14:34 GMT +324 Septiembre 2018
En directo
    Estelada, la bandera independentista de Cataluña

    Cataluña afronta su primera fiesta nacional posreferéndum con nuevas movilizaciones

    © AFP 2018 / Jorge Guerrero
    España
    URL corto
    0 11

    MADRID/BARCELONA (Sputnik) — Cataluña celebra 11 de septiembre su fiesta nacional, la Diada, una fecha que como sucedió en años anteriores estará marcada por las movilizaciones de los sectores independentistas.

    Los independentistas clamarán por perseverar en el camino empezado en el referéndum del pasado 1 de octubre para tratar de alcanzar la constitución de una república catalana independiente de España.

    "Este 11 de septiembre encaramos una Diada trascendental: ahora toca hacer la República catalana", dice en un comunicado la Asamblea Nacional Catalana (ANC), asociación civil que junto a Ómnium Cultural se encarga de organizar las principales movilizaciones independentistas.

    Para la ANC, esta Diada se presenta como una oportunidad para "recuperar la fuerza popular" y "dar forma" al "mandato" que a su modo de ver supuso el referéndum del pasado mes de octubre, una consulta organizada por el Ejecutivo catalán cuyos resultados no fueron reconocidos ni por Madrid ni por la comunidad internacional.

    El acto central de la Diada tendrá lugar por la tarde en Barcelona, donde transcurrirá una marcha para la que ya se han inscrito 440.000 personas, según datos de las entidades organizadoras.

    Tema relacionado: Puigdemont y Torra avisan de un otoño reivindicativo en Cataluña

    Se espera que la marcha sea tan multitudinaria que la empresa gestora de navegación aérea en España, Enaire, ya anunció que cerrará el acceso al espacio aéreo en la zona donde transcurre la manifestación por motivos de seguridad.

    La manifestación contará con la presencia del presidente del Gobierno catalán, Quim Torra, pero no acudirá la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que descartó acudir a la marcha por su marcado perfil independentista.

    La primera Diada tras el 1-o

    La Diada de este 11 de septiembre será la primera tras los sucesos del pasado 1 de octubre, fecha en la que se desencadenaron una serie de acontecimientos que dejaron a la política catalana en una situación de absoluta excepcionalidad.

    El 27 de octubre, el Parlamento de Cataluña dio por buenos los resultados del referéndum y adoptó una declaración de independencia que no fue implementada, pero que sirvió para que el entonces presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, recibiera autorización del Senado para activar el artículo 155 de la Constitución, una herramienta de coerción federal mediante la cuál se procedió al cese del Gobierno de Cataluña y a la convocatoria de unas elecciones en las que el independentismo reeditó su mayoría absoluta en escaños.

    De forma paralela a estos acontecimientos, la Fiscalía General del Estado se querelló contra los principales responsables políticos del referéndum, lo que inició un proceso judicial que se desarrolla en el Tribunal Supremo.

    Más: La oposición en Cataluña no asistirá a los actos institucionales de la fiesta nacional

    En el marco de esa causa, cuya instrucción finalizó en julio, se encuentran procesados un total de 25 políticos y líderes sociales catalanes, de los cuales nueve fueron enviados a prisión preventiva, destacando entre ellos figuras como Oriol Junqueras (ex vicepresidente del Gobierno catalán) o Carme Forcadell (expresidenta del Parlamento de Cataluña).

    De las 25 personas procesadas, siete huyeron de España para evitar la acción de la justicia y denunciar ante la comunidad internacional una supuesta situación de vulneración de derechos al entender que los cargos que se les atribuyen (rebelión, sedición, malversación, desobediencia…) son abusivos.

    El caso más destacado entre los políticos huidos es el del expresidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, que fue detenido en Alemania a petición de España, aunque finalmente un tribunal alemán descartó su envió a Madrid para ser juzgado por rebelión y se limitó a apreciar indicios para juzgar al líder independentista únicamente por malversación, situación ante la que el Tribunal Supremo decidió rechazar su entrega.

    Además: La exvicepresidenta española asegura que en Cataluña "se practica el apartheid"

    Ante este escenario, la ANC destacó que la Diada de este 2018 llega en un momento en el que hay "personas de paz encerradas en prisión o exiliadas" y, en consecuencia, llamó a las bases del independentismo a mantenerse "activas y unidas" para alcanzar el objetivo de "conseguir que se implemente el mandato del referéndum".

    "Una encrucijada histórica"

    La manifestación arrancará, como es tradición, a las 17:14 (hora local), un momento elegido para recordar el 11 de septiembre de 1714, fecha en la que las tropas catalanas fueron derrotadas por el ejército de Felipe de Borbón (Felipe V de España) después de que el Principado de Cataluña apoyara en la Guerra de Sucesión (1701-1715) al archiduque Carlos de Austria, de la casa de los Habsburgo, que resultó la parte perdedora.

    La fecha de la derrota se quedó grabada en la memoria colectiva de los catalanes y, tras la muerte del dictador Francisco Franco, una vez restituido el Parlamento de Cataluña en 1980, este órgano estableció de manera oficial el 11 de septiembre como Fiesta Nacional de Cataluña para tener presente "el doloroso recuerdo de la pérdida de las libertades", pero también para mantener "una actitud de reivindicación y resistencia activa frente a la opresión".

    También: Torra contesta al Gobierno español: "El tiempo del miedo y las amenazas se terminó"

    En un discurso pronunciado en la noche del lunes con motivo del comienzo de la festividad de la Diada, el presidente catalán, Quim Torra, recordó que el Principado de Barcelona decidió "resistir" y no mostrar "sumisión" ante las tropas borbónicas de Felipe V, que asediaron la ciudad.

    A su modo de ver, actualmente, más de 300 años después, Cataluña se encuentra en "una nueva encrucijada histórica" en la que debe decidir entre "conformarse" o "resistir y avanzar" ante las "amenazas, injusticias y presiones" que en su opinión ejerce el Estado español.

    "La historia explica que cada vez que nos hemos caído nos hemos vuelto a levantar y a poner en marcha. Y ahora lo hacemos en un combate por los derechos civiles, sociales y nacionales", añadió el dirigente catalán, antes de apostillar que el independentismo afronta ese "combate" con "el diálogo, la paz y la palabra" como "baluartes".

    Te puede interesar: La alcaldesa de Barcelona no acudirá a la manifestación de la Diada

    La Diada servirá como termómetro para medir el poder de convocatoria del independentismo catalán en un momento en el que cabe de esperar la apertura de un nuevo ciclo de movilizaciones, ya que el otoño traerá consigo el primer aniversario de los sucesos de octubre de 2017 y nuevos episodios en el apartado judicial para los líderes independentistas procesados, contra los que la Fiscalía formulará su escrito de acusación en las próximas semanas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    independentistas, independencia, Fiesta Nacional de Cataluña, Quim Torra, Cataluña, España