22:50 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Josep Lluís Trapero, jefe de la Policía catalana

    Libertad provisional para el jefe de la Policía catalana

    © REUTERS / Susana Vera
    España
    URL corto
    252

    MADRID (Sputnik) — La juez Carmen Lamela de la Audiencia Nacional acordó dejar al jefe de la policía autonómica catalana, Josep Lluís Trapero, en una situación de libertad provisional después de que el mando policial acudiera al juzgado para declarar en el marco de la causa en la que está imputado por un posible delito de sedición.

    La magistrada rechazó la solicitud de prisión incondicional formulada por la Fiscalía y decidió dejar en libertad provisional a Trapero con medidas cautelares como la retirada de pasaporte o la obligación de comparecer cada 15 días ante un juzgado.

    Del mismo modo, la jueza decretó prisión provisional con similares medidas cautelares para Teresa Laplana, intendente de los Mossos d"Esquadra.

    Ambos declararon este 16 de octubre ante la Audiencia Nacional por un presunto delito de sedición relacionado con la concentración frente a la sede de la consejería de Economía del Gobierno catalán del pasado 20 de septiembre.

    Lamela decidió que, pese a existir indicios de la comisión del delito, la actuación de los mandos policiales no aparece de momento lo "suficientemente perfilada" como para aplicar medidas cautelares severas.

    Lea más: Tribunal pide al mando del operativo policial en Cataluña que explique su actuación

    El pasado 20 de septiembre miles de personas se manifestaron durante horas frente a la sede de Economía del Gobierno catalán en respuesta a los registros y detenciones que la Guardia Civil realizó en ella como parte del operativo para impedir el referéndum del 1 de octubre.

    De acuerdo con el auto emitido este lunes por la Audiencia Nacional, las personas que allí se manifestaron tenían la "finalidad inmediata" de "impedir que los funcionarios desarrollaran sus funciones" y la "finalidad última" de "conseguir la celebración del referéndum y con ello la proclamación de una república catalana independiente de España".

    El relato de la juez Lamela decribe como "algunos de los congregados destrozaron diversos coches patrulla de la Guardia Civil" mientras que otros impidieron abandonar el edificio a los agentes y a la comisión judicial encargada de los registros.

    La investigación contra los mandos de Mossos intenta dilucidar si el cuerpo catalán jugó un papel especialmente pasivo de manera deliberada para permitir estas protestas.

    Además: Los Mossos d'Esquadra acusan a la Guardia Civil en Cataluña de "inacción"

    El auto emitido por la Audiencia Nacional mantiene que existen "elementos que vinculan a Trapero con esta estrategia".

    Como pruebas de esa vinculación se citan un documento hallado en el domicilio del entonces secretario de Economía del Gobierno catalán, "la pasividad que se atribuye a los Mossos en el 1 de octubre" e incluso "observaciones telefónicas en las que se vislumbra una actividad de contravigilancia frente a posibles actuaciones de la Policía Nacional o la Guardia Civil".

    El relato de los hechos realizado por la magistrada apunta a que durante la mañana del 20 de septiembre los mandos de la Guardia Civil solicitaron en varias ocasiones a los Mossos una ayuda que les fue negada.

    En su declaración, en cambio, Trapero aseguró que los Mossos no actuaron contra los concentrados al estimar que dado su volumen se podría haber generado una grave alteración del orden público.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    "Todos los escenarios de independencia en Cataluña conllevan trauma económico"
    "Cataluña ya habló, queremos la independencia": las voces tras el discurso de Puigdemont
    Debates en torno a Cataluña
    Etiquetas:
    juicio, Los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, Cataluña, España