En directo
    España
    URL corto
    Elecciones del 21-D en Cataluña (67)
    0 11
    Síguenos en

    MADRID/BARCELONA (Sputnik) — Este jueves 21 de diciembre se celebran elecciones autonómicas en Cataluña, unos comicios que se producen en un contexto de absoluta excepcionalidad: la convocatoria fue forzada desde Madrid y algunos de los principales candidatos del independentismo están encarcelados o huidos fuera de España.

    La candidatura Junts per Catalunya (Juntos por Cataluña) se presenta con el expresidente catalán Carles Puigdemont al frente de un proyecto articulado en torno al Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), formación a la que pertenece el líder independentista.

    Bandera de Cataluña (archivo)
    © REUTERS / Gonzalo Fuentes
    El programa de esta candidatura aboga por restituir al cesado Gobierno catalán para dejar sin efecto la intervención de sus instituciones de autogobierno desde Madrid e implementar la república independiente que proclamó el Parlamento el Parlamento de Cataluña el 27 de octubre a través de una resolución declarada nula por el Tribunal Constitucional de España.

    Junts per Cataluña, que parte tercera en las encuestas —segunda entre el independentismo—, se conforma como una "lista de país", en un intento fallido por reeditar la lista independentista unitaria que resultó ganadora de las últimas elecciones autonómicas, en el año 2015.

    Infografía: La larga historia del enfrentamiento entre Madrid y Barcelona

    Además de integrantes del PDeCAT, esta candidatura incluye a independientes y actores civiles, entre los que destaca Jordi Sànchez, que hasta hace unos días lideraba la Asamblea Nacional Catalana, una de las mayores entidades soberanistas de la sociedad civil.

    Sànchez se encuentra preso en Madrid de manera preventiva en el marco de la causa donde una veintena de líderes independentistas son investigados por presuntos delitos cometidos en el marco del proceso de ruptura desplegado durante la pasada legislatura.

    Del mismo modo, el exconsejero de Interior Joaquim Forn, responsable de la policía catalana durante el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre y la crisis institucional, se presenta como candidato de Junts Per Cataluña desde la cárcel.

    Esta candidatura independentista reúne a buena parte los dirigentes catalanes que pasaron por prisión en el marco de la citada causa o que huyeron a Bruselas para eludir a la justicia española, como hizo Carles Puigdemont.

    Más aquí: Puigdemont seguirá en Bruselas "para defender las instituciones catalanas"

    Campaña desde Bruselas

    El líder independentista, que viajó a la capital belga con el objetivo de internacionalizar el conflicto catalán tras negarse a comparecer ante el juez que le investiga en Madrid, se vio obligado a desarrollar su campaña electoral sin pisar Cataluña.

    Pese a ello, su presencia en medios de comunicación y actos del partido a través de vídeos fue prácticamente constante durante las últimas semanas.

    Puigdemont se convirtió en el 130 presidente de Cataluña en enero de 2016 de una manera casi accidental, después de que la formación anticapitalista CUP condicionase el avance del proceso independentista a la salida de escena de Artur Mas, que hasta entonces había sido su principal impulsor, pero que despertaba rechazo entre los sectores más izquierdistas por haber aplicado duros recortes sociales durante la crisis económica.

    Fue entonces cuando saltó a la primera fila política catalana, avalado a ojos de la mayoría independentista por su experiencia de Gobierno como alcalde de Girona y por su indudable compromiso con la causa separatista, que se reflejaba en su condición de presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia.

    Lea más: Puigdemont: "Vale la pena ser detenido por ideas que te pueden llevar a la presidencia"

    En sus casi dos años de mandato, Puigdemont intentó sin éxito conseguir el permiso de Madrid para realizar un referéndum de autodeterminación de manera legal, tras lo que decidió lanzarse a la vía unilateral que desencadenó los acontecimientos que le llevaron a Bruselas.

    Tras su cese, el líder independentista presenta ante los electores la posibilidad de votarle como una disyuntiva: aquellos que le voten estarán desconociendo la capacidad de Madrid para cesarle y aquellos que opten por otra opción estarán avalando esa forma de actuar.

    "La presidencia de Cataluña ni se decapita ni se cambia a conveniencia, porque es una institución mucho más seria y antigua que sus ilusos liquidadores", sostuvo Puigdemont en el discurso de cierre de su campaña, en el que prometió volver a Cataluña para ser investido presidente si los resultados se lo permiten.

    Ante la posibilidad de que esa vuelta a Cataluña conlleve su detención tras negarse a comparecer a ante la justicia española, Puigdemont afirmó que para él merece la pena correr el riesgo de ser detenido por defender aquellas ideas respaldadas por los votos de los catalanes.

    Elecciones

    La convocatoria de elecciones llegó después de que la mayoría independentista del Parlamento de Cataluña adoptara una resolución en la que se declaraba la independencia del territorio y se instaba al Gobierno autonómico a poner en marcha un proceso constituyente, algo que no sucedió.

    Los planes de ruptura se vieron interrumpidos por la intervención del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, realizada al amparo del artículo 155 de la Constitución, que permite tomar medidas contra territorios desobedientes ante las normas estatales, y por la apertura de una causa en el Tribunal Supremo para juzgar a una veintena de cargos independentistas interrumpieron los planes de ruptura.

    Los comicios del jueves 21 son vistos por el independentismo como una oportunidad para recuperar la posición perdida por el 155 y poder implementar la república, mientras que otros partidos buscan poner fin al proceso separatista en las urnas y una tercera parte, perdida entre los bloques, aboga por reformas para dar salida a los anhelos del catalanismo sin caer en la ilegalidad.

    Lea también: Cuatro puntos para entender el futuro de Cataluña

    En total, según las encuestas publicadas, son siete los partidos que optan a obtener representación parlamentaria en estos comicios.

    Tema:
    Elecciones del 21-D en Cataluña (67)

    Además:

    Iceta, la apuesta de los socialistas catalanes para una reforma en clave federal
    Inés Arrimadas, la esperanza de la oposición al independentismo
    Xavier Domènech, la apuesta de Podemos por un discurso social perdido en la polarización
    La Justicia española niega la salida de la cárcel al candidato independentista Jordi Sánchez
    Etiquetas:
    independencia, elecciones, Carles Puigdemont, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook