considera que Ciudadanos sacrificó Cataluña "para obtener ventajas electorales en España".

    En la rueda de prensa confirmó que continuará como concejal en el ayuntamiento de Barcelona a pesar de que se oficializase la ruptura de su grupo parlamentario después de la ruptura con Ciudadanos.

    La formación de Albert Rivera rompió este 17 de junio sus relaciones con el ex primer ministro francés debido a lo que califican de "discrepancias importantes" respecto a la política de pactos de la coalición tras las elecciones locales.

    La candidatura de Barcelona estaba compuesta por integrantes de Ciudadanos y por independientes del entorno de Manuel Valls.

    Estos últimos apoyaron la investidura de la izquierdista Ada Colau como alcaldesa de Barcelona, algo que contraría la política de pactos de la formación liberal.

    Además: Vox en España, ¿legitimación del fascismo?

    Esos apoyos resultaron vitales para que Ada Colau fuese investida como alcaldesa de Barcelona este 16 de junio.

    La facilitación de la investidura por parte de los independientes vinculados a Valls, según argumentó él mismo, no supone un apoyo a las políticas de Colau, sino que es un movimiento para evitar que el partido independentista Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) —fuerza más votada en las elecciones— pudiera hacerse con la alcaldía de Barcelona.

    Sin embargo, desde Ciudadanos rechazaron por igual la candidatura de Colau y la posibilidad de un gobierno independentista en la capital catalana.

    Todo ello ha derivado en una ruptura de las relaciones entre Ciudadanos y el ex primer ministro francés, que fue la gran apuesta de la formación liberal para intentar hacerse con el Ayuntamiento de Barcelona, una empresa fallida tras los pobres resultados de la coalición en las últimas elecciones locales.

    "Yo no vine a España para luchar por el liderazgo de las tres derechas", insistió Valls, que se mostró convencido de su voto "para evitar un ayuntamiento independentista".

    "La señora Colau no es la misma cosa que el señor Maragal (candidato de ERC), ignorarlo es absurdo o mentir", insistió Valls.

    Etiquetas:
    Manuel Valls, Ada Colau, Ciudadanos, Barcelona, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik