En directo
    España
    URL corto
    0 32
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — La organización juvenil de la izquierda independentista radical, Arran, protagonizó una acción de protesta la tarde de este 21 de mayo en Barcelona en la que se quemaron los retratos de varios políticos españoles.

    Frente a la sede del Partido Popular (PP) del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, un grupo de militantes quemó los retratos en gran formato del propio Rajoy, el líder del partido socialista, Pedro Sánchez, y el líder del partido liberal Ciudadanos (C's), Albert Rivera.

    La acción llega horas después de que que el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) —controlado todavía por el Ejecutivo central, que intervino la administración catalana el 27 de octubre de 2017 en virtud del artículo 155 de la Constitución Española para restablecer la legalidad española tras la declaración de independencia del Parlamento de Cataluña— publicase la estructura de gobierno del nuevo presidente catalán, Quim Torra, pero no del nombre de los consejeros elegidos, al figurar en él los nombres de Toni Comín (Salud) y Lluís Puig (Cultura), Josep Rull (Territorio y Sostenibilidad) y Jordi Turull (Presidencia), que se encuentran en prisión o en el extranjero con el fin de eludir la acción de la Justicia española.

    Más aquí: Madrid destituyó a 259 trabajadores de la administración catalana desde su intervención

    Los nuevos consejeros del gabinete de Torra tendrían que tomar posesión de su cargo este miércoles, pero sus nombramientos no serán efectivos al no estar publicados.

    En consecuencia, el Ejecutivo del nuevo presidente catalán sigue contando con los ministros del Gobierno español que ejercen las competencias de cada área a través de los altos cargos de la administración catalana como consejeros hasta que se levante la intervención de la Generalitat y su sistema de gobierno.

    Con esta acción, Arran llama a los catalanes a movilizarse para "plantar cara al Estado" español, terminar con la intervención de la administración catalana y "ejercer el poder popular desde la desobediencia".

    No te lo pierdas: Pedro Sánchez: el nuevo presidente de Cataluña "no es más que un racista"

    El secretario general del PP en Cataluña, Santi Rodríguez, denunció la acción de protesta como "una muestra más de la intolerancia hacie el pluralismo de la sociedad" y un acto "absolutamente irresponsable por las graves consecuencias que podría haber tenido para el vecindario que se encuentra en la sede".

    Los independentistas, según Rodríguez, "necesitan tapar su incompetencia con acciones violentas".

    El secretario general del PP en Cataluña agregó que a pesar de las amenazas, los conservadores seguirán dando voz a los catalanes que también se sienten españoles. 

    Además:

    Rajoy pacta con PSOE y Ciudadanos mantener en Cataluña la aplicación del 155
    Un general retirado del Ejército español pide una intervención armada en Cataluña
    La CUP pide a Torra que defienda el derecho a la autodeterminación de Cataluña
    Torra pide a los trabajadores de la Generalitat de Cataluña compromiso con un "nuevo país"
    Etiquetas:
    protestas, intervención, Partido Popular de España, España, Cataluña
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook