13:29 GMT +322 Octubre 2018
En directo
    Ceuta, España, frontera con Marruecos (imagen referencial)

    La empresa armadora sigue sin ofrecer solución para los barcos rusos detenidos en España

    CC BY-SA 2.0 / José Sáez / Spain // Morocco - border
    España
    URL corto
    0 12

    MADRID (Sputnik) — La empresa rusa Murmansk Shipping Company sigue sin ofrecer una solución para desbloquear la situación de los barcos de su propiedad que se encuentran detenidos desde hace meses en España con cerca de 40 tripulantes.

    "Son todo promesas incumplidas", relata en conversación con Sputnik la coordinadora en España de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), Luz Baz.

    El barco que lleva más tiempo detenido en España es el Severnaya Zemlya, que se encuentra atracado en el Puerto de Avilés —al norte de la Península Ibérica— desde el pasado 18 de mayo con 19 personas a bordo.

    El otro carguero es el Zapolyare, que se encuentra desde hace unos días en el Puerto de Motril (Granada), a donde fue trasladado desde el enclave norafricano de Ceuta, donde estaba fondeado desde el pasado 28 de julio con 20 personas a bordo.

    Las dos embarcaciones se encuentran en esta situación por problemas económicos de la compañía armadora, que no envió el dinero necesario para garantizar el suministro de combustible de los buques, lo que les llevó a buscar puertos a modo de refugio.

    Esto deja a la tripulación en una situación muy precaria ya que, además de que en la mayoría de casos sus contratos temporales expiraron, apenas disponen de víveres y bienes de primera necesidad para garantizar sus condiciones de higiene a bordo de unos barcos que la mayor parte del día tienen cortada la luz y el agua por la falta de combustible.

    Más aquí: Dos barcos rusos están atrapados en España desde hace meses con unos 40 tripulantes

    Luz Baz relata que los suministros de alimentos para el barco atracado en Motril —que ya recibió en alguna ocasión la ayuda de Cruz Roja— se acabaron el miércoles sin que la compañía enviara a la tripulación dinero para reponer las existencias.

    "Además, todavía no han dado combustible al buque", añade, aunque destaca que el asunto del suministro no es el único impedimento que tiene el barco para zarpar.

    "La mayoría de los certificados del barco están caducados desde el 14 de agosto. En esas condiciones un buque no puede navegar hasta que sea inspeccionado de nuevo por su bandera y  sociedad de clasificación y se verifique que la seguridad del barco es acorde a lo requerido por la Organización Marítima Internacional", añade.

    Según el relato de Baz, hasta que eso no se solucione, las autoridades españolas, en su condición de autoridades del Estado Rector del Puerto, mantendrán detenido el barco.

    Por su parte, el barco varado en Avilés tiene una deuda por suministro de combustible y, además, acumula también pagos pendientes al puerto por la estancia del barco en sus instalaciones.

    En su caso, la documentación está en regla, pero el buque está detenido por un juzgado y no se podrá mover de la ciudad hasta que la empresa armadora pague la deuda o presente una fianza.

    Te puede interesar: Kiev planea arrestar el buque ruso Mekhanik Pogodin que entró en el puerto de Jersón

    Por el momento, la empresa armadora no explicó cómo piensa solucionar la situación de estos barcos y su actuación se limitó a realizar algunos relevos de tripulantes, enfocados sobre todo en dar sustitución a las personas cuyos contratos habían vencido.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    detención, barcos, Rusia, España