En directo
    Oriol Junqueras, exvicepresidente catalán

    Exvicepresidente catalán se declara como preso político ante el Tribunal Supremo español

    © REUTERS / Reuters TV
    España
    URL corto
    112

    MADRID (Sputnik) — El vicepresidente del Gobierno catalán que convocó el referéndum unilateral del 1 de octubre de 2017, Oriol Junqueras, se declaró como un "preso político" ante el Tribunal Supremo de España, donde está siendo juzgado por rebelión y otros delitos.

    "Me considero un preso político", dijo Junqueras al inicio de su interrogatorio, en el que solo aceptará las preguntas planteadas por la defensa.

    Junqueras, que actualmente es diputado en el Parlamento de Cataluña y líder del partido independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), dijo estar convencido de que se enfrenta a un "juicio político" ya que se le juzga por sus "ideas" y no por sus "hechos".

    Al comienzo de su interrogatorio, Junqueras se definió como independentista porque cree que la fundación de una república catalana es "la mejor manera de crear una sociedad justa e igualitaria".

    Según su relato, sus convencimientos sobre el independentismo están siempre subordinados a una serie de principios éticos y democráticos.

    En ese sentido, rechazó los relatos formulados por las acusaciones, que le hacen responsable de delitos de rebelión y sedición por, presuntamente, buscar sus fines políticos a través de métodos violentos.

    Tema relacionado: El juicio a los líderes independentistas desatará "una tormenta en Cataluña"

    "Nadie puede tener duda alguna sobre el hecho de que nosotros hemos rechazado siempre cualquier forma de violencia", dijo Junqueras.

    A su modo de ver, el proceso independentista catalán siempre tuvo un carácter "pacífico" porque "cualquier objetivo noble puede tornarse inmoral si se persigue mediante métodos indecentes".

    En su intervención, Junqueras rechazó todos los cargos que se le imputan tanto a él como a los otros 11 acusados.

    "Desde mi punto de vista nada de lo que hemos hecho es delito", aseveró antes de añadir que "votar no es delito" pero "impedirlo por la fuerza sí lo es".

    También: España recuerda que jamás aceptará la autodeterminación de Cataluña

    Además, Oriol Junqueras se declaró como un amante de España y de su cultura, algo que no considera incompatible con ser independentista.

    "Yo amo a España. Amo a su gente y a la cultura española. Lo he dicho mil veces porque es verdad", dijo Junqueras ante el Tribunal Supremo, donde está siendo juzgado por rebelión y otros delitos

    A su modo de ver, eso no es incompatible con ser independentista y encabezar un proyecto político que busca la ruptura de Cataluña con España.

    Junqueras explicó que su apuesta por la independencia de Cataluña se basa en el convencimiento de que la creación de una república catalana separada de España es "la mejor manera de crear una sociedad justa e igualitaria".

    No obstante, señaló estar convencido de que su proyecto no es incompatible con "mantener la convivencia" y una "relación de reconocimiento entre iguales con España".

    Asimismo, hizo un llamamiento desde el Tribunal Supremo español a buscar soluciones al conflicto político en Cataluña desde el "diálogo" y el "multilateralismo".

    "Esto no se resuelve poniendo a gente en la cárcel", dijo Oriol Junqueras.

    Además: 'Procés' catalán: ¿imaginario colectivo o realidad latente?

    Además de negar los delitos que se le imputan, el líder independentista aprovechó la ocasión para compartir algunas de sus reflexiones sobre el conflicto político en Cataluña.

    "Estamos ante una cuestión que exige una solución política, que necesariamente tiene que ser avalada por el voto de los ciudadanos, un voto que tiene que ser respetado", afirmó.

    En ese sentido, defendió la convocatoria del referéndum del 1 de octubre como una necesidad, al entender que el voto es la herramienta adecuada para conocer la opinión de la ciudadanía sobre un particular, en este caso sobre la independencia de Cataluña

    Durante el interrogatorio de la defensa, Junqueras justificó la convocatoria unilateral del referéndum porque el Gobierno de España dejó "la silla vacía" en todas las invitaciones hechas desde Cataluña a crear una mesa de diálogo desde la que buscar soluciones pactadas.

    Pese a la convocatoria unilateral de referéndum y a la posterior adopción de una declaración de independencia para "dar cumplimento" al mandato de esa consulta, Junqueras aseguró que el Gobierno catalán nunca dejó de lado el "multilateralismo" porque era consciente de la necesidad de seguir "apelando al conjunto de las instituciones españolas".

    Asunto relacionado: Cataluña: "El juicio a los líderes independentistas va a definir el escenario político de España"

    A lo largo de su intervención, Junqueras apeló en distintas ocasiones al exterior de la sala para lanzar mensajes de carácter político, algo que justificó recordando que lleva "más de un año en prisión sin tener la oportunidad de hablar".

    Oriol Junqueras, que lleva en prisión preventiva desde noviembre de 2017, es el principal acusado en el juicio a los líderes independentistas catalanes.

    La Fiscalía solicita para él 25 años de prisión y 25 años de inhabilitación absoluta por delitos de rebelión y malversación.

    Por su parte, la Abogacía del Estado pide 12 años de prisión y 12 años de inhabilitación por delitos de sedición y malversación.

    La acusación popular, articulada por el partido ultraderechista Vox, solicita 74 años de prisión y 20 años de inhabilitación absoluta para empleo o cargo público al considerar que Junqueras es culpable de delitos de rebelión, malversación e integración en organización criminal.

    Te puede interesar: Quim Torra pide ayuda internacional ante el juicio contra los independentistas

    Etiquetas:
    declaración, presos políticos, juicio, Oriol Junqueras, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik