16:30 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español

    Sánchez reivindica una "defensa sosegada de las ideas" tras la detención del francotirador

    © AFP 2018 / Oscar del Pozo
    España
    URL corto
    0 02

    MADRID (Sputnik) – El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, reivindicó el valor de la palabra como herramienta para debatir en política tras conocerse que la policía detuvo hace unas semanas a un francotirador que planeaba asesinarle.

    Durante su participación en un acto de la patronal, Sánchez defendió "la convivencia, la palabra, de la defensa sosegada de las ideas y la serenidad tan necesaria también en la vida pública".

    Además, el jefe del Ejecutivo aprovechó la ocasión para agradecer a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado la eficiencia a la hora de detener al individuo.

    "Lo de menos es quién fuese el objetivo, afortunadamente hay muchos profesionales que trabajan bien", afirmó Sánchez.

    El hombre detenido es Manuel Murillo Sánchez, de 63 años, un "lobo solitario" de ideología de extrema derecha que planeaba asesinar a Sánchez por la decisión del Gobierno de exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

    Murillo carecía de antecedentes penales, por lo que escapó al radar de la Policía, que llevó a cabo su detención después de que una persona diese la voz de alarma al ver en un grupo de WhatsApp como el detenido pedía ayuda para conocer la agenda política y movimientos del presidente del Ejecutivo español.

    En su residencia, en la que la Policía entró el pasado 19 de septiembre, se hallaron 16 armas de fuego cortas y largas —incluido un fusil de asalto militar Cetme—, un subfusil ametrallador Skorpion vz. 61 y cuatro rifles de altísima precisión, capaces de acertar un blanco a 1.000 e incluso 1.500 metros de distancia.

    El diario Público, primero informar sobre la detención, asegura que Murillo era "un experto tirador".

    Más aquí: La Policía revela nuevos detalles del francotirador que planeaba asesinar a Pedro Sánchez

    Este medio además informó que la Audiencia Nacional descartó imputarle un delito de terrorismo, por lo que las diligencias las lleva un juzgado del municipio barcelonés de Terrassa —donde fue detenido—, que le procesará por "proposición de homicidio de autoridad" con "tenencia ilícita" de "depósito de armas".

    Esta decisión fue duramente criticada por Pablo Iglesias, líder de Podemos —principal socio parlamentario del Partido Socialista de Pedro Sánchez—, que recordó cómo la Audiencia Nacional sí decidió abrir causas por terrorismo recientemente contra unos titiriteros que hicieron juegos de palabras con ETA o con raperos por sus letras.

    "Parece que la AN se desentiende del francotirador que quería matar al presidente porque no es terrorismo. Por contra, los titiriteros de Alkaeta, tuiteros y raperos sí fueron juzgados y algunos condenados y encarcelados por la AN. Están que lo parten últimamente algunos jueces", escribió Iglesias en Twitter.

    ​Por su parte, Pablo Casado, líder del Partido Popular —la principal formación de la oposición— manifestó su condena contra las intenciones de Murillo y aprovechó la ocasión para mandar "un abrazo" a Sánchez desde Helsinki, donde se encuentra participando en un congreso de los conservadores europeos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    francotiradores, detención, reacción, Pedro Sánchez, España