23:44 GMT +322 Octubre 2018
En directo
    Los billetes de lotería con la imagen de Francisco Franco

    Jurista español reclama investigación de crímenes del franquismo

    © AP Photo / Francisco Seco
    España
    URL corto
    0 41

    MOSCÚ (Sputnik) — La investigación de los crímenes franquistas es una asignatura pendiente de España, comentó a Sputnik el reconocido jurista español Baltasar Garzón.

    "Casi avergüenza hablar de esto, España es el segundo país del mundo después de Camboya, en número de desaparecidos; que hasta la fecha la Justicia no haya hecho nada para investigar estos crímenes es duro", lamentó el exjuez de la Audiencia Nacional.

    Garzón denunció que las propias instituciones españolas se han encargado de entorpecer el proceso.

    "Yo lo intenté y fui suspendido durante dos años para luego ser absuelto, así lo decidió el Supremo", indicó.

    El abogado aseguró que "cada una de las actuaciones que tomé y las decisiones que adopté en el caso del franquismo y en el caso Gürtel las volvería a tomar otra vez, porque yo entiendo que la Justicia tiene que ser, además de independiente, apegada a la legalidad, y que por una interpretación de la ley no se puede condenar a ningún juez, porque eso mermaría su independencia".

    "Los tribunales superiores pueden anular sus resoluciones, pero no [esgrimir] esa especie de espada de Damocles por reconducir interpretaciones que no son las tradicionales", añadió.

    Además: El juez Baltasar Garzón condena uso de las instituciones como armas de acoso

    Para Garzón, "en España el tema del franquismo todavía duele, de modo que yo estoy tranquilo y estuve siempre tranquilo, he pagado un alto precio, pero creo que mereció la pena".

    Robos de bebés

    En referencia a los crímenes cometidos por la dictadura franquista, el jurista se refirió al robo de bebés.

    "Se calcula que serían más de 2.000 los bebés robados por parte de las clínicas, nos quedan pendientes todavía los 30.000 niños robados en las décadas del 40 y 50, sustraídos a madres republicanas y dados en adopción a familias acordes a la ideología triunfante y gobernante del franquismo", afirmó.

    El jurista insistió en que "esto todavía debe ser investigado, porque todo ser humano tiene derecho a la verdad, a la justicia, a la reparación como garantía de no repetición".

    "Estamos trabajando desde la sociedad civil para que no haya olvido", concluyó.

    Crímenes de lesa humanidad

    Ningún crimen de guerra o de lesa humanidad puede quedar inmune aunque existan leyes locales que busquen frenar el ejercicio de la justicia, declaró el reconocido jurista español.

    "Hay crímenes que por su envergadura, por su carácter de lesa humanidad, como genocidio o guerra, no pueden quedar impunes, tienen que ser investigados en cualquier parte del mundo; si en el lugar donde se cometieron hay leyes que impiden investigar, como el caso de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final en Argentina o las autoamnistías en otros lugares… pues bien hay que continuar", aseveró.

    Según el exjuez de la Audiencia Nacional, "lo más importante es que en el momento en que esos obstáculos desparecen, se reactiva la jurisdicción propia y todo lo que hicimos sirve para que en el país respectivo se reactiven esas investigaciones".

    "El verdadero sentido de la jurisdicción universal es proteger a las víctimas, es el último reducto de la justicia para evitar la impunidad", alegó.

    En ese sentido, recordó el proceso contra el exdictador chileno Augusto Pinochet, detenido en Londres tras un reclamo de las autoridades españolas.

    "El caso Pinochet fue de gran impacto y trascendencia mediática, pero a mí siempre me gusta resaltar que no es menos importante el primer caso que comencé a investigar y del cual surgieron este y otros, me refiero a la investigación a las juntas militares por desaparecidos españoles y de otras nacionalidades en Argentina durante la dictadura cívico-militar", significó.

    También: Publican en Chile testimonio que revela cómo la dictadura arrojaba personas vivas al mar

    Garzón recordó que "en España fue condenado Adolfo Scilingo a un total de 1084 años de prisión por los 'vuelos de la muerte', es decir, por tirar a los presos vivos desde un avión al Río de la Plata, y también por torturas en la Escuela de Mecánica de la Armada".

    "Y en ese contexto se produjo efectivamente la detención de Pinochet en 1998, en aplicación del principio de jurisdicción universal", aseveró.

    Para el jurista, Pinochet "consideraba estar por encima de la ley".

    "Es coherente con todo lo que hizo: dar un golpe de Estado, someter a tortura y a tormentos a miles de personas, privar de libertad y democracia a los chilenos, consideraba estar por encima de todo lo que fuera control democrático, por su mente no podía pasar el ser detenido", rememoró.

    Según Garzón, este precedente limitó los movimientos de otros torturadores.

    "Todos los que estaban en situación similar a la de Pinochet se la pensaron antes de salir de su país, por si acaso había algún juez extraño que se le ocurriera decir: 'Usted es un criminal de guerra, ha cometido crímenes de lesa humanidad y usted tiene que responder porque las víctimas son universales'".

    El jurista concluyó afirmando que "toda la humanidad es víctima de este tipo de delitos y por eso pueden ser perseguidos en cualquier lugar del mundo".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Baltasar Garzón llama a otorgar a Assange el estatuto de refugiado
    Condenan a nueve militares chilenos en retiro por homicidio de Víctor Jara
    Ministro chileno realiza homenaje a excanciller asesinado en Estados Unidos
    Etiquetas:
    franquismo, crímenes de lesa humanidad, dictadura, Baltasar Garzón, Augusto Pinochet, Francisco Franco, Chile, España