03:55 GMT +316 Noviembre 2019
En directo
    Artur Mas con Irene Rigau y Joana Ortega ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en Barcelona

    Expresidente catalán defiende la legalidad de la consulta soberanista

    © REUTERS / Albert Gea
    España
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El expresidente del Gobierno catalán y presidente del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDECAT), Artur Mas, defendió ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña la legalidad de la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014.

    "Fue completamente legal y democrático", aseguró Artur Mas durante su declaración en la primera jornada del juicio en el que está acusado de delitos de desobediencia grave y prevaricación por impulsar y permitir la consulta.

    El político independentista, que se negó a responder a las preguntas de la Fiscalía y de la Acusación Popular, admitió ser el responsable político de la consulta, aunque negó haber incurrido en ningún delito.

    "Efectivamente, la iniciativa política del 9N fue mía, ya que yo era el presidente de la Generalitat (el Gobierno catalán)", expresó Mas.

    No obstante, el expresidente catalán, que afronta una posible pena de inhabilitación para casi diez años y una multa de 36.000 euros, aseguró que, tras la prohibición por parte del Tribunal Constitucional, el formato de la consulta fue cambiado para ajustarse a la legalidad.

    "Decidimos cambiar el formato, manteniendo la pregunta y la fecha. pero la consulta no fue organizada por la Administración, sino por gente de fuera", apuntó el expresidente.

    Según el político catalán, la consulta "no se habría podido llevar a cabo la consulta sin la participación generosa de 42.000 voluntarios que ayudaron a cubrir con garantías todas las mesas".

    Es decir, el exgobernante mantiene que el Gobierno interrumpió los preparativos del referéndum tras conocer la prohibición del Constitucional y que únicamente dio soporte a la sociedad civil, que finalmente fue quien realizó el proceso sin la implicación del Ejecutivo.

    Además, el presidente catalán niega haber podido incurrir en un delito de desobediencia porque la sentencia del Tribunal Constitucional era "imprecisa" y no advertía de las consecuencias legales de no interrumpir el proceso participativo.

    "Contrapuse dos deberes: cumplir el mandato parlamentario o atender la resolución imprecisa del Tribunal Constitucional", aseguró Mas.

    En cuanto a la idoneidad política del referéndum, Mas defendió que el 9N no fue una "ocurrencia" sino "la consecuencia de unas elecciones democráticas".

    "No se trataba de hacer una consulta o proceso participativo con vinculaciones legales inmediatas, sino de conocer la opinión de la gente después de inmensas movilizaciones ciudadanas", detalló el expresidente.

    En la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014 participaron 2,3 millones de personas, de las que un 80,76% votó a favor de la independencia de Cataluña.

    Además del expresidente, en este proceso serán juzgadas dos integrantes de su antiguo equipo de Gobierno, la exvicepresidente Joana Ortega y la exconsejera de Enseñanza Irene Rigau.

    Otro antiguo miembro del Gobierno catalán, el exconsejero de Presidencia, Frances Homs, afronta también un proceso por la consulta soberanista.

    La causa de Homs se produce al margen de la de sus excompañeros dado que actualmente es diputado en el Parlamento español, lo que le confiere una condición de aforado que le protege judicialmente y hace que sólo pueda ser juzgado por el Tribunal Supremo.

    Además:

    La Justicia rechaza que Rajoy testifique en el juicio por la consulta soberanista
    Expresidente catalán pide que Rajoy declare en el juicio por la consulta soberanista
    El soberanismo llama a la movilización ante el juicio contra el expresidente catalán
    Etiquetas:
    juicio, consulta soberanista, Tribunal Supremo de España, Irene Rigau, Joana Ortega, Artur Mas, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik