En directo
    España
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La inclusión de activistas, políticos y periodistas españoles en una lista de opinión "prorrusos" por parte de la fundación de Soros supone "traspasar una línea roja" que debería propiciar la puesta en marcha de "medidas legales y políticas", explicó a Sputnik Nóvosti el analista de temas internacionales Juan Antonio Aguilar.

    "Hacer listas negras de personas desafectas a una potencia es algo infame: deberían impedir las actividades de Soros dentro de España", opinó Aguilar sobre los documentos filtrados por DC Leaks en los que se demuestra que la OSIEF elaboró una lista identificando como "formadores de opinión prorrusa" a cerca de medio centenar de personas en el marco de un plan para influir en la opinión pública española sobre la cuestión ucraniana.

    Este analista incide en que "no se puede seguir consintiendo que entidades financiadas tanto por organismos públicos como por grandes bancos se presenten como imparciales y prestigiosas" al tiempo que se dedican a "señalar a ciudadanos españoles desafectos a una determinada política internacional".

    "¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Atentar contra ellos por las calles?", se pregunta Aguilar, que considera que los documentos filtrados por DC Leaks muestran que "se han pasado determinadas líneas rojas que no se deben sobrepasar nunca".

    El excomandante y analista internacional destaca que el hecho de constar en una lista como "formador de opinión prorusa" puede crear muchos problemas en el ámbito profesional a un periodista.

    "Si esa persona tiene que cambiar de empleo puede que algunos medios no quieran contratarle al haber quedado señalado previamente, esto es muy grave", señala Aguilar, que también es director El Espía Digital, una página web dedicada al análisis de la política internacional.

    La publicación que dirige Aguilar, según explica él mismo, se está planteando mandar un escrito a la Fiscalía para que se investigue la posible comisión de delitos por parte de la OSIEF.

    "Consideramos que se están vulnerando derechos fundamentales", dice el analista.

    En opinión de Aguilar, más que perseguir a los investigadores del laboratorio de ideas CIDOB encargados de realizar la lista, Nicolás de Pedro y Marta Ter, se deben tomar medidas "contra las actividades del magnate George Soros en España".

    "Cuando se está dentro de un entramado orgánico, como puede ser un medio de comunicación importante o un laboratorio de ideas, la opinión viene determinada por quien paga la nómina", explica Aguilar.

    Por tanto, a su modo de ver, "más allá de las posibles represalias contra esas dos personas, lo importante es que al señor Soros se le impidan este tipo de actividades en España".

    "Se dedica a poner capital para unas actividades que no solo rozan lo ilegal, sino que son indignantes: si un magnate español se dedicase a hacer listas de estadounidenses desafectos a una política determinada lo echarían del país", sentencia este analista. 

    Silencio mediático

    La escasa relevancia mediática que están teniendo los documentos filtrados por DC Leaks sobre cómo la Open Society Initiative for Europe (OSIEF) del magnate George Soros elaboró un plan para imponer en España una narrativa sobre el conflicto ucraniano favorable a sus intereses supone un "escándalo" que pone de manifiesto lo difícil que es contrarrestar el poder de los oligarcas a la hora de configurar la opinión pública, indicó Aguilar.

    "Los planes se elaboraron en secreto, con nocturnidad y alevosía, solo hemos conseguido conocerlos gracias a una filtración y aquí nadie se escandaliza ni dice nada, es algo extraordinariamente escandaloso", opina Aguilar.

    Una megafiltración de la Fundación para una Sociedad Abierta (Open Society Foundation) reveló el lunes numerosos documentos de la institución, entre ellos un documento donde aparecen decenas de periodistas, activistas y políticos españoles a los que identifica como "prorrusos".

    En concreto, se denomina "creadores de opinión prorrusa en Twitter" a 49 periodistas, activistas y políticos españoles, según un documento publicado en el portal DCLeaks.com.

    Los autores de dicho estudio son Nicolás de Pedro y Marta Ter, dos investigadores del CIDOB, un importante think tank español.

    A su modo de ver, "lo más grave y lo que más debemos temer" es que "esto pase como una noticia de verano y todo siga igual, con Soros pagando a gente para construir un relato de la realidad que vaya con sus intereses".

    La construcción de ese relato, que según los documentos filtrados recomienda obviar las narrativas sobre el fascismo en Ucrania, supone "jugar con los ciudadanos y la opinión pública ocultando la realidad", algo que a ojos de Aguilar es la antítesis de la labor de la prensa libre.

    "No es que estemos hablando de algo que fuera desconocido, pero lo importante es que ahora tenemos la prueba fehaciente de que son prácticas habituales para señor y otras entidades que, bajo una apariencia privada, pero sostenidos con ayudas públicas, intentan conformar una opinión pública acorde a intereses en temas de gran importancia internacional", argumenta este analista.

    En opinión de Aguilar, "cuando se domina a niveles tan altísimos los medios de comunicación es muy difícil hacer un contrapeso a esa campaña mediática" ya que "se carece de unos instrumentos" cuyo coste es tan grande que "solo los grandes oligarcas pueden acceder a ellos".

    "Lo hemos visto en el caso de Venezuela, con la campaña cansina y permanente que se ha llevado en España contra el Gobierno de Maduro, también lo vimos en Argentina cuando gobernaba Kirchner o en Bolivia y Ecuador con Evo Morales y Correa".

    Los documentos de DC Leaks muestran que la OSIEF financió con 6.500 dólares este proyecto para elaborar un mapa del debate sobre el conflicto ucraniano en España.

    "Hay que pensar que se ha pagado 6.500 doláres por la elaboración de los dos folios en los que aparecen direcciones de Twitter de personas señaladas como prorrusos, son unas cantidades de dinero ridículas por un trabajo nimio que puede hacer cualquiera buscando por internet", afirma.

    Aguilar sostiene que esto demuestra que "se está poniendo mucha carne en el asador" y que se está poniendo mucho capital en movimiento para "intentar contrarrestar la opinión alternativa e independiente a la que se difunde por los medios de comunicación comerciales".

    "Si se quiere construir un relato nuevo que obedezca a determinados intereses se debe ocultar lo que realmente está pasando, lo primero para imponer un relato es acabar con la realidad, por eso señalan a los que están dispuestos a contar esa realidad", dice Aguilar.

    Este analista sostiene que "hay cosas muy graves en los documentos".

    A su modo de ver, entre ellas destaca "la intención de intervenir o influenciar en las elecciones europeas en favor de ciertos candidatos".

    Más: Revelan el verdadero rostro del 'filantropismo' de Soros

    "Esto choca con una sociedad que presume de ser muy democrática ante el resto del mundo", sentencia Aguilar.

    Además:

    Las intenciones inconfesables de la 'filantropía' de Soros
    Opinión: “Occidente lanza una caza de brujas contra las voces disidentes”
    Rusia declara 'indeseables' a dos ONG del magnate George Soros
    Etiquetas:
    Fundación de Soros, OSIEF, Juan Antonio Aguilar, George Soros, Rusia, España, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook