08:34 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Semana Santa en Sevilla (archivo)

    Polémica en España por la quema de muñeco de Puigdemont durante una fiesta de Semana Santa

    © CC BY-SA 2.0 / albert / DSCN2895
    España
    URL corto
    141
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — Los vecinos de Coripe, un pueblo de Sevilla, quemaron y dispararon el 21 de abril a un muñeco que simulaba al expresidente catalán Carles Puigdemont, un hecho que se enmarca dentro de la "Quema de Judas", una tradición local en la que cada año, con motivo de la Semana Santa, se escenifica la muerte de un personaje público.

    "No me han querido fusilar y quemar a mí sólo: han querido mofarse de la lucha por la libertad de presos y exiliados", afirmó Puigdemont a través de Twitter tras conocer lo sucedido.

    A lo largo de la jornada del 21 de abril, se hizo viral un vídeo en el que podría observarse la ejecución del muñeco, que además de ir vestido como Puigdemont portaba una bandera independentista catalana y un lazo amarillo, símbolo utilizado para denunciar el encarcelamiento preventivo de los líderes políticos responsables del referéndum del 1 de octubre de 2017.

    ​​La publicación de este vídeo generó una ola de indignación entre los sectores independentistas catalanes, además de la condena de otras corrientes políticas.

    ​Puigdemont dijo respetar "las muestras de ironía y de sarcasmo", pero subrayó que no puede respetar lo sucedido en Coripe porque a su modo de ver atenta contra su "dignidad personal" y contra la "decencia democrática".

    ​Por su parte, el actual presidente catalán, Quim Torra, dijo sentir "asco extremo" ante la quema del muñeco y anunció la posibilidad de denunciar lo sucedido ante las instancias judiciales pertinentes.

    ​Meritxel Batet, ministra de Política Territorial del Gobierno de España, también condenó lo sucedido a través de un mensaje en Twitter, donde calificó esta festividad como una "muestra de intolerancia".

    Tras la polémica generada por la publicación del vídeo, el alcalde de Coripe, Antonio Pérez Yázquez, del Partido Socialista, defendió la festividad asegurando que se trata de "una sátira y una representación".

    En una entrevista concedida a Onda Cero el alcalde de la localidad sevillana explicó que cada año se realiza una "votación popular" para elegir a un personaje público cuyos actos generen rechazos entre los habitantes del pueblo.

    En ese sentido, afirmó que la quema del muñeco de Puigdemont no es un acto de odio contra el dirigente catalán y recordó que en otras ediciones de esta festividad se quemaron muñecos de otros personajes relevantes de la política española como José María Aznar, presidente del Gobierno español entre 1996 y 2004. 

    Etiquetas:
    Semana Santa, religión, quema, Carles Puigdemont, Quim Torra, Sevilla, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik