En directo
    España
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, mantuvieron un prolongado debate parlamentario en el que ambos confrontaron proyectos con Cataluña y la corrupción como principales ejes discursivos.

    "Usted, señor Rajoy, va a pasar a la historia como el presidente de la corrupción", dijo Iglesias a Rajoy durante la primera de las múltiples intervenciones parlamentarias que protagonizó en la primera sesión del debate de moción de censura.

    El secretario general de Podemos —que también es el candidato alternativo a Rajoy en la moción de censura— justificó su iniciativa destituyente porque "los ciudadanos no se merecen desayunar cada día con un nuevo caso de corrupción".

    Los debates parlamentarios sobre la moción de censura no tienen limitación de tiempo en España, por lo que la sesión plenaria se prolongó durante ocho horas con la única intervención de Rajoy, Iglesias e Irene Montero, portavoz parlamentaria de Podemos.

    El debate comenzó a las 09.00 (hora local) y a las 16:50 la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, decidió suspender la sesión hasta las 18.00.

    Más aquí: Las bases de Podemos respaldan presentar una moción de censura contra Rajoy

    Las intervenciones de Iglesias y Montero tuvieron como nota destacada su duración, ya que los dos representantes de Podemos dedicaron varias horas a explicar de manera pormenorizada sus motivos para pedir el cese de Rajoy y sus propuestas para España en caso de lograr tumbar al Gobierno.

    Rajoy criticó la forma y el fondo del discurso de Iglesias, a quien acusó —en referencia al exmandatario venezolano Hugo Chavez, que es utilizado de manera constante por los conservadores españoles para atacar a Podemos— de utilizar "un modelo Aló Presidente".

    Las primeras intervenciones de Iglesias se centraron en exponer la corrupción en torno al Partido Popular de Rajoy como una "trama nacional patrimonialista que entiende el Estado y sus instituciones como un patrimonio particular que le sirve para enriquecerse a costa de lo de todos y protegerse de la acción de la justicia".

    El líder de Podemos aseguró reiteradamente que "no es normal que gobierne un partido que concurre a unas elecciones habiéndose financiado ilegalmente".

    Lea también: Experto: si Rajoy no comparece en su moción de censura será una burla ante el Parlamento

    El eje central de las críticas de Iglesias a Rajoy fue la corrupción de su partido, pero su discurso también abordó otros asuntos como la cuestión catalana, la política fiscal o la precariedad laboral.

    En su exposición de programa de Gobierno como candidato alternativo, Iglesias propuso resolver estos problemas mediante la celebración de un referéndum con garantías jurídicas, la aplicación de políticas destinadas a aumentar la recaudación, la puesta en marcha de herramientas de lucha contra el fraude y la implementación de un plan contra la pobreza.

    Las réplicas de Rajoy se centraron en negar la existencia de los problemas señalados por Iglesias y en acusar a su contrincante de "pintar una España negra" para conseguir réditos políticos.

    "Su experimento de populismo de izquierdas a la española se disuelve a marchas forzadas como el hielo al sol; solo son capaces de apuntalarlo con ficciones de miseria como la que nos ha brindado en su discurso", dijo Rajoy a Iglesias.

    El dirigente conservador intentó desviar la atención y presentar el debate de su moción de censura como un examen a Iglesias en su calidad de candidato alternativo.

    "Usted es el candidato y tiene que venir a examinarse y, en mi opinión, usted no aprueba ni de lejos", afirmó Rajoy.

    En cuanto a la cuestión catalana, el presidente del Gobierno español rechazó las acusaciones de Iglesias —que de manera reiterada le culpó de ser el mayor acicate del independentismo por su hostilidad al derecho a decidir— e insistió en que no va aceptar un "referéndum secesionista" para "liquidar la soberanía nacional".

    La sesión continuará en la tarde de este martes, pero lo exhaustivo de las exposiciones y el hecho de que la mayoría de grupos parlamentarios aún no pudieron intervenir hacen esperar que el debate se prolongará como mínimo hasta el miércoles.

    En principio, la moción de censura será rechazada ya que partidos como los socialdemócratas del PSOE o los liberales de Ciudadanos ya anunciaron que no apoyarán la medida.

    Lea más: Podemos ve legítimo que Cataluña consulte a los ciudadanos

    A pesar de la perspectiva de derrota de su iniciativa, Iglesias defendió su pertinencia para propiciar el debate parlamentario y "evitar que el Partido Popular pueda presentar la corrupción y la precariedad como algo normal".

    Por su parte Rajoy opinó que presentar una moción de censura a sabiendas de su falta de apoyo supone "degradar" la herramienta parlamentaria con el único objetivo de crear "agitación social".

    Además:

    Rajoy se enfrentará a la primera moción de censura en 30 años
    Gobierno español considera que no hay "razones objetivas" para una moción de censura
    Independentistas catalanes aceptan dialogar sobre la moción de censura a Rajoy
    Etiquetas:
    moción de censura, soberanía, corrupción, Podemos, Partido Popular de España, Pablo Iglesias, Mariano Rajoy, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook