Widgets Magazine
00:26 GMT +319 Octubre 2019
En directo
    Una cola de votantes durante las elecciones generales españolas del 28 de abril de 2019

    Los españoles ante las urnas: "Estas elecciones son más importantes de lo habitual"

    © AP Photo / Andrea Comas
    España
    URL corto
    Elecciones generales en España (2019) (100)
    0 01
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — Más de 34 millones de personas están llamadas a votar en las elecciones en España, una jornada electoral que para algunos es incluso más importante que las anteriores por la situación de inestabilidad e incertidumbre que vive el país ante situaciones como la crisis territorial en Cataluña o el auge de la ultraderecha.

    "Yo creo que todas las elecciones son importantes porque nos jugamos nuestro futuro en ellas. Pero sí es verdad que estas elecciones lo son un poco más de lo habitual, por lo menos en mi opinión", señala a Sputnik Vanessa, de 36 años, que sale junto a su hijo de tres años de un colegio electoral situado en el sur de Madrid.

    Según explica, para ella estas elecciones son "un poco más importantes" porque siente "preocupación como mujer" ante la posibilidad de un gobierno con presencia del partido ultraderechista Vox, que tras estas elecciones entrará por primera vez en el Congreso de los Diputados. "Lo que más me preocupa son sus propuestas para limitar el aborto o eliminar la ley de violencia de género", señala.

    En una línea similar se sitúa Luisa (65 años) que dice que votará al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) aunque su líder, Pedro Sánchez, "no es su favorito" porque cree que "la mejor forma de parar a la ultraderecha de Vox es votando al PSOE".

    Del mismo modo, Luca (19 años), cuenta que vota por primera vez y que también lo hará por la izquierda, por la coalición Unidas Podemos, para "defender los derechos de los jóvenes y las mujeres" ante un posible gobierno de derecha.

    Por su parte, José (50 años), acude a su colegio electoral para votar al conservador Partido Popular, un voto que considera el antídoto ante la inestabilidad que marcó el desarrollo de la política española en la pasada legislatura.

    "Me gustaría que hubiese un cambio de Gobierno y que vuelva el Partido Popular. Espero que en estas elecciones salga un resultado que al menos deje un Gobierno estable para cuatro años", apunta.

    En las últimas semanas señalaron que alrededor del 20% de los votantes no decidirían su voto hasta el último momento. Vanessa se identifica como una de esas personas: "Hasta hace dos días estaba indecisa. No solo es que hay muchas opciones, sino que ninguna me convence de verdad. Voy a votar porque no quiero que salga la ultraderecha, pero la verdad es que tampoco confío demasiado en los otros", señala.

    Esa sensación de hastío hacia los representantes políticos es compartida por Javier (29 años), que acompaña a su pareja y a un grupo de amigos a votar, pero que en esta ocasión no depositará su voto en la urna.

    "Yo no voy a votar porque no me convence ninguno de los cinco grandes partidos", señala.

    Además, este joven dice que estar insatisfecho con el sistema político español, donde no se elige al presidente del Gobierno sino a los integrantes del Congreso de los Diputados, donde se deberá investir un candidato a propuesta del rey Felipe VI.

    "No me gusta el sistema que tenemos. No me gusta que pueda gobernar alguien que no ha sido el más votado y que todo dependa de los pactos que quieran hacer o peor, que pase como hace unos años y haya que repetir elecciones porque no se ponen de acuerdo", añade.

    El discurso de este joven denota que la ciudadanía española ya ha asumido que en estas elecciones no trata simplemente de votar a un candidato con la esperanza de que llegue al gobierno, sino de intentar dirigir el voto para crear una correlación de fuerzas favorable hacia un bloque ideológico.

    La desafección de Javier ante esta dinámica no es compartida por el grupo de amigos con el que se desplazó hasta el colegio electoral. Eduardo (28 años) dice ser consciente de que "ningún político" le va a "solucionar la vida" o a "regalar nada", pero aun así mantiene que vota "con intención de cambiar las cosas".

    Más allá de los grandes temas de discusión a lo largo de la campaña, como la crisis política en Cataluña o el auge de la ultraderecha, Eduardo explica que el factor decisivo a la hora de plantearse el voto en su caso tiene que ver más con su situación laboral. Eduardo es una de las 3,3 millones de personas que se encuentran desempleadas en España, un país con una tasa de paro del 14,7% y cuyo mercado laboral ofrece, sobre todo, empleo precario y temporal.

    "Ahora mismo estoy en paro. Llevo toda la vida de trabajo temporal en trabajo temporal y voy a llegar a los 30 sin poder haberme ido de casa", lamenta antes de subrayar —sin revelar el sentido de su voto— que depositará la papeleta del partido que en el que más confía "para solucionar esto".

    Por unos motivos o por otros, parece que en términos generales los españoles tienen asumido que estas elecciones son especialmente importantes, lo que se refleja en los elevados porcentajes de participación ofrecidos a las 18.00 (hora local). Según datos del Ministerio del Interior a las 18.00 había votado un 60,74% del censo, lo que supone un aumento de 9,54 puntos respecto a las últimas elecciones, en 2016, cuando a esa hora había votado un 51,21% del censo.

    Además de la importancia del momento político, factores secundarios para la participación como la climatología ayudaron a que la gente saliera a la calle a votar en una España que este domingo amaneció soleada en casi todo su territorio. De hecho, el grupo de amigos de Javier y Eduardo explica que fueron juntos al colegio electoral para "aprovechar y tomar una cerveza en una terraza al terminar".

    Las encuestas publicadas en las últimas semanas avanzan que el PSOE, encabezado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, será la formación más votada en estas elecciones. En segundo lugar se situarían los conservadores del Partido Popular, en tercer puesto los liberales de Ciudadanos y en cuarto la coalición izquierdista Unidas Podemos.

    Por otro lado, estas elecciones arrojan como principal novedad la entrada en las instituciones de la formación ultraderechista Vox, que según las encuestas podría situarse como quinta fuerza. En todos los escenarios dibujados por las encuestas se señala que un amplio porcentaje de los votantes no decidirían su voto hasta el último momento, lo que abre la puerta a grandes cambios de última hora respecto a los sondeos.

    Según los estudios demoscópicos, aunque sea la formación más votada, las posibilidades del PSOE para formar gobierno pasa por que Unidas Podemos y otras formaciones nacionalistas vascas y catalanas sumen suficientes escaños para reeditar el bloque que permitió la moción de censura con la que Pedro Sánchez llegó al poder en junio. Por otro lado, las posibilidades de formar un gobierno alternativo al de Sánchez pasan, sobre todo, porque Partido Popular, Ciudadanos y Vox puedan conformar un bloque de derechas lo suficientemente fuerte para investir a un candidato.

    En las elecciones generales de España se eligen 350 parlamentarios que compondrán el Congreso de los Diputados (cámara baja) y 208 representantes para el Senado (cámara alta). Tras los comicios el Rey de España, Felipe VI, designará un candidato a la investidura como presidente del Gobierno, un encargo que tradicionalmente recae sobre el líder del partido más votado, aunque ninguna ley obliga a que sea así.

    Tema:
    Elecciones generales en España (2019) (100)
    Etiquetas:
    elecciones generales en España (2019), Ciudadanos, PSOE, Podemos, Partido Popular de España, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik