Widgets Magazine
En directo
    Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña

    Quim Torra ignora la petición del Parlamento de Cataluña para convocar a elecciones

    © AP Photo / Manu Fernandez
    España
    URL corto
    0 21

    MADRID (Sputnik) — El presidente del Gobierno catalán, Quim Torra, anunció que desoirá la moción del Parlamento de Cataluña, que le pidió someterse a una cuestión de confianza o convocar elecciones anticipadas ante la "inoperancia" de su Ejecutivo.

    "Continuaremos gobernando con toda la ambición republicana intacta", anunció Torra en Twitter.

    En concreto, el Parlamento de Cataluña aprobó este 4 de abril, por 62 votos a favor y 61 en contra, una moción en la que "se constancia la inoperancia del Gobierno de la Generalitat" y, en consecuencia, pide que Torra "se someta de manera inmediata a una cuestión de confianza o convoque elecciones"

    La moción salió adelante con los votos del Partido Socialista, los Comunes —donde se integra la rama catalana de Podemos—, el Partido Popular y Ciudadanos.

    Los cuatro grupos coinciden en criticar a Quim Torra por centrar su actividad en el proceso independentista y no en la gestión de los problemas ciudadanos.

    La derrota del independentismo en la votación se debió, en primer lugar, a la pérdida de la mayoría parlamentaria por las suspensiones y limitaciones que recaen sobre algunos de sus diputados, como consecuencia del proceso judicial que sigue Tribunal Supremo contra los responsables del referéndum del 1 de octubre de 2017.

    También: ¿Conseguirá Puigdemont escaño en las elecciones europeas?

    En total, el Tribunal Supremo suspendió a seis diputados: cuatro de Junts Per Catalunya (Carles Puigdemont, Jordi Sánchez, Jordi Turull, Josep Rull) y dos de Esquerra Republicana de Cataluña (Oriol Junqueras y Raül Romeva).

    Los de Esquerra designaron sustitutos para ocupar sus lugares mientras dura la suspensión, por lo que esos votos siguen contando para el independentismo.

    Sin embargo, los cuatro diputados de Junts Per Catalunya se negaron a hacerlo al considerar que son representantes legítimos, injustamente perseguidos, por lo cual la designación de un sustituto supondría un menoscabo a la soberanía política de Cataluña y una injerencia desde el Tribunal Supremo.

    En consecuencia, mantienen sus escaños pero se encuentran suspendidos, por lo que no pueden participar en las votaciones.

    Por otra parte, Toni Comín, otro diputado de Esquerra Republicana, tampoco puede ejercer la actividad parlamentaria,  porque, procesado por el Tribunal Supremo, decidió recurrir su procesamiento y, mientras se estudia esa petición, no está oficialmente suspendido.

    Vídeo: Preguntan por Cataluña al ministro de Exteriores de España y abandona la entrevista

    Sin embargo, escapó a Bélgica y se niega a regresar a España, donde tiene una orden de captura del Tribunal Supremo.

    Por estas razones, el independentismo no cuenta con los votos de los cinco diputados referidos, razón por la cual perdió la mayoría de 70 escaños obtenida en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre de 2017.

    La mayoría conseguida en los comicios se logró también gracias a los 34 diputados de JxCat, los 32 de ERC y los 4 de la CUP.

    A todo esto se suman las discrepancias en el independentismo, que llevó en muchas ocasiones a la CUP a votar al margen de ERC y JxCAT, y permitir que no haya una mayoría soberanista, sino también que los otros partidos de la cámara puedan formar mayorías alternativas, como sucedió este 4 de abril.

    Tema relacionado: Cae la inversión extranjera en Cataluña

    Luego de aprobarse el pedido de elecciones, Torra aludió a las suspensiones para afirmar que "la mayoría parlamentaria escogida el 21-D" rechaza la moción, por lo que sigue contando con la confianza de los representantes catalanes, a pesar de perder la votación.

    Etiquetas:
    elecciones, Parlamento de Cataluña, Quim Torra, España, Cataluña
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik