Widgets Magazine
13:37 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Niños de la guerra (archivo)

    Espíritu indoblegable: niños españoles a los que la URSS salvó de las garras de Franco

    © Sputnik /
    España
    URL corto
    Por
    El 80 aniversario del fin de la Guerra Civil española (10)
    4413
    Síguenos en

    Los bombardeos constantes que sembraban la muerte por doquier son algunas de las horribles experiencias que tuvieron que vivir los niños durante la Guerra Civil Española. Este 1 de abril se cumplen 80 años del fin de este sangriento conflicto armado que cambió drásticamente las vidas de muchos menores de edad.

    Al ver el miedo, el terror y el sufrimiento agonizante de sus hijos, muchos padres —que lucharon en el bando republicano o lo apoyaron— no pudieron soportarlo y tomaron la única decisión que les parecía lógica en aquel momento: hacer que se refugiaran en otros países. Uno de los destinos fue la Unión Soviética, el país comunista que respaldó a la República Española.

    Así fue el caso de Manuel Arce Porres, que llegó a la URSS con solo ocho años acompañando a su hermano mayor, César, de 12. Su historia la relataron a Sputnik Lino Varela y Rodrigo Pérez Barredo, el director y el guionista de la película 'Huérfanos de Olvido', que se estrenó en el Instituto Cervantes de Moscú el pasado 30 de marzo.

    Todos, padres e hijos, pensaban que el éxodo forzoso duraría varios meses. Nadie podía prever que los menores se quedarían solos en un país distante durante décadas. Algunos permanecerían para siempre y nunca volverían a ver a sus padres de nuevo.

    El destino de Manuel Arce se alimentó de tragedia. Igual que en el caso del resto de los niños de la guerra, los primeros años en Rusia fueron felices, pero en junio de 1941, la Segunda Guerra Mundial llegó al país. La Gran Guerra Patria estaba en marcha.

    Te puede interesar: Sacrificio de juventud: cómo ayudó la retaguardia de la URSS a derrotar a los nazis

    Manuel Arce empezó a trabajar en una fábrica de armamento y se separó de su hermano mayor. Luego le informaron de que había muerto. Pero hubo un antes y un después en su vida cuando, en 1943, tuvo un grave accidente de tranvía. Perdió las dos piernas y quedó discapacitado con tan solo 14 años.

    Después de un tiempo, se enteró de que su hermano estaba vivo y acudió a visitarlo al hospital, pero falleció al día siguiente. Manuel Arce cree que su hermano no pudo soportar verlo en ese estado.

    El joven tuvo que seguir adelante y empezó a estudiar medicina. Después trabajó como médico en un hospital. Más tarde regresaría a España y de nuevo a Rusia en varias ocasiones.

    "Es una historia de energía, de fuerza, de supervivencia que a mí me fascinó", declaró Lino Varela.

    'Niños de Rusia'

    El mítico cartel de 'No pasarán' en Madrid, durante la Guerra Civil Española
    © Foto : Dominio Público / Mikhail Koltsov
    La historia de cada niño de la guerra es una película. Cada uno de ellos tiene muchas cosas que contar, continuó Varela.

    Los niños de Rusia, como a menudo se les llama en España, han superado la condición de víctimas y han alcanzado la de supervivientes, al sobreponerse a la separación de sus familias a una edad muy temprana, dijo Barreda.

    A pesar de que llegaron a un país extraño en el que las costumbres y el idioma son diferentes, lograron adaptarse. Luego les tocó de lleno la Segunda Guerra Mundial y tuvieron que revivir los bombardeos.

    • Lino Varela, director de la película Huérfanos del Olvido
      Lino Varela, director de la película Huérfanos del Olvido
      © Sputnik / Viktor Ternovsky
    • El guionista del documental Huérfanos del Olvido, Rodrigo Pérez Barredo, y el director, Lino Varela
      El guionista del documental Huérfanos del Olvido, Rodrigo Pérez Barredo, y el director, Lino Varela
      © Sputnik / Viktor Ternovsky
    1 / 2
    © Sputnik / Viktor Ternovsky
    Lino Varela, director de la película Huérfanos del Olvido

    Consiguieron superar esa situación y después se enrolaron en la universidad y se convirtieron en ingenieros y médicos. Sin embargo, en algunos casos, regresaron a España años después y se encontraron con un choque cultural enorme. Adaptarse a sus familias fue muy complicado para ellos.

    "No había roce, no había cariño. Esos niños debían haber sido pescadores en el norte de España, pero acabaron siendo ingenieros en Moscú", enfatizó.

    Entre 1937 y 1938, más de 3.000 niños fueron evacuados a la Unión Soviética, donde se les dio una cálida bienvenida, los cuidaron y los protegieron. Si bien la acogida fue verdaderamente maravillosa, nadie pudo reemplazar a los progenitores. Aunque sus padres estuvieran vivos, lo que experimentaron no deja de ser semejante a la orfandad.

    Más: El día que la CIA interrogó a los "niños de la guerra" españoles

    Varela, por su parte, indicó que esos niños están olvidados, porque en España apenas se recuerda que existieron.

    La película

    Según Lino Varela, la idea de hacer la película surgió de un reportaje que escribió Rodrigo Barreda, el guionista del documental. Primero fue un artículo sobre Manuel Arce Porres. A partir de este artículo surgió la idea de hacer un documental sobre él.

    Pero en 2017 se extendió a una obra mayor, cuando se celebró el 80 aniversario de la salida de los niños de la guerra del norte de España a la Unión Soviética.

    "Aprovechando este aniversario se iba a hacer un homenaje en Óbninsk —en la región de Moscú— y entendimos que iba a ser una oportunidad estupenda de entrevistar a los últimos supervivientes de los niños de la guerra. De esta manera pudimos tener un mayor abanico de historias y de testimonios", dijo.

    Los autores le dieron muchas vueltas al título y al final se decantaron por 'Huérfanos del Olvido'. Después de haber hecho las entrevistas se percataron de que la orfandad era doble.

    "Se quedan huérfanos de padres de forma inopinada. Ellos no deciden. También son huérfanos de país, aunque fueron muy bien recibidos en la URSS. En el fondo tienen esa sensación de desarraigo, no son ni de aquí ni de allí. La lucha contra el olvido es la reivindicación de la memoria de la historia de estos niños", explicó.

    De acuerdo con Rodrigo Barreda, España todavía no ha superado por desgracia las heridas de la guerra civil. No logró superarlas sobre todo porque no se ha hecho el ejercicio de perdón. Ahora mismo el país está viviendo una situación que está muy polarizada, con la extrema derecha emergiendo con fuerza.

    Hubo un bando ganador y uno perdedor, y este último fue el perdedor no solo durante la guerra civil, sino durante 40 años, aclaró.

    Con su película, Varela y Barreda quieren dejar la imagen de los niños de la guerra para la historia. Según explican los propios cineastas, quieren que no se pierda la memoria.

    "En España se conoce muy poco nuestra historia más reciente. Vivimos en una época en la que se trata de ocultar cosas, de pasar página. Creemos que es importante recordar el pasado para no cometer errores en el futuro", destacó Varela.

    No te lo pierdas: En el bando equivocado: un artículo sobre la División Azul causa polémica en la red

    Tema:
    El 80 aniversario del fin de la Guerra Civil española (10)
    Etiquetas:
    película, niños de la guerra, Guerra Civil española, Instituto Cervantes, URSS, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik