11:13 GMT +316 Diciembre 2019
En directo
    Francisco Franco, dictador español

    Carta del padre de Franco a su hijo: "Te consideré como sentenciado a muerte"

    © AP Photo /
    España
    URL corto
    6115
    Síguenos en

    El diario ABC ha publicado una carta inédita de Nicolás Franco a su hijo, Francisco Franco, dictador de España entre 1936 y 1975, escrita el 9 de septiembre de 1936, tan solo dos meses antes de la Guerra Civil que llevaría al general al poder.

    La misiva fue escrita por Nicolás Franco desde Madrid, donde estaba viviendo una situación económica desesperada. Esta es la razón que lo llevó a escribirle, a pesar de la difícil relación que había entre padre e hijo.

    "En los diez folios, escritos a mano, Nicolás se dirige al destinatario como 'querido hijo', rechaza el 'odio sangriento de clases' generado por la 'infección comunista', teme que la guerra se prolongue demasiado y revela sus planes frustrados de emigrar a Portugal. Pero el motivo último de la carta es una petición expresa de ayuda para poder cobrar su 'retiro': 'Llevo mes y medio gestionando que se me abone mi haber de retiro sin conseguirlo y me veo obligado a contar los garbanzos y a estrecharme para estirar el dinero que traje de Madrid'", revela el rotativo español.

    Entre otras cosas, el progenitor muestra preocupación por el futuro de su hijo: "Cuando me enteré del movimiento y la parte que en él te cayó, te consideré como sentenciado a muerte: si pierde y lo cogen porque lo fusilan; si gana y se hace el amo de la Nación porque lo asesinan como a Canalejas, Dato y demás políticos gobernantes".

    El padre de Franco no es optimista ante el futuro que le espera a su hijo: "Si triunfáis (…), antes de seis meses te verás obligado a dimitir y marcharte para el extranjero".

    Nicolás Franco también muestra su decepción ante lo ocurrido en los años anteriores a la carta: "Parece mentira que se haya podido permitir tranquilamente la propaganda para llegar a tal estado en un periodo de Gobierno de dos años de derechas y en un pueblo de vida tan desahogada y donde podemos decir que la mayoría se compone de burgueses y donde apenas hay ricos ni clases capitalistas".

    Además, muestra su pesimismo con respecto al conflicto bélico: "En vista de la marcha de la guerra no tengo mucha fe en el éxito de la misma. Lo que debió ser un movimiento salvador rápido degenera en una sangrienta guerra civil de conquista larga, costosa y estremecedora".

    En el texto, el padre del dictador entrelaza los dolores personales —"Me indigna mi inutilidad y me desespera el papel pasivo que mi falta de salud me impone en estas circunstancias que reclaman la máxima actividad de todos"— con la crítica a la sociedad que lo rodea: "Hacer a los obreros promesas que luego no se pueden cumplir, sistema de los socialistas, cuando lo que se precisa es hacerles comprender que para que haya trabajo es necesario abaratar el precio [por] hora del mismo para que nuestras industrias puedan competir con las del extranjero".

    Incluso tiene tiempo para darle consejos a su hijo Francisco sobre cómo debería funcionar el mercado laboral: "En lugar de derechos, lo que hay que establecer es un código de deberes que han de tener los obreros como todo el mundo tiene en su profesión y esto es lo que hay que hacerles comprender".

    Al final, pide ayuda a su vástago, esperando conseguir algo de dinero para poder sobrevivir. "Te adjunto y te ruego me devuelvas la nota remitida por mí a Burgos", se puede leer al final.

    ​La carta publicada por el diario ABC se encontraba en un sobre en el archivo del dictador, por lo que se puede suponer que el hijo nunca la devolvió. Pero es imposible saber si Francisco Franco ayudó a su padre de algún modo o si lo dejó morir en la pobreza.

    Además:

    Esquerra Republicana pide revocar los honores que España aún mantiene a Franco
    Barcelona expone una escultura de Franco sin cabeza en plena calle
    Retiran la polémica estatua de Franco decapitado en Barcelona
    Etiquetas:
    Francisco Franco, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik