En directo
    España
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El líder de la célula yihadista desarticulada en Terrassa (Barcelona) en abril de 2015 aseguraba que tenía "perfectamente identificada a una persona para secuestrarla, decapitarla al estilo del Estado Islámico y grabar las imágenes para después difundirlas", según indicaron los agentes de los Mossos d'Esquadra en el juicio.

    El detenido confesó al policía, que estaba infiltrado en la célula, que "sabía el nombre, dirección, empleo y datos de los padres de la posible víctima" y le preguntó si "contaba con él para llevar a cabo el secuestro y decapitación", según testificó en el juicio del caso.

    El objetivo del presunto yihadista era "sentirse un miembro más" de Daesh (acrónimo en árabe del Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países).

    La declaración del policía infiltrado versó en torno a los meses que pasó infiltrado en la célula 'Fraternidad Islámica. Grupo para la predicación del Yihad' e identificó a los diez acusados como sus integrantes.

    La Fiscalía pide para ellos entre 7 y 19 años de prisión.

    Lea más: Un detenido en España por incitar a repetir el atentado de Barcelona

    Además:

    Daesh amenaza a España con más atentados
    El Periódico: la policía catalana intentó destruir alerta de la CIA sobre atentado
    Dos detenidos en Barcelona por hacer propaganda al Daesh
    Etiquetas:
    Daesh, Barcelona, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook