19:44 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    Estelada, la bandera independentista de Cataluña (imagen referencial)

    La sustitución de los diputados procesados genera crisis en el independentismo catalán

    CC BY-SA 2.0 / Jordi Domènech i Arnau / Arc de Triomf
    España
    URL corto
    0 21

    MADRID (Sputnik) — La sustitución de los 6 diputados independentistas que se encuentran suspendidos por el Tribunal Supremo evidenció la existencia de desencuentros entre Junts Per Catalunya y Esquerra Republicana de Cataluña, los dos partidos que integran el Gobierno catalán, abriendo así una crisis que puede llegar a afectar a la gobernabilidad.

    La situación de crisis se evidenció este 4 de octubre cuando la Mesa del Parlamento de Cataluña fue incapaz de llegar a un acuerdo sobre la delegación de voto de los diputados que están encarcelados o exiliados, sobre los que pesa una suspensión judicial de sus funciones como diputados.

    En total, son seis los diputados independentistas que se encuentran suspendidos a raíz de su procesamiento en la causa que el Tribunal Supremo instruye para dirimir la posible comisión de delitos de rebelión, sedición, malversación y desobediencia en el marco del proceso soberanista que llevó al referéndum unilateral del 1 de octubre de 2017.

    El pasado 2 de octubre, el pleno del Parlamento decidió rechazar la suspensión de los seis diputados, pero aprobó un acuerdo para permitir que fueran sustituidos por otras personas y así delegar su voto pero manteniendo el acta.

    Te puede interesar: ¿Qué efecto tuvo el conflicto en Cataluña sobre imagen internacional de España?

    Para ERC, resulta necesario que, tras la suspensión judicial, cada diputado designe a una persona sobre la que delegar el ejercicio de los derechos parlamentarios.

    Sin embargo, JxCAT considera que los diputados no deben volver a delegar sus derechos porque ya lo hicieron el pasado 31 de mayo por la imposibilidad de acudir físicamente a la cámara, aunque entonces no estaban suspendidos por el Supremo.

    El telón de fondo de esta cuestión vuelve a ser el reconocimiento o no las decisiones de la justicia española y la prevalencia de las decisiones del Parlamento catalán sobre la misma.

    El expresidente catalán, Carles Puigdemont (JxCAT), que es uno de los diputados suspendidos, dijo este jueves desde Bélgica que "el Parlamento es soberano y ha decidido no suspender" a los diputados.

    Asuntos relacionados: "La declaración de independencia de Cataluña se jugó casi a cara o cruz"

    En consecuencia, insiste en que sigue siendo "diputado a todos los efectos" y aboga por ejercer sus derechos como tal de la forma que considere "más útil".

    Esto es, manteniendo la delegación de voto anteriormente designada, y no nombrando a un nuevo depositario de sus derechos como diputado.

    Actualmente, el presidente del parlamento catalán, Roger Torrent (ERC), se encuentra manteniendo un encuentro con representantes de ambos partidos para encontrar una solución.

    ​El desencuentro motivó que este 4 de octubre se retrasara el debate sobre política general, que no dio comienzo ante la falta de acuerdo por parte de la Mesa.

    ​El mantenimiento de la mayoría independentista del Parlamento de Cataluña depende de que ambos partidos encuentren una solución viable a la sustitución o delegación de los derechos de los diputados suspendidos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    independentistas, sustitucion, diputados, Cataluña, España