20:12 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Carles Puigdemont, el expresidente catalán y líder independentista (archivo)

    Puigdemont conecta la situación en Cataluña con el malestar hacia a Europa

    © AP Photo / Virginia Mayo
    España
    URL corto
    0 11

    BARCELONA (Sputnik) — El expresidente catalán Carles Puigdemont asegura en una entrevista que existe "una conexión" entre lo que sucede en Cataluña y el malestar que a su juicio hay hacia la Unión Europea (UE).

    "Cuando voy a las universidades de Europa, están llenas de gente joven que quieren preguntar y entender: se nota que hay una conexión entre lo que está pasando en Cataluña y el malestar con relación al funcionamiento de la democracia en Europa", afirma Puigdemont en una entrevista concedida a la revista El Temps publicada este semana.

    Para el líder independentista, "todo el mundo es consciente que hay amenazas hoy en Europa y que las respuestas de la política europea no están a la altura, hay inquietud".

    "Hay un interés social por lo que tiene que decir la crisis catalana sobre el futuro de Europa", añade.

    En la entrevista, Puigdemont también revela que hubo "espacios políticos" en algunos Estados que "han comenzado a interlocutar", aunque "no sea oficial ni públicamente".

    "Les interesa saber lo que está ocurriendo y quieren que se lo expliquemos", dice Puigdemont al agregar que "esto pasa y se llevó con mucha discreción", y precisa que se trata de "gobiernos, sino de espacios políticos, de representantes".

    El exmandatario se congratula "porque vinimos a reivindicarnos y a reclamar nuestro derecho a ser escuchados, y a decirle a Europa que no es aceptable que muestre desinterés".

    "Existe la obligación de escuchar a ciudadanos europeos que quieren decir a la manera europea, que es con democracia y con no violencia, que queremos hablar", insiste.

    En la entrevista asevera asimismo que por su "experiencia", "una cosa es el discurso público y otra la realidad" y cita como ejemplo "expertos académicos que en un debate público sostuvieron la idea de que Cataluña no formaría parte de la Unión Europea y en privado me expresaron la idea contraria: que Cataluña formaría parte de la Unión Europea".

    Además, Carles Puigdemont no descarta llegar a pactar la celebración de un referéndum de autodeterminación con las autoridades españolas.

    "El referéndum acordado es el único que podría sustituir el referéndum válido del 1 de octubre", asegura en una entrevista concedida al semanario El Temps y publicada en su edición digital.

    Con todo, matiza que "el referéndum se hizo, se ganó y tuvo unos efectos políticos, y eso no se ha revertido".

    "El pueblo de Cataluña lo revalidó en las urnas el 21 de diciembre", añade en referencia a las pasadas elecciones autonómicas que otorgaron una mayoría parlamentaria a los partidos independentistas.

    Sin embargo, "si el Estado propone un referéndum acordado, creo que lo tenemos que hacer porque es la vía prioritaria que pedimos nosotros".

    "Pero es el único que puede sustituir al 1 de octubre, ningún otro", subraya.

    El exmandatario explica que "hubo muchos países que consiguieron el reconocimiento internacional sin haber hecho un referéndum, por desgracia, porque la vía prioritaria es esta [el referéndum acordado]".

    Puigdemont considera "infantil" considerar que el referendo "es la única" vía posible para conseguir el reconocimiento de Cataluña como Estado independiente y recuerda que "la decisión de Kosovo acredita ante el mundo que no hay ningún elemento internacional contrario a una declaración unilateral de independencia".

    "Nosotros no podemos renunciar a nada", repite el líder independentista al matizar que "eso no quiere decir que nuestra prioridad no sea el mejor de los escenarios posibles, sobre todo por la gestión el día posterior".

    Para el político catalán, "siempre hay opciones y nunca renunciamos a ellas: dicho de otro modo, ¿cuando el Estado español responda con una negativa al referéndum que le pueda proponer la mediación internacional regresaremos a nuestras casas? Es evidente que no".

    Te puede interesar: ¿Deja el independentismo catalán en segundo plano las necesidades de la gente?

    "Me parece que uno de los errores que cometimos es debilitarnos a nosotros mismos ante nuestro adversario explicando muchas cosas", opina Puigdemont al precisar que "diciendo que no hemos de renunciar a nada creo que lo decimos todo".

    El líder independentista hace un nuevo llamado en la entrevista a la "unidad" del soberanismo catalán para saber "entre todos qué acciones se han de hacer".

    "Insisto: nosotros no podemos renunciar a nada, solamente a la violencia", apostilla Puigdemont.

    El expresidente catalán se trasladó a Bélgica en octubre de 2017, días después de que el Parlamento de Cataluña aprobase la declaración de independencia el 27 de octubre, con el fin de eludir la acción de la Justicia española, que poco después reclamó su extradición por supuestos delitos de rebelión y malversación de fondos relacionados con la organización del referéndum unilateral de autodeterminación del 1 de octubre de 2017.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    situación política, opinión, Carles Puigdemont, Europa, Cataluña, España