En directo
    España
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que la presidencia simbólica que proponen los partidos independentistas para Carles Puigdemont en Cataluña infringe las condiciones puestas por el Tribunal Constitucional y, por tanto, es ilegal.

    Tras ser preguntada por la prensa en los pasillos del Congreso de los Diputados sobre la posibilidad de una presidencia simbólica, Santamaría respondió que esa vía no puede realizarse "sin incumplir las decisiones del Tribunal Constitucional".

    El Tribunal Constitucional de España decidió a finales de febrero pasada suspender la investidura de Puigdemont en el supuesto de que éste no se presentara físicamente en el Parlamento catalán para el debate previo a la votación.

    Puigddemont se encuentra en Bruselas desde principios de noviembre para huir de la justicia española, que instruye una causa donde el expresidente catalán es investigado por delitos de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos, prevaricación y desobediencia.

    La decisión de TC cerró la puerta a la posibilidad de una investidura telemática o delegada, lo que llevó al presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, a posponer de manera indefinida el pleno de investidura.

    Lea más: Puigdemont cumple 100 días en Bélgica

    En los últimos días, según informaron medios catalanes, los partidos independentistas trabajaron para buscar la fórmula de investir a Puigdemont –cuya coalición fue la más votada entre las fuerzas soberanistas en las elecciones de diciembre– sin cometer ninguna ilegalidad que pueda derivar en una futura suspensión.

    De acuerdo con la información que hasta el momento trascendió a los medios, las fuerzas independentistas trabajan en torno a la idea de otorgar una presidencia simbólica a Puigdemont en Bruselas mientras que un Gobierno efectivo trabajaría desde Barcelona.

    Para tal fin, una asamblea de cargos electos, formada por diputados y alcaldes de municipios catalanes, se trasladaría hasta Bruselas para reconocer a Puigdemont como presidente mientras, en paralelo, los partidos independentistas nombrarían a un candidato de consenso entre los diputados en el Parlamento para dirigir el Ejecutivo autonómico.

    En opinión de Santamaría, además de no ajustarse a los requisitos del TC, esta salida es "imposible" y hasta "una ridiculez".

    Estas palabras son únicamente la interpretación del Gobierno español, ya que la decisión del TC sobre la investidura de Puigdemont no incluye ninguna mención a la opción de la presidencia simbólica, que no estaba sobre la mesa cuando el órgano pronunció sobre el asunto.

    Además:

    La investidura de Puigdemont tensa las negociaciones de gobierno para Cataluña
    La oposición en Cataluña critica la idea de crear un Consejo de la República
    El PP asegura que Puigdemont "está más acorralado que nunca"
    ¿Cuánto tiempo durará la mediación de la UE en el "divorcio" catalán?
    Etiquetas:
    investidura, Soraya Sáenz de Santamaría, Carles Puigdemont, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook