En directo
    Migrantes en el barco de rescate Aquarius

    Grupos de derecha organizan un acto de protesta contra la llegada del Aquarius a España

    © REUTERS / Guglielmo Mangiapane
    España
    URL corto
    0 50

    BARCELONA (Sputnik) — Grupos de derecha estarían organizando un acto de protesta coincidiendo con la llegada al puerto de Valencia del barco Aquarius, que transporta a 629 inmigrantes, informa El Nacional.

    En un mensaje en su muro de Facebook, el líder del partido España 2000, José Luis Roberto Navarro, llama a estos grupos "a convocar un acto de protesta pacífico a su llegada, ya que entendemos que no es de recibo acoger y mantener a 600 extranjeros ilegales, que abrirán la puerta a muchos más, cuando en Valencia hay decenas de miles de compatriotas por debajo del umbral de la pobreza."

    "Personalmente, entre la disyuntiva de que perezcan en el mar, como dicen algunos, o vengan a Valencia, mi posición es sin dudarlo que vengan a Valencia, pero no hay problema en estos momentos de que perezcan en el mar [están dentro de un barco], ni de que de falten alimentos ni cuidados médicos [la solidaridad se puede llevar dentro del barco]", explica.

    Según Navarro, "la Comunidad Europea debe tomar una medida conjunta y correcta en este problema global, para cuestiones de futuro y repartir la primera acogida si es necesario."

    El líder de España 2000 propone "impedir estas recogidas de ONG que facilitan la labor de las mafias de inmigrantes, poniendo barcos para el transporte de los que recogen en pateras, y efectúan con esta actividad un efecto llamada y una entrada solidaria y por la puerta de atrás de la legalidad en Europa".

    Además, plantea "aplicar la legislación vigente en los países europeos y una vez en territorio europeo, atenderlos en los centros para extranjeros y repatriarlos".

    "Con esta actitud evitaríamos hablar de fronteras que no sirven para nada cuando abrimos la puerta de la cocina", añade.

    ​Navarro llama a la "solidaridad, pero con sentido común" y asegura que "se están dando viviendas y ayudas mensuales a extranjeros sin papeles en esta situación, por encima de las ayudas que se dan a nuestros parados y ancianos que viven en muchos cientos de miles por debajo del umbral de la pobreza."

    "La repatriación sería más barata, más legal y más solidaria con los españoles necesitados", sostiene.

    El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, aseguró anteriormente que España acogería a los 629 inmigrantes que viajan a bordo del Aquarius, el barco de rescate de la ONG SOS Mediterráneo, y que llegarán al puerto de Valencia en los próximos días luego que Italia anunciase el cierre de sus puertos.

    "Una solución excepcional"

    El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, calificó de "solución excepcional" la acogida de los refugiados que viajan a bordo del Aquarius rumbo al puerto de Valencia.

    Según informa La Vanguardia, el canciller español descartó que la solución dada al caso del Aquarius sea "perenne".

    Borrell destacó que España incumplió hasta la fecha el cupo de acogida de refugiados negociado en la Unión Europea (UE).

    La recepción de los más de 600 inmigrantes del Aquarius, añadió el canciller, "solo es una parte de la parte que nos tocaba, ni más ni menos".

    Borrell evitó pronunciarse sobre la decisión tomada por el ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, y recordó que la Liga "lo llevaba en el programa electoral".

    Más: Francia pide a Italia revisar su postura y acoger a los refugiados del Aquarius

    También señaló que Italia recibió a más inmigrantes que ningún otro país de la UE, debido a la cercanía de Libia a sus costas.

    El canciller exhortó a Bruselas a que "busque soluciones" en el próximo Consejo Europeo a un problema en el hasta ahora se ha "puesto de perfil".

    El ministro reconoció que la decisión del Gobierno español puede haber sido un "shock"  en Europa, pero que envía a la vez el mensaje de "que en España nos tomamos la inmigración en serio".

    La medida del Ejecutivo español es una "una llamada de atención hacia un problema" que Bruselas no puede ignorar más.

    "Las fronteras exteriores son fronteras comunes", remarcó Borrell.

    Además:

    Frontex constata una fuerte presión migratoria sobre España
    Cataluña se ofrece para acoger a los 629 migrantes del barco de rescate Aquarius
    España: la UE no puede "mirar hacia otro lado" ante la crisis migratoria
    Etiquetas:
    migración, rescate, barcos, Valencia, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik