19:05 GMT +313 Noviembre 2018
En directo
    Ceuta, el puerto español

    Dos barcos rusos están atrapados en España desde hace meses con unos 40 tripulantes

    CC BY-SA 4.0 / Diego Delso / Castillo del Desnarigado, Ceuta, España
    España
    URL corto
    126

    MADRID (Sputnik) — Dos barcos de la compañía rusa Murmansk Shipping Company se encuentran detenidos en las ciudades de Ceuta —un enclave español situado en el norte de África— y Avilés —al norte de la Península Ibérica— desde hace varios meses con una tripulación de casi 40 hombres.

    El barco situado en Avilés se llama Severnaya Zemlya y lleva atracado en el puerto de la ciudad desde el pasado 18 de mayo con 19 hombres a bordo.

    Por otro lado, el carguero situado en Ceuta se llama Zapolyarye, está tripulado por 20 personas y se encuentra fondeado desde el 1 de julio a varias millas de la costa porque las 22 toneladas de sal que transporta hacen que el buque tenga demasiado calado para atracar en el puerto de la ciudad.

    Las dos embarcaciones se encuentran en esta situación por problemas económicos de la compañía armadora.

    "El barco de Avilés está embargado por una deuda que tiene la compañía por suministro de combustible", explica a Sputnik la coordinadora en España de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), Luz Baz.

    Mientras que la compañía no armadora no pague la deuda o presente una fianza, el barco está detenido por un juzgado, por lo que no se puede mover de la ciudad.

    Además: Kiev planea arrestar el buque ruso Mekhanik Pogodin que entró en el puerto de Jersón

    Además, esa deuda aumenta diariamente, porque la presencia del barco en el puerto conlleva una serie de costes que luego han de ser cargados a Murmansk Shipping Company.

    El barco Zapolyarye también se encuentra detenido por problemas financieros de la compañía, pero, además, en su caso existe otro problema, ya que la licencia de la embarcación caducó el 14 de agosto, por lo que no puede ponerse en movimiento hasta que la documentación sea renovada.

    Jesús Fernández, capitán marítimo de Ceuta, cuenta a Sputnik que los tripulantes del barco están en una situación muy precaria, hasta el punto de que Cruz Roja tuvo que intervenir para llevar víveres a la tripulación.

    "Hemos pasado momentos en que ha habido incluso que llevar comida al barco a través de la Cruz Roja de Ceuta", relata, antes de recordar que buena parte de tripulantes ya llevan siete meses a bordo de la embarcación, que se dirigía al Reino Unido.

    En el tiempo que lleva parado el barco en Ceuta se produjeron distintos relevos, sobre todo para retirar a los trabajadores cuyo contrato ya había caducado, aunque algunos de ellos siguen a bordo.

    Unos rompehielos de la empresa rusa de transporte FESCO en Vladivostok, parte de la Ruta Marítima Norte
    © Sputnik / Vitaly Ankov
    "Hoy mismo se ha producido un cambio de once tripulantes, por lo que otros once se van a Rusia", señala Fernández.

    Además de los problemas de suministro de víveres, los tripulantes afrontan la dificultad de sufrir constantes cortes de agua y luz porque no tienen abastecimiento de combustible suficiente.

    "Las compañía les manda dinero y pueden hacer establecimiento de combustible, pero durante muchas horas del día no tienen agua y luz", cuenta Luz Baz, que también señala que en el caso de Avilés, al estar instalados en el puerto, los tripulantes pueden abandonar la embarcación para comprar bienes de primera necesidad con el poco dinero que les manda la compañía, que en cualquier caso no alcanza para cubrir todos los gastos.

    Además: Embajada rusa rechaza acusaciones de 'acoso' a barcos en el mar de Azov

    "El problema fundamental es que se está haciendo muy largo, a la mayoría de los tripulantes se les acabó el contrato que tenían de cinco meses y quieren volver a su país", añade Luz Baz.

    Además, uno de los principales problemas es que la compañía todavía no ha aclarado cómo piensa resolver la situación, lo que aumenta el malestar entre los tripulantes ya que "no hay más plan que esperar". 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    barcos, España, Rusia