En directo
    España
    URL corto
    110
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La Fiscalía Anticorrupción solicitó el ingreso inmediato en prisión de tres de los principales empresarios de la trama corrupta Gurtel, condenados por amañar contratos con el Gobierno de la Comunidad Valenciana cuando éste estaba integrado por miembros del Partido Popular de Mariano Rajoy.

    Estas peticiones, según informó el diario El País citando a fuentes judiciales, se produjeron durante las comparecencias de los condenados para conocer las medidas cautelares que deben cumplir tras ser sentenciados.

    En concreto, Anticorrupción solicita el inmediato encarcelamiento de los empresarios Francisco Correa, Álvaro Perez (conocido como "el bigotes) y Pablo Crespo (que fue miembro del Partido Popular).

    Francisco Correa, considerado el principal cabecilla de la trama (Gürtel significa Correa en alemán), fue condenado el pasado viernes a 13 años de cárcel y una multa de casi cuatro millones de euros por sus actividades ilícitas en Valencia.

    Lea más: Implican a tres grandes constructoras españolas en caso de corrupción que afecta al PP

    Pablo Crespo afronta una pena similar mientras que Álvaro Pérez tiene una condena de 12 años de cárcel.

    Entre los 11 condenados en esta causa destaca la presencia de la exconsejera de Turismo, Milagrosa Martínez, del Partido Popular, que afronta una pena de nueve años de prisión por "alterar los criterios de adjudicación de los contratos" y "beneficiar irregularmente" a empresas de la trama corrupta.

    Según la sentencia condenatoria, el grupo de empresas de Correa se creó "para influir en la administración, manipular concursos públicos y lucrarse aplicando unos márgenes desproporcionados, duplicando partidas o facturando gastos inexistentes".

    Además de esta causa, Correa afronta procesos referentes a una posible financiación ilegal del Partido Popular y a ramificaciones de la trama corrupta que llegan hasta Madrid.

    Según explicó Correa en una de sus declaraciones judiciales, en repetidas ocasiones entregó sobres con dinero negro a altos cargos del partido a cambio de adjudicaciones de obras para su grupo empresarial o para otros, a los que prestaba servicios como mediador.

    Su presencia era tan habitual en la sede nacional del partido conservador en Madrid que, según explicó él mismo, "tenía una tarjeta como los miembros de la ejecutiva del partido y no pasaba por ningún escáner" para acceder al edificio.

    El pasado fin de semana tuvo lugar el congreso estatal del Partido Popular, en el que la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, admitió que la formación conservadora se vio afectada "de forma transversal" por los numerosos casos de corrupción salidos a la luz en los años recientes.

    La dirigente conservadora subrayó que el partido "admitió sus errores" e "hizo propósito de enmienda".

    Lea también: Rajoy no declarará en el macrojuicio por corrupción

    Sin embargo, el Partido Popular, que se sienta en el banquillo de los acusados en uno de los juicios de la trama Gürtel por supuesta financiación ilegal, volvió a ser objeto de polémica después de que sus representantes legales se negaran este lunes a prestar declaración y esclarecer ante el juez los hechos que se le imputan como partícipe a título lucrativo de supuestas actividades ilícitas.

    Además:

    Fiscalía se opone a que Rajoy testifique en el juicio del caso Gurtel
    Comienza en España el macrojuicio por corrupción que afecta al Partido Popular
    La corrupción pasa factura a los votantes de la derecha en Madrid
    Etiquetas:
    corrupción, Gurtel, Partido Popular de España, Mariano Rajoy, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook