03:58 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Los migrantes en un pabellón deportivo en España (archivo)

    España insiste en que no permitirá una inmigración "violenta"

    © REUTERS / Jon Nazca
    España
    URL corto
    0 20

    MADRID (Sputnik) — El ministro del Interior de España, Fernando Grande-Marlaska, afirmó que la expulsión a Marruecos de los 116 migrantes que saltaron la frontera en el enclave norafricano de Ceuta el pasado 22 de agosto sirvió para enviar "un mensaje claro" de que no se permitirá la inmigración violenta.

    "No vamos a permitir la inmigración violenta que atenta contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", destacó el ministro en una comparecencia en el Congreso de los Diputados.

    Durante el citado salto a la valla de Ceuta, un total de siete agentes de la Guardia Civil resultaron heridos de diversa consideración después de que los migrantes intentaran disuadirles de acercarse a la zona donde estaban cruzando mediante el lanzamiento de recipientes de plástico con cal viva.

    En opinión de Marlaska, la decisión de España de expulsar a los migrantes que protagonizaron ese salto manda un mensaje de que "humanidad no es igual a permisividad".

    "El mensaje es que la inmigración ordenada, segura y legal es posible y deseable, pero no la ilegal y violenta", subrayó el ministro.

    Pese a lanzar ese mensaje, el ministro español advirtió sobre los riesgos de criminalizar a los migrantes que llegan a España porque "la mayoría de esas personas son pacíficas".

    Vídeo: Migrantes desembarcan frente a turistas estupefactos en España

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    España: juego político con los inmigrantes
    "España no será un Don Quijote en la crisis migratoria"
    Los conservadores exigen al Gobierno español "menos demagogia" en materia de migración
    Etiquetas:
    crisis migratoria, violencia, migrantes, España