03:47 GMT +316 Noviembre 2019
En directo
    Santiago Abascal, líder del partido Vox

    Vox pide frenar medidas contra violencia machista para dejar gobernar al PP en Andalucía

    © AFP 2019 / Cristina Quicler
    España
    URL corto
    123
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El partido de extrema derecha Vox no dará su apoyo a la formación de un gobierno de coalición entre los conservadores del Partido Popular (PP) y los liberales de Ciudadanos (Cs) en Andalucía si estos no eliminan de su acuerdo programático los puntos referentes a la lucha contra la violencia machista.

    "Vox no les dará su apoyo si no eliminan, entre otros, este punto de su acuerdo", comunicó la formación de extrema derecha en un mensaje publicado en Twitter.

    Partido Popular y Ciudadanos alcanzaron el pasado 26 de diciembre un acuerdo para la formación de Gobierno en Andalucía, que es la comunidad autónoma poblada de España, con más de 8,2 millones de habitantes.

    Uno de los puntos de ese acuerdo contempla la implementación de un plan de inversiones para desarrollar medidas de prevención y protección integral contra la violencia de género.

    Según Vox, ese plan de inversión está "dictado por la ideología de género" y por las "asociaciones feministas radicales", que a su modo de ver están influenciadas por el partido de izquierda Podemos.

    Más del tema: El PP ve los pactos con la ultraderecha como estrategia a seguir en toda España

    El cabeza de lista de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, manifestó este miércoles que su partido no participará de la "sumisión lanar" provocada por lo que él denomina "los mandamientos de la dictadura de género".

    En consecuencia, los ultraderechistas se niegan a dar el apoyo parlamentario que PP y Cs necesitan para gobernar en Andalucía.

    La petición de Vox despertó cierto rechazo por parte de los dos partidos aludidos, según reportan medios españoles citando a fuentes de las formaciones políticas

    Por un lado, el Partido Popular pidió a Vox no poner "líneas rojas" y dedicarse a "enriquecer y mejorar" con Ciudadanos, según reporta El País.

    Por otro lado, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, escribió un mensaje en Twitter afirmando que luchar contra la violencia machista "no es una opción" sino "una obligación".

    En las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre, el partido ultraderechista Vox irrumpió con fuerza por primera vez en un parlamento español, llegando a colocarse en una posición clave para la formación de Gobierno.

    Además: "Vox es un partido de extrema necesidad"

    La fuerza más votada en esos comicios fue el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que consiguió 33 de los 109 escaños que componen Parlamento de Andalucía.

    Estos resultados dejaron a los socialistas con muy pocas posibilidades de formar gobierno ya que su principal socio potencial –Adelante Andalucía, una coalición entre Izquierda Unida y Podemos– consiguió sólo 17 escaños, dejando la suma de escaños de izquierda en 50, lejos de los 55 que marcan la mayoría absoluta en la cámara autonómica.

    Por su parte, los partidos de tendencia conservadora sí consiguieron esos números: el Partido Popular obtuvo 26 escaños, los liberales de Ciudadanos 21 y los miembros de Vox consiguieron 12.

    De esta manera, Vox se volvió clave para que el Partido Popular y Ciudadanos puedan entrar en el Gobierno andaluz, desalojando del poder a un PSOE que llevaba desde 1978 gobernando la región de forma ininterrumpida.

    Lejos de lamentar el tener que negociar con la extrema derecha, el máximo dirigente del Partido Popular, Pablo Casado, afirmó en las últimas semanas que las elecciones andaluzas abren el camino a la formación de nuevas "mayorías constitucionalistas" que pueden cambiar la forma de hacer política en España en los próximos tiempos.

    Más: Podemos pide crear un "frente antifascista" para impedir el ascenso de Vox en España

    Paradójicamente, la primera gran irrupción de Vox en el panorama político español se produjo en el ámbito autonómico, cuando este partido aboga por un proceso de centralización que provocaría la eliminación de las comunidades autónomas que componen el actual modelo territorial español.

    Además de eso, Vox se caracteriza por tener un marcado discurso antinmigración y por realizar una encendida defensa de los valores tradicionales, con propuestas como la supresión del matrimonio homosexual o la derogación de las leyes contra la violencia de género. 

    Etiquetas:
    medidas, violencia de género, machismo, extrema derecha, VOX, Ciudadanos, Partido Popular de España, Andalucía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik