18:56 GMT +315 Diciembre 2018
En directo
    Justicia (imagen referencial)

    Procesan a tres integrantes de la célula que atentó en Cataluña

    CC0 / Pixabay
    España
    URL corto
    0 20

    MADRID (Sputnik) — La Audiencia Nacional acordó procesar a tres personas relacionadas con la célula terrorista que cometió los atentados del 17 y 18 de agosto de 2017 en Cataluña, causando 16 muertes y 140 heridos.

    Según comunicó la Audiencia Nacional, Houli Chmelal y Driss Oukabir afrontan la posibilidad de penas que oscilan entre los 24 y los 34 años de prisión al ser procesados por integración en organización terrorista, delito de fabricación, tenencia y depósito de explosivos y delito de estragos en grado de tentativa.

    Por otro lado, Said Ben Lazza será procesado por un delito de colaboración con organización terrorista, por lo que afronta una pena de entre 5 y 10 años.

    El juez instructor considera que los tres formaban parte de un grupo radicalizado cuyo objetivo era "llevar a cabo atentados" contra "el mundo occidental", a quien consideran "su enemigo".

    En un auto emitido este 9 de octubre, el juez explica que los tres procesados "constituyeron un grupo terrorista a partir del año 2015" junto con otras siete personas que resultaron muertas en la explosión de Alcanar —donde la célula tenía su base— pocos días antes de los atentados o en Cambrils y Subirats durante los operativos policiales posteriores.

    Vídeo: Barcelona recuerda a las víctimas de los atentados reivindicándose como 'ciudad de paz'

    Todos ellos eran jóvenes de origen marroquí, residentes en la localidad gerundense de Ripoll y actuaban bajo la dirección espiritual del imán Abdelbaki Es Satty, que murió en la explosión de la base de Alcanar, donde la célula preparaba explosivos.

    De acuerdo con el relato del juez, este grupo se conjuró para "realizar uno o varios atentados de grandes dimensiones, mediante el uso de artefactos explosivos", pero la explosión de la casa truncó sus planes, haciendo que los supervivientes actuaran mediante atropellos masivos y ataques con cuchillos.

    La actuación de la célula se enmarcaba dentro de un plan alineado con la "estrategia terrorista" de ISIS (acrónimo árabe de Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países).

    Asuntos relacionados: Familia del atacante de Barcelona quiere denunciar a la policía por actuación "negligente"

    Dentro de esa progresiva radicalización el juez relata que ya en 2016, un día indeterminado del Ramadán, dos de los terroristas fallecidos dijeron a los demás miembros del grupo que querían derrumbar con explosivos la Sagrada Familia de Barcelona.

    Según detalla el auto, todos los miembros de la célula "aceptaron dicha propuesta, impulsada por el extremismo religioso implantado por el imam Abdelbaki Es Satty".

    Al referirse a uno de los procesados, Mohamed Houli Chemlal, único superviviente en la explosión de la casa de Alcanar, el magistrado recuerda que entre los escombros de la vivienda apareció un vídeo en el que aparecían varios miembros de la célula fabricando los explosivos y anunciando un próximo atentado.

    Tema relacionado: Detenidas en Francia tres personas por presunta vinculación con los atentados en Cataluña

    En ese vídeo aparecen "numerosas fotografías de lugares susceptibles de ser objetivos de atentado" como la Plaza Cataluña de Barcelona, la Torre Eiffel de París o el Estadio Santiago Bernabeu de Madrid, entre otros.

    El auto destaca "la magnitud de los explosivos que se almacenaban en la casa de Alcanar".

    Según los cálculos de la Audiencia Nacional, la base de la célula pudo almacenar entre 200 y 500 kilogramos de explosivos, además de dos decenas de granadas de mano y más de 100 bombonas de butano y propano.

    La investigación también incluye información sobre búsquedas en Google por parte de los procesados acerca de lugares susceptibles de sufrir un atentado y, además, utiliza los registros de sus teléfonos móviles para vincularles con los terroristas fallecidos.

    Te puede interesar: "El terrorismo nunca se va de vacaciones": la seguridad en los mejores lugares turísticos de Europa

    Por ejemplo, el teléfono de Said Ben Lazza le sitúa en la vivienda de Alcanar "por un tiempo suficiente como para no ser ajeno a la actividad de los miembros de la célula".

    En el caso de Driss Oukabir, el juez recuerda que él fue el encargado de alquilar la furgoneta con la que se realizó el atropello masivo de Barcelona, en el que fallecieron 14 de las 16 víctimas totales de la célula.

    El auto, que vuelve a narrar los trágicos hechos de los días 17 y 18 de agosto en Barcelona y Cambrils, concluye que los miembros de la célula habían adoptado como principal y casi único objetivo vital entregarse a la causa yihadista, dejando de lado incluso a sus familias.

    "La vida de cada uno de ellos pasó a desarrollarse exclusivamente junto a la de sus compañeros de grupo, compartiendo vivienda, comidas, viajes y por ende, participando en la fabricación de los explosivos o bien colaborando en la planificación de los atentados", relata el el magistrado.

    Además: Condenan a ocho años de prisión a yihadista que quería atentar contra la Sagrada Familia

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    atentado, terrorismo, Audiencia Nacional de España, Cataluña, España